Pensiones

Los 4 cambios que afectarán a las pensiones de la Seguridad Social en 2023

Desde la Seguridad Social avisan de los próximos 4 cambios que van a sufrir las pensiones de cara a 2023. Estos serán los principales frentes de Escrivá.

Estos son los próximos cambios en las pensiones de cara a 2023
Cambios en las pensiones 2023
Isabel Gómez
Actualizado a:

La Seguridad Social y sus pensionistas se enfrentan a varios cambios de cara al próximo 2023. Y es que en los últimos diez años el sistema de pensiones del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha sufrido varias modificaciones que han podido comprobar sus pensionistas. Por ello, muchos se pregunta cuáles van a ser los próximos cambios en las pensiones el siguiente ejercicio económico.

La última se produjo a comienzos de este año, cuando se introdujeron las primeras novedades de la reforma Escrivá. Con la entrada del año, los beneficiarios de las pensiones contributivas y las pensiones no contributivas vieron cómo se revalorizaron sus pensiones, conforme al IPC, y la jubilación anticipada presentaba novedades. Sin embargo, para el 2023, se producirán nuevos cambios con el fin de aumentar la edad legal de jubilación e incrementar los periodos de cotización. Unas cuestiones que sí cambiarán el cálculo del importe a recibir.

Y es que, desde el 2023, el sistema de pensiones está viendo como se va retrasando la edad ordinaria y legal de jubilación. ¿El objetivo? Pues que a partir de 2027, la edad legal de retiro del mercado laboral quede fijada en los 67 años. Además, se ha ido estableciendo un límite de cotización, es decir, un periodo mínimo que se tendrá que cumplir sí o sí, si se quiere abandonarla a los 65 años. Para explicar mejor este tema, se va a adjuntar una tabla donde se refleja cómo ha evolucionado la edad de jubilación:

¿Cuáles son todos los cambios que sufrirán las pensiones en el 2023?

Desde la Seguridad Social aseguran que varios cambios van a venir en el próximo año. El ministro de la Seguridad Social, sigue afirmando que las pensiones deberán revalorizarse en el próximo año debido a la inflación. Esta inauguró el verano situándose en los dos dígitos, algo que no tiene pinta de descender. Además, en el último trimestre del año, la situación del IPC es decisiva para fijar las cuantías de las pensiones en la previsión de los Presupuestos Generales del Estado 2023. Pero, ¿qué más cambios se van a producir?

Destope de las cotizaciones e incremento de la cuantía máxima de la pensión

En los presentes PGE, la cuantía máxima a cobrar por cualquier beneficiario de una pensión contributiva de la Seguridad Social es de 2.819,19 euros mensuales. Este destope de las cotizaciones y el aumento de la cuantía tienen como finalidad incrementar la contribución de las rentas más altas para hacer más "sostenible" el sistema de las pensiones. Y es que se pretende que las cuantías se sigan revalorizando con el IPC.

Modificación edad de jubilación

Como se ha mencionado, la edad de jubilación se retrasa. A partir del 1 de enero, la edad de jubilación legal será de 66 años y cuatro meses para las personas que no lleguen a cumplir con un periodo de cotización de 37 años y nueve meses. Esto se traduce en una incremento progresivo de dos meses para la edad de jubilación y de tres meses para el periodo de cotización. Por el contrario, mientras se cumplan con los años cotizados exigidos, el trabajador podrá hacer su retiro a los 65 años.

En el 2027, periodo en el que se establece esta fórmula, la edad legal de jubilación se impondrá a los 67 años para todos aquellos que acrediten una cotización de 38 años y seis meses. La edad ordinaria sí que seguirá siendo a los 65 años.

Modificación en el método de cálculo de las pensiones

Por regla general, este obliga al trabajador a que cotice un número específico de años para que se tenga el derecho al 100% de la base reguladora (lo que se conoce como el 100% de la pensión). Esto también va a ir evolucionando, por lo que se estima que se incremente el tiempo necesario para llegar a ese porcentaje.

Al comienzo del próximo año, un cotizante de la Seguridad Social estará obligado a haber aportado al sistema contributivo español un mínimo de 36 años y medio para poder cobrar el 100% de la pensión que le corresponde. Esto supone un aumento de medio año, ya que en 2022 solo se necesitará cotizar 36 años. ¿Cómo se consigue esto? Rebajando la velocidad con la que el trabajador consigue los porcentajes extra de base reguladora en cada mes adicional al partir de los 15 años cotizados (el mínimo exigido).

Ampliación del número de años que se tienen en cuenta para el cómputo de las pensiones

Por regla general, para calcular la cuantía de la pensión, se cogen los últimos 25 años, es decir, las bases de cotización de los últimos 300 meses. Tras el acuerdo entre el Gobierno de España con la Comisión Europea, se ha llegado a un compromiso donde se pretende “adecuar a la realidad actual de las carreras profesionales el periodo de cómputo para el cálculo de la base reguladora de la pensión de jubilación.”

La materialización de este compromiso se prevé que se legisle en el último trimestre del año. Ante esto, el ministro Escrivá ya ha anunciado que arrancará el curso político en septiembre, reuniéndose con los agentes sociales para lanzar la primera propuesta.

ARCHIVADO EN: