NoticiasTrabajo logo Estos son los métodos que usan los revisores para pillarte copiando en Selectividad

Estos son los métodos que usan los revisores para pillarte copiando en Selectividad

La técnicas para pillar a los estudiantes que copian en selectividad han evolucionado con las nuevas tecnologías. Métodos que utilizan los revisores y consecuencias de cometer esta infracción en la EBAU.

Técnicas de los revisores para pillar copiando en selectividad Técnicas para pillar copiando en selectividad
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Los exámenes de selectividad han comenzado. Las pocas comunidades que faltan, como es el caso de Andalucía, poco les falta para sumarse a la lista. La EBAU, en un caso u otro, ya se ha echado encima y no se pueden pedir milagros. Los estudiantes que se ven abrumados por la cuenta atrás, o que estén desesperados por la típica asignatura que siempre se atasca, que no caigan en la tentación de copiar: los métodos de los revisores de selectividad han mejorado

Atrás quedó la clásica chuleta en papel. Aunque todavía se pueden seguir viendo, las tácticas para copiar han cambiado a la par que las nuevas tecnologías. De hecho, la organización de la EBAU cuenta con un arma que pillará a más de un alumno con las manos en la masa: inhibidores de frecuencia para que estos no puedan enviar fotografías del examen al exterior para que les manden las respuestas. 

A este método se le suman los clásicos controles, como los profesores vigilando las aulas, paseando por los pasillos, y, en algunos casos, la instalación de cámaras de vigilancia. Además, hay que saber que no se pueden llevar dispositivos tecnológicos encima, ni siquiera guardarlos en el bolsillo. Ahí entran, por ejemplo, los móviles o relojes inteligentes. Por supuesto, tampoco se podrán usar auriculares. De hecho, se deben tener las orejas al descubierto y colocar las dos manos encima de la mesa.

Es importante tener en cuenta estas medidas, ya que, si los revisores sospechan de que un alumno puede estar copiando, le pueden inspeccionar. De darse el caso y que estos descubrieran que el candidato porta un dispositivo, podría suponer el suspenso directo. Aunque no se haya descubierto al mismo utilizándolo en el momento, pueden retirarlo de todas las pruebas de la selectividad.

Consecuencias de copiar en selectividad 

La Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad, conocida como EBAU o EvAU, castiga duramente el copiar en selectividad. Según recoge la normativa, la persona que se descubra in fraganti deberá “abandonar inmediatamente el examen de la correspondiente materia en el momento en que se detecte el hecho, siendo identificado por el responsable de la sede, quien dará traslado de los hechos a la presidencia del tribunal”. 

No solo tendrá un cero en dicha asignatura, sino que tampoco podrá presentarse a ningún otro examen. En el caso de que ya se hubiera examinado de otras materias, todas se calificarían con un cero. En otras palabras, tendría suspensa la selectividad. Poniéndonos en el peor escenario, si esto le ocurriera al alumno en la convocatoria extraordinaria, tendría que esperar un año entero para presentarse a la EBAU. Además, en ningún caso, se concede la devolución de las tasas de la matrícula. 

Los alumnos también tendrán que estar atentos a los materiales que están prohibidos en la selectividad. De descubrirse durante la realización del examen la utilización de un objeto no autorizado, como son las calculadoras científicas programables con memorización de textos o conexión a internet, se podría sancionar con un suspenso. Por ello, lo más conveniente es consultar la guía que proporcionan todas las universidades o los centros organizadores para cumplir con todas las normas de seguridad. No hay que jugarse el acceso a las titulaciones.