NoticiasTrabajo logo El pollo de Kentucky Fried Chicken que aterriza en Mercadona por solo 1,99 euros

El pollo de Kentucky Fried Chicken que aterriza en Mercadona por solo 1,99 euros

Este es uno de los productos más novedosos de Mercadona, y que está arrasado en ventas en la sección de frío de la cadena de Juan Roig.

El pollo de Kentucky Fried Chicken que aterriza en Mercadona por solo 1,99 euros
Gema Fernández
Gema Fernández
10/04/2021 12:01pm
Estilo de vida

¿Quién no adora el sabor del pollo crujiente del Kentucky Fried Chicken? Y es que son muchos los amantes de la comida rápida que persiguen hacer unas alitas de pollo iguales a las que sirven en estos restaurantes de comida rápida. Aunque muchos supermercados, como Mercadona, están incluyendo entre sus carnes productos muy similares a los que acostumbramos a comer en KFC.

Por ejemplo, estas hamburguesas de pollo crujiente que ha lanzado la cadena de supermercados de Juan Roig, es muy parecida de sabor a las burguers que encontramos en KFC, y que tanto gusta a sus consumidores.

Las hamburguesas de pollo que arrasan en Mercadona

El supermercado Mercadona ha intentado versionar este producto tan demandado y bajo el nombre de ''Crunchy Chicken'' vende estas dos hamburguesas por solo 1,99 euros.

Entre sus ingredientes pone que su rebozado está elaborado a base de ''pan rallado, harina de maíz y harina de arroz''. Por otro lado, estas hamburguesas son de origen español, y no son de importación, y producidas por la empresa Joviserrano.

¿Dónde erradica el éxito de la receta de pollo frito KFC que ahora versiona Mercadona?

Juan Roig sabe por qué productos apostar, y una vez más no se ha equivocado en el lanzamiento de este pollo frito que versiona la exitosa receta de Harland D.Sanders. Su éxito es tan sencillo que erradica en dos elementos fundamentales: la calidad del pollo y la fórmula de la receta del rebozado.

La carne de pollo que utiliza la cadena valenciana como hemos señalado es de la empresa nacional Joviserrano y el rebozado es un marinado a base de agua, sal, aromatizantes y especias. El pollo se cubre de una capa de rebozado de pan rallado, harina de arroz, harina de maíz, azúcar, sal, fibra vegetal y colorante. Todo esto hace que una vez se fría, la sensación crujiente sea más que acertada en nuestro paladar.