NoticiasTrabajo logo Esta será la última paguilla que recibirán los pensionistas en enero de 2022

El próximo mes de enero supondrá que los pensionistas recibirán la última paguilla de la historia. Una paguilla que será de algo más de 200 euros debido a que se ha disparado la inflación con el Índice de Precios de Consumo (IPC), algo que ha afectado especialmente a los beneficiarios de una prestación de este tipo a la hora a de comprar. 

Gran culpa de este crecimiento del IPC la tiene el contínuo aumento del precio de la energía que afecta a la electricidad y al gas y que está golpeando diariamente al bolsillo de los pensionistas. Tanto es así que esta subida del precio de la luz afectará también a las arcas del Gobierno de España, quien tendrá que aumentar el gasto en la paguilla de las pensiones el año que viene para tratar de “aliviar el elevado precio de consumo actual”.

Tanto es así, que ya hace algunas semanas, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, explicó que el ejecutivo central iba a destinar 1.900 millones de euros únicamente a la paga extra de las pensiones. Lo que supondrá un golpe económico a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2022, siendo esta una de las razones para que, a partir del año que viene, se elimine definitivamente esta prestación extraordinaria. 

Una paguilla de unos 240 euros extras

En relación a la última paguilla que el Gobierno ha establecido, teniendo en cuenta dicho crecimiento de la inflación que se ha dado a lo largo de este año, hay que destacar que se trata de unos 240 euros “de media”. Aunque no todos los pensionistas recibirán esta paga extra, sino que la cuantía variará, debido a que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) abonará alrededor del 1,4% de la prestación que se esté cobrando de manera anual. 

Esto significa que, en función de la cuantía que se esté cobrando actualmente en la pensión, ya sea contributiva o no contributiva, se recibirá una cantidad u otra. Por lo que se deberá hacer un sencillo cálculo que se mostrará a continuación para así conocer, en diferentes casos, cuánto se va a recibir exactamente en la paguilla extraordinaria en enero.

El IPC se ha disparado llegando al 5,5%

Hasta el momento, la administración nacional ha explicado que, debido al aumento tan importante del precio de la energía como la luz y el gas, a lo que también hay que sumarle el combustible, el Índice de Precios de Consumo se ha disparado hasta alcanzar un 5,5%. Esto supone la cifra más alta de los últimos 25 años, afectando, de manera directa, a las pensiones y los beneficiarios de las mismas. Esto ha supuesto que los pensionistas, pierdan dinero a medida que el precio sube a los consumidores, y, por lo tanto, el poder adquisitivo también descienda. 

¿De cuánto será la paguilla en números?

La cuantía que van a recibir los pensionistas en el próximo mes de enero de 2022 cuando el Instituto Nacional de la Seguridad Social haga efectivo el pago de las pensiones será diferente en cada caso. Y es que para poder conocer cuál será el importe exacto se debe tener en cuenta, primero, cuánto se está cobrando actualmente por la pensión que se recibe. Una vez se conozca ese dato, habrá que aplicarle el 1,4% a la pensión anual, dando como resultado el importe exacto de lo que se va a recibir, esto es: 

Si, por ejemplo, un pensionista está cobrando una pensión de 1.300 euros al mes, esto supone una pensión anual de 18.200 euros, contando con las 14 pagas al año. Esto supondrá que el beneficiario recibirá una paguilla extra de 254,8 euros en enero. 

Si por el contrario, se está cobrando el máximo importe de la pensión, es decir, 2.707 euros al mes, en 14 pagas son un total de 37.898 euros. Esto supondrá que recibirá en su paga extra un importe de 530,57 euros

En el caso de estar cobrando una prestación de 600 euros al mes, supondrá una pensión de 8.400 euros anuales. Esto supondrá que en enero de 2022 reciba una prestación de 117,6 euros extra a sus 600 euros de pensión mensual.

No habrá más paguillas, pero sí crecen las pensiones

Aunque a partir del próximo año el ejecutivo elimine por completo la paga compensatoria para los pensionistas, hay que recordar que, dentro de las medidas que se aprobaron en el primer bloque de la reforma de las pensiones, también consta la revalorización de éstas. Por lo que, pese a que los jubilados no volverán a recibir una paga extra de manera anual, sí que verán cómo crece el dinero que reciben de las pensiones que están recibiendo de manera anual. 

Este es el motivo principal por el que el Gobierno quitará la paguilla compensatoria, ya que tiene como objetivo poder asegurar el poder adquisitivo en todos los pensionistas españoles, que cada vez aumentan más debido al envejecimiento de la población. Y, con ello, revalorizar todos los cobros de éstas por igual, viéndose reflejado en los pagos de manera mensual, no con un único pago excepcional. 

Además, tal y como destacó el ministro José Luis Escrivá, se trata de una fórmula en la que nunca podrán verse perjudicados los pensionistas, debido a que, en función del IPC del año anterior, se podrán tomar dos decisiones, subir la cuantía a cobrar o mantenerla como se encontraba. Pero lo que se cobra nunca se verá bajado, por lo que los pensionistas no serán perjudicados en caso de que la inflación sea negativa. 

Por último, es importante recordar que esta modificación de las pensiones no solo afectará a aquellos jubilados que ya la estén recibiendo. Sino que también se verán incrementados los pagos, siempre y cuando aumente la inflación, para las pensiones por viudedad, orfandad e incapacidad permanente.