NoticiasTrabajo logo Pensión no contributiva: Como solicitarla y requisitos

Pensión no contributiva: Como solicitarla y requisitos

Cuando una persona no cotiza lo suficiente a la Seguridad Social, se puede optar a cobrar una pensión no contributiva

Pensión no contributiva
Francisco Miralles
Francisco Miralles
02/07/2021 09:22pm
Pensiones

El Instituto Nacional de la Seguridad Social es la entidad encargada de gestionar las pensiones en España. Dentro de estas, existen un tipo de pensión para las personas que no hayan cotizado lo suficiente, pero necesiten percibir ingresos. Estas prestaciones se las conoce como pensiones no contributivas.

Mucho se ha hablado en las últimas semanas de los Baby Boomers (personas con edades comprendidas entre los 59 y los 70 años) y es que esta parte de la población que se encuentre en dichas franjas de edad y quieran acceder a una pensión no contributiva, encontrarán grandes cambios nada favorecedores.

Este tipo de pensión será una de las más castigas con la reforma de pensiones que ha aprobado esta misma semana el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España, José Luis Escrivá.

¿Qué es una pensión no contributiva?

Las pensiones no contributivas son prestaciones que concede la Seguridad Social a aquellas personas que no han cotizado lo suficiente para acceder a una prestación contributiva (menos de quince años). Existen dos tipos de pensiones no contributivas, la de jubilación e invalidez.

Para acceder a una pensión contributiva se necesita un mínimo de 15 años cotizados a lo largo de la vida laboral de un trabajador. Aquellos que lleguen a los 37 años y 3 meses podrán cobrar el total de pensión, no confundir con la pensión máxima

¿Quién puede pedir una pensión no contributiva? Todos los ciudadanos españoles y nacionales que cuenten con una residencia legal en España.

Requisitos para solicitarla

Para acceder a una de estas prestaciones del INSS, el solicitante deberá reunir dos condiciones. La primera es carecer de ingresos suficientes y la segunda variará dependiendo de la prestación a solicitar.

Carecer de ingresos

La primera condición que deben reunir los beneficiarios de estas prestaciones es demostrar que carecen de ingresos suficientes. Para ello la Seguridad Social establece que podrán solicitar la prestación aquellas personas que cuenten con ingresos inferiores a los 5.639,20 euros anuales (469,93 euros mensuales).

Ahora si el beneficiario convive con más familiares, esta cantidad aumentará, pero los ingresos totales de la unidad de convivencia, no podrán superar estos límites.

Estos son los límites para los solicitantes que convivan con familiares de hasta segundo grado (padres, abuelos, hijos, nietos y hermanos del solicitante).

  • Unidad formada por 2 convivientes: 9.586,64 euros
  • Unidad formada por 2 convivientes: 13.534,08 euros
  • Unidad formada por 2 convivientes: 17.481,52 euros
  • Si fueran dos integrantes y uno fuera padre, madre o hijo el límite se sitúa en los 23.966 euros anuales.
  • Si fueran tres integrantes y uno fuera padre, madre o hijo el límite se sitúa en los 33.835,20 euros anuales.
  • En el caso de cuatro o más integrantes y uno fuera padre, madre o hijo el límite se sitúa en los 43.703,80 euros anuales.

Requisitos dependiendo del tipo de pensión

Para la pensión no contributiva de jubilación se deberá tener la edad legal de jubilación que en 2021 se sitúa en los 65 años. Además, se debe residir de manera legal en España durante al menos 10 en los últimos 16 años. De estos, los dos últimos deben ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la solicitud.

Por ejemplo: si vamos a solicitarla con 65 años, desde los 63 a los 65 deberemos de residir en España.

Para las pensiones no contributivas por invalidez se deberá contar con una edad entre 18 y 65 años de edad y contar con una discapacidad reconocida igual o superior al 65%. También es condición residir de manera legal en España durante un periodo de cinco años y que dentro de estos, dos sean inmediatamente anteriores a la solicitud.

¿Cuánto se cobra y durante cuánto tiempo?

La cuantía íntegra de las pensiones no contributivas se sitúa en los 402,80 euros mensuales (5.639,20 euros anuales) y la mínima del 25% se sitúa en los 100,70 euros al mes (1.409,80 euros anuales). Para los que cuenten con la íntegra más el incremento del 50% cobrarán 604,20 euros de forma mensual, unos 8.458,80 euros anuales.

mujer calculando la pensión no contributiva

Estas pensiones son vitalicias es decir, se cobran mientras se sigan reuniendo los requisitos para ello (no superar el límite de ingresos) o cuando fallece el beneficiario.

Cuantías para las pensiones no contributivas de jubilación

Cómo hemos mencionado anteriormente, las cuantías íntegras de esta prestación será de 402,80 euros al mes, pero la cantidad se verá reducida si hay más convivientes que la perciben en la misma unidad familiar.

En este caso, si en una unidad familiar conviven dos beneficiarios de la pensión, la cuantía para cada uno bajará a los 342,38 euros por mes (4.793,32 euros al año) para cada uno.

En el caso de que en la unidad de convivencia estuviera conformada con tres beneficiarios, las cuantías descenderá a los 322,24 euros al mes (4.511,36 euros anuales) para cada uno.

Cuantías para las pensiones no contributivas de invalidez

Al igual que las no contributivas por jubilación, las pensiones de invalidez su cuantía íntegra se sitúa en los 402,80 euros mensuales.

En el caso de que en la unidad convivan dos personas cobrando esta prestación la cuantía de cada uno bajara, cobrando 342,38 euros al mes (4.793,32 euros al año).

Si son tres o más personas las que cobran la pensión no contributiva de invalidez pasarán a cobrar cada uno 322,24 euros mensuales (4.511,36 euros anuales).

Dónde y Cómo se solicita

Las pensiones no contributivas se solicitan en el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Este es el organismo gestor de las pensiones de jubilación y discapacidad de la Seguridad Social a nivel no contributivo.

Para solicitarlas se deberá acudir a cualquiera de las oficinas del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), Oficinas de los Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas o en su defecto, en las oficinas de la Seguridad Social.

Los residentes en las ciudades de Ceuta y Melilla deberá acudir directamente a las oficinas del Imserso.

Cómo no perder una pensión no contributiva

Una de las principales causas por las que se pierde el derecho a seguir percibiendo una pensión en su modalidad no contributiva, es por superar los ingresos anuales. Esto sucede normalmente cuando se presenta la declaración de ingresos obtenidos durante el año anterior y el beneficiario de la prestación cuenta con ingresos superiores a los 5.639,20 euros anuales.

Otra de las causas por las cuales se puede suspender al cobro de la ayuda es si no se adjunta justificante de rentas del año anterior. Este documento es muy importante presentarlo en la Seguridad Social para acreditar el nivel de ingresos del solicitante.

¿Dónde se obtiene? Se puede obtener a través de la sede electrónica del Imserso o a través de este enlace directo.