NoticiasTrabajo logo Aviso de la DGT a los conductores con problemas de visión

Aviso de la DGT a los conductores con problemas de visión

Hay que revisar la capacidad visual antes de ponerse al volante: casi el 80% de la población española tiene algún problema de visión. La DGT tiene un mensaje para ellos.

Aviso DGT: motivos por los que se multa si tienes problemas de visión Nuevo aviso de la DGT
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Casi el 80% de la población española tiene algún problema de visión. Así se expone en el informe “La Visión en España 2020”, que ha utilizado la Dirección General de Tráfico (DGT) para lanzar su último aviso: hay que revisar nuestra capacidad visual antes de ponernos al volante. Las cifras hablan por sí solas: un 42% tiene presbicia, un 30% miopía, un 39% astigmatismo y un 18% hipermetropía. Datos a tener en cuenta sabiendo que la mayor parte de información para conducir llega a través de la vista.

La asesora médica de la DGT, Elena Valdés, ha publicado las recomendaciones que deben seguir estos conductores. Pautas que, aun siendo necesarias, se tienden a olvidar: 

  • Utilizar gafas o lentes de contacto.
  • De necesitar gafas “de cerca”, se recomienda utilizar unas gafas progresivas pa­ra observar mejor la información que se recibe a través del tablero del coche (velocidad, GPS…). 
  • Usar gafas de sol que eviten el exceso de luz.
  • Si se notan dificultades para con­ducir de noche, como no distinguir bien las señales o no calcular bien la profundidad, evitar conducir en esta franja o cuando haya malas condiciones de luminosidad (llu­via, niebla…). 
  • Reducir la velocidad: al au­mentar la velocidad se reduce el campo de visión. 
  • De tomar algún fármaco que afecta a la visión, seguir los consejos del médico y evitar la conducción nocturna.
  • Si el oftalmólogo, con motivo de una exploración, dilata la pu­pila, no conducir hasta que no se pase el efecto de la medicación.
  • Procurar conducir por rutas co­nocidas y poco concurridas.

¿Qué agudeza visual se exige para conducir? 

Lo primero que se revisa en los reconocimientos médicos para obtener o renovar el carnet de conducir es la exploración de la agudeza visual. Según la normativa, se exige una agudeza visual binocular del 0,5 (con o sin corrección), aunque el conductor siempre debe conducir con la mejor visión posible: si se logra una visión superior al 0,5 con gafas o lentes de con­tacto, aunque no se esté obligado a llevarlas, hay que ponérselas.

También hay que tener en cuenta que en malas condiciones de iluminación, como ocurre de noche, la agudeza visual se reduce, siendo necesario contar con una adecuada sensibilidad al contraste. Esto es, tener la habilidad de identificar un objeto y diferenciarlo del fondo en el que se encuentra. Cuando esta sensibilidad se altera, hay que evitar conducir del anochecer al amanecer. 

Alteraciones en la visión nocturna

Debido al envejecimiento general de la población, el porcentaje de personas con alteraciones en la visión nocturna ha aumentado. El deslumbramiento y la discapacidad que produce, cuando se alarga el tiempo para recuperar de nuevo la visión, aumenta con la edad, incluso aunque se tengan unos ojos sanos. Todavía se incrementa más en las personas con cataratas, siendo más frecuente en las operadas de cirugía refractiva. 

Importante es, recuerda la DGT, el campo visual. Aunque no se sufra ninguna patología, hay circunstancias que pueden hacernos perder campo visual, como algunos elementos de la estructura del vehículo. Para reducir este efecto, se debe hacer un uso continuo de los retrovisores e incrementar los movimientos de rotación del cuello. 

El último factor a tener en cuenta es el alcohol. Si lo añadimos a la conducción nocturna, no solo se verán afectadas las aptitudes psicomotoras, el grado de atención y el tiempo de respuesta, también se puede alterar la calidad de la visión. Conforme aumente la concentración de alcohol en sangre, más disminuirá la capacidad de discriminación visual y la capacidad de recibir estímulos visuales periféricos.