Sociedad

La DGT avisa cómo debes de actuar si tu vehículo cae al agua

Ante una situación de accidente tal como caer al agua dentro de nuestro vehículo puede suponer perder la calma y no actuar correctamente. La DGT indica cómo debemos proceder para salvar nuestra vida y la de los demás.

La DGT avisa cómo debes de actuar si tu vehículo cae al agua
Aviso de la DGT
Paola Vargas López
Actualizado a:

Vacaciones de verano, continuos desplazamientos en coche y más probabilidad de vernos envueltos en situaciones complicadas. Caer accidentalmente al agua dentro de nuestro vehículo es sinónimo de desesperación y nervios por lo que la misma Dirección General de Tráfico (DGT) lanza un aviso a conductores con los pasos que se deberán de seguir si nos encontramos en esta situación.

Se trata de un siniestro vial que lleva intrínseco el riesgo de ahogamiento, por lo que nos puede llevar a un claro ataque de pánico. El coche tardará en hundirse por lo general entre 30 segundos y 2 minutos de tiempo a lo sumo. De ahí se entiende una necesidad que puede ser la diferencia entre la vida y la muerte: saber reaccionar a tiempo. 

Aunque pueda parecer una situación fuera de lo común, nunca sabemos los peligros que acecha la carretera. Menos ante los fenómemos meteorologicos que se están aconteciendo en los últimos años y que, según los pronósticos, se esperan también para finales de verano y principios del otoño. 

Mensaje de la DGT si caes con tu vehículo al agua

Estos son los pasos que deberás seguir ante esta situación accidental que recomienda la Dirección General de Tráfico.

  1. Al caer al agua si es posible habrá que agarrar fuertemente el volante en posición de 9,15 como si fuera un reloj con el fin de disminuir lo máximo posible el impacto del airbag en nuestro cuerpo.
  2. Una vez en el agua deberemos de quitarnos nuestro propio cinturón de seguridad primero y después quitárselo al resto de los ocupantes que hubiera en el vehículo.
  3. Deberemos de esperar pacientemente a que el vehículo se llene de agua casi por completo de agua aprovechando las burbujas de aire que queden en su interior para después ya sí abrir las puertas del coche y poder salir nadando.
  4. Quitarse los zapatos y ropa de abrigo que puedan impedirnos nadar con soltura, inspirar aire y nadar a la superficie siguiendo siempre las burbujas de aire para no perder la orientación.

Una aclaración importante es este último punto en el que los nervios y pérdida de control puede llevar a muchos a que la primera reacción sea la de intentar abrir las puertas del coche cuando comienza el agua a entrar, con el pánico de estar hundiéndose y ahogarse, pero tal y como indica la misma DGT, no es lo correcto.

El motivo no es otro que este: no podrás abrir las puertas hasta que se igualen las presiones. El agua comenzará a entrar en el habitáculo y lo más probable es que esté fría, pero para llenar por completo el espacio interior del vehículo tendrá que desalojar el mismo volumen de aire, por lo que este proceso puede llevar un rato.

Al equipararse las presiones interiores y exteriores el esfuerzo que habrá que realizar será mucho menor, por lo que será más sencillo abrirlas y escapar.

¿Romper las ventanas para escapar del coche?

Otra de las opciones es romper las ventanas para escapar si no queremos proceder a que el coche se vaya llenando de agua para poder abrir las puertas. Para ello, deberemos abrir las ventanas cuanto antes para que el agua vaya entrando poco a poco. Si éstas son eléctricas, el mecanismo funcionará todavía hasta pasados unos 3 minutos de tiempo aproximadamente.

Si ya no funcionan o están bloqueadas, habrá que romperlas con algún objeto contundente (recomendable llevar en la guantera un pequeño martillo de emergencia con cuchilla especial para cortar cinturones, que se puede comprar en Amazon por 9,40 euros) .

O también se pueden romper extendiendo las piernas y golpeando el centro del vidrio con los dos pies con mucha fuerza. Nunca se intentará con el parabrisas ya que es mucho más resistente que el resto de ventanas.

ARCHIVADO EN: