NoticiasTrabajo logo Así se puede cobrar el Ingreso Mínimo Vital con un sueldo o subsidio por desempleo

Así se puede cobrar el Ingreso Mínimo Vital con un sueldo o subsidio por desempleo

La Seguridad Social explica cómo los solicitantes del IMV pueden complementarlo con un sueldo o el subsidio por desempleo.

Así se puede cobrar el Ingreso Mínimo Vital con un sueldo o subsidio por desempleo Como alternar el IMV con un sueldo o un subsidio por desempleo.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) es una prestación no contributiva del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que está siendo una auténtica revolución desde que se comenzó a cobrar hace dos años. Los requisitos para acceder a él, que se detallarán más adelante, son muy sencillos. Lo importante de esta ayuda es que los trabajadores, tanto los que están en activo como los que se encuentran desempleados, pueden solicitarlo y alternarlo con un sueldo y con un subsidio por desempleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Antes de entrar a detallar cómo cobrarlo, hay que indicar que durante los meses de mayo y junio, el IMV ha experimentado un incremento del 15%, mediante un real decreto para hacer frente a los problemas económicos de la pandemia y dentro del plan de choque del Gobierno por la escalada de precios de carburantes, energía y alimentación que se está experimentando en 2022. 

Por tanto, no es solo una simple ayuda, sino que se ha perfilado, desde su implantación, como una garantía para dar cobertura económica a los colectivos más desfavorecidos socialmente. Así, se garantiza que haya unidades familiares o personas que viven solas con un nivel mínimo de ingresos, tanto si están empleados como si son beneficiarios del paro o de algún subsidio por desempleo. 

Así se puede cobrar el IMV con un sueldo o subsidio por desempleo

Los ingresos de renta de las personas que quieran acceder a esta prestación no contributiva de la Seguridad Social, deberán ser menores que la cuantía que le depara el IMV a su unidad de convivencia. En esa situación, el importe a percibir corresponderá con la diferencia entre esos ingresos y el tope establecido en 2022 según con quien viva el solicitante.

Por ejemplo, una persona que viva sola y que tenga un sueldo de 600 euros por un trabajo, el importe de lo que percibirá será la diferencia que hay con su tope establecido por vivir solo y su salario mensual. Por tanto, al mes cobrará 1.115,37 euros mensuales, con el 15% ya incluido, mientras sus rentas no cambien. 

En el caso de percibir un subsidio por desempleo, este tiene una cuantía fija mensual de 463,21 euros mensuales, repartido en 12 pagas. Si el trabajador desempleado tiene esa renta única al año y vive solo, podrá recibir 526 euros mensuales de IMV, por lo que a final de mes, recibirá entre las dos ayudas casi 990 euros.

¿Qué ingresos son compatibles son el IMV?

Además de subsidios y sueldos, esta ayuda puede ser cobrada con otro tipo de ayudas, tanto contributivas o no. Hay que recordar que no es una cuantía fija, sino que viene determinada por el tipo de prestación. Desde la Seguridad Social, afirman que puede ser compatible con:

  • La prestación por desempleo.
  • La Renta Activa de Inserción (RAI).
  • Cualquier modalidad de pensiones contributivas.
  • Becas de formación y ayudas al estudio.
  • El futuro bono social del alquiler destinado a jóvenes que ya está preparando el Gobierno. 

¿Qué requisitos hay que cumplir para poder acceder a un IMV?

Todos aquellos solicitantes que deseen solicitar el IMV tienen todo el año 2022 para mandar la solicitud a la Seguridad Social. Pero antes tienen que cumplir estas condiciones previas:

  • Residir legalmente en España, al menos durante un año anterior a que se perciba. Esto no deben cumplirlo las víctimas de violencia de género o de trata de humanos y de explotación sexual.
  • Estar en una edad comprendida entre los 23 y los 65 años. Los mayores de edad también podrán solicitarlo cuando tengan un hijo a cargo.
  • Presentar una declaración de rentas del ejercicio económico anterior para demostrar que se está en una situación de vulnerabilidad económica.
  • La unidad de convivencia en la que convivan deberá estar formada con al menos seis meses de antigüedad.
  • Las personas que vivan solas no deben haber pertenecido a ninguna unidad familiar en los últimos tres años.
  • Los solicitantes desempleados deben encontrarse registrados como demandantes del empleo en el SEPE.
  • Deberán cumplir con un límite de ingresos establecido para el 2022: estos van desde los 17.698,80 euros anuales, para una sola persona, hasta los 92.033,76 euros al año, en el caso de familias con cuatro adultos y un menor.