NoticiasTrabajo logo Pedro Sánchez y el PSOE perderían la mayoría absoluta

Pedro Sánchez y el PSOE perderían la mayoría absoluta

El presidente del Gobierno cierra el curso asistiendo a un vuelco en el escenario político. El Partido Popular y VOX se consolidan como fuerza mayoritaria en las encuestas. Los socialistas continúan perdiendo escaños pese a sus esfuerzos por evitarlo.

Sánchez y PSOE perderían mayoría absoluta
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Si ahora mismo se celebraran unas elecciones, el Partido Popular (PP) sería el más votado, manteniéndose por encima del 30% del voto. Con esta rotunda información, ofrecida por una encuesta de Demoscopia y Servicios elaborada por Data 10 y publicada por OKDiario, se ha marchado Pedro Sánchez de vacaciones, haciendo hueco en la maleta al runrún y a los peores presagios. Estos se traducirían en que, básicamente, esa hipotética mayoría absoluta ya no estaría en manos socialistas

Los, concretamente, 30.4% de los votantes que verterían a la urna la papeleta azul del partido dirigido por Pablo Casado, aumentando en tres décimas el sondeo del pasado mes de julio pese a perder tres disputados menos respecto al mismo, permitirían que pasara a manos de la coalición PP-VOX, gracias a los 15,3% de intención de voto en la que se proyectaría la formación verde. Los de Abascal, además, alcanzarían ese listón fijado hace mes y medio de 50 escaños. En conclusión, una alianza, de solidificarse, que se traduciría en una amplia mayoría absoluta.

21 escaños, la hemorragia del PSOE

Ni la fuerte campaña propagandística de la vacunación masiva que avanza con pie firme ha permitido sacudirse la gran mayoría de acusaciones sobre la controversia de sus decisiones y los 4.588.132 casos y 82.006 muertos de las que hablan las cifras oficialistas.

Ni tampoco la posterior regeneración del seno de la cúpula del Gobierno, con la sacudida de ocho ministerios, han surtido el efecto deseado por el presidente, que solo ve crecer su virtual proyección de votación hasta el 24,7%, con losas de indudable consideración como el daño colateral de su pacto con separatistas y nacionalistas. Una ligera subida de tres décimas que, aunque no le mantiene al rebufo de los populares, a casi seis puntos y 34 diputados, le permiten recuperar tres escaños, quedándose en 99.

Sin ayuda de Unidas Podemos

Tampoco le echa un cable la radiografía del nuevo Unidas Podemos. La regeneración del partido con el adiós de Pablo Iglesias y la toma de mandos de Ione Belarra no ayuda a minimizar la pérdida de 21 escaños del PSOE respecto a las elecciones de noviembre de 2019, ni tampoco de la desconfianza creciente general en la izquierda. Las hostilidades internas y la polarización de sus programas le han restado fulminantemente 16 escaños en año y medio, situándose en 19. Tanto es así, que Más Madrid, que gana cinco, se sitúa a la mitad, ocho. 

Vox, la llave de este engranaje virtual, se consolidaría por tanto en el tercer cajón del podio del Congreso al perder sólo dos diputados respecto a 2019. Ayuda a ello el derrumbe casi terminal de Ciudadanos, que se quedaría con un solo escaño, reducido al mismo nivel de grupos minoritarios como CUP o BNG. La encuesta de Data 10 revela también que ERC, Junts o PNV sumarían otro escaño. Así que Sánchez, que ve desde la playa como se va consumando el cambio en la hoja de ruta política que inició Díaz Ayuso, la subida a máximos de la luz y casi 3,5 millones de españoles en la cola del paro, se le acumula la tarea.