NoticiasTrabajo logo La DGT avisa: la señal que nadie respeta y puede costar 200 euros y 4 puntos de carnet

La DGT avisa: la señal que nadie respeta y puede costar 200 euros y 4 puntos de carnet

La señalización, tal y como se encarga de recordar la DGT, es uno de los aspectos clave y puede costar 200 euros y retirada de puntos de carnet.

 La DGT avisa: la señal que nadie respeta y puede costar 200 euros y 4 puntos de carnet Nuevo aviso de la DGT para los que no respeten esta señalización.
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Convertirlo en un ceda el paso, no detener el coche del todo aunque no haya vehículos, no mirar a ambos lados o, directamente, saltárselo. La señal de tráfico de stop es una de las que acumula más problemática en materia de Seguridad Vial, el gran objetivo que se ha marcado la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Gobierno de España tras la última de Ley de Tráfico, que pretende reducir la siniestralidad al 0% en 2030.

Las señales de tráfico son uno de los principales preceptos de la circulación de vehículos. Por no decir el que más. La primera regla. Ordenan la circulación, otorgan preferencias y evitan accidentes basándose en su representación. La señal de stop, concretamente, es una de las de obligado cumplimiento: su representación a una parada antes de continuar la marcha por motivos de seguridad y estratégicos.

Intersecciones con visibilidad reducida, incorporaciones a vías o para cambiar de sentido en los que hay tráfico en ambas direcciones. Es decir, está pensada para que el conductor pare sí o sí. Por su bien y por el de los demás. Saltarse un stop puede tener consecuencias irreversibles. Pero aún así, a pesar del alto peaje por ello, más allá de la multa, y de ser una de las señales más conocidas, es una de las menos respetadas.

¿Cómo hacer bien un 'stop'?

Es una de las primeras lecciones teóricas y prácticas de la autoescuela y uno de las principales cuestiones a tener en cuenta como principio básico de la conducción en el examen de conducir. En ese momento se le brinda toda la atención y el cuidado del mundo, pero una vez pasado, suele perderse o diluirse esa atención al hacerlo.

La DGT vuelve a recordar cómo hay que hacerlo. ¿Dónde hay que pararse ante una señal de stop? No es necesario detenerse completamente justo a la altura de la seña, sino en la línea, donde haya visibilidad, que suele ser un poco más adelante. Eso sí, sin invadir la intersección. Una vez comprobado que no viene ningún vehículo tras mirar a ambos lados, contaremos hasta tres y se reanudará la marcha. De hecho, puede que la señal no sea horizontal y esta se encuentre pintada en el suelo, a la altura de la línea que indica la detención del vehículo.

¿Cuál es la multa por saltarse un stop?

Según el artículo 151 sobre señales de prioridad del Código de Tráfico y Seguridad Vial, la señal R-2 (stop) obliga a todo conductor a: “Detener su vehículo ante la próxima línea de detención o, si no existe, inmediatamente antes de la intersección, y ceder el paso en ella a los vehículos que circulen por la vía a la que se aproxime”.

No realizar correctamente una señal de stop es una falta sancionable. Es decir, detenerse completamente y mirar a ambos sentidos a pesar de que no venga ningún vehículo. No hacer esto está catalogado en como una infracción grave según el artículo 76 de la Ley de Seguridad Vial y multado con una sanción económica de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos. Aunque la multa puede reducirse al 50% por pronto pago dentro del plazo estipulado, que suele ser de 20 días naturales a partir de la notificación.

Aunque hay que tener en cuenta que esta infracción, al conllevar pérdida de puntos, es una en las que es necesario identificar al conductor. De no hacerlo, la cuantía de la sanción puede aumentar: “Será el doble de la prevista para la infracción originaria que la motivó, si es infracción leve, y el triple, si es infracción grave o muy grave”. Así lo indica el artículo 80.b de la Ley de Seguridad Vial. Por tanto, puede aumentar hasta los 60 euros.