NoticiasTrabajo logo Escrivá quiere ahogar a los autónomos con cuotas de entre 184 y 1.267 euros mensuales

Escrivá quiere ahogar a los autónomos con cuotas de entre 184 y 1.267 euros mensuales

El Ministerio de Seguridad Social plantea un nuevo sistema de cotización flexible y de trece tramos adecuado a los ingresos. Entraría en vigor en 2023 con un despliegue progresivo en nueve años vista.

Escrivá quiere ahogar a los autónomos con cuotas de entre 184 y 1.267 euros mensuales El 85% de los autónomos actualmente cotizan por la base mínima
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El Gobierno pretende que los autónomos coticen según sus ingresos. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, dirigido por José Luis Escrivá, plantea un nuevo mecanismo de cotizaciones que sería progresivo, desplegándose a nueve años vista, y basado en 13 tramos que abarcarían una amplia horquilla de ingresos desde menos de 600 euros al mes hasta más de 4.050 euros.

Es la última propuesta trasladada a los agentes sociales en la pretendida reforma del sistema de cotizaciones que recoge el Pacto de Toledo y que también exigen los compromisos adoptados en materia de reformas con la Comisión Europea dentro de los planes de recuperación, que contemplan los fondos ‘Next Generation’, claves en los Presupuestos Generales del Estado 2022 y para el futuro nacional.

Nuevas cuotas para los autónomos que podrían llegar a los 1.267 euros

De esta manera, las cuotas mensuales para los trabajadores por cuenta propia irían de los 184 euros, la más baja, a los 1.267 euros. Además, otorgará la posibilidad de cambiar hasta seis veces anualmente de tramo de cotización en base a la tendencia de la variabilidad de los ingresos que es común en este colectivo laboral. 

Es decir, habría flexibilidad, ya que pocos declaran los mismos rendimientos fijos al mes. Así, se podrían ir adaptando las cotizaciones según la época en la que se obtengan más o menos beneficios.

Así será el nuevo sistema de cotización que pretende Escrivá

Flexibilidad, progresivo, adecuación cotización – ingresos…son algunas de las características ya mencionadas del nuevo sistema de cotización, que entraría en vigor en 2023 y que también pretende dotar de una mayor cuota de protección social a los autónomos.

Un aspecto que ha cobrado relevancia tras la pandemia, en la que muchas ayudas concedidas, como el cese de actividad, se basaban en la cotización. La intención es, por tanto, establecer bases de cotización adecuadas para ello, para que sea justo en la medida de lo posible. De momento, ha tenido una gran aceptación entre las asociaciones de autónomos como UPTA y UATAE, pero ha sido rechazada por ATA. 

Además, también se ha adelantado que se mantendría la tarifa plana reducida de 70 euros mensuales, pero acotada a aquellos trabajadores que acrediten rendimientos inferiores al salario mínimo interprofesional (SMI) que suavicen el comienzo de su actividad profesional.

Nuevo sistema de cotización: apoyo a los autónomos con menor rendimiento 

Las previsiones del Ministerio liderado por Escrivá hablan de que dos de cada tres autónomos verían reducidas sus cotizaciones respecto al actual sistema, al que se pretende dar un vuelco. Actualmente, los trabajadores por cuenta propia pueden elegir la cuota por la que coticen sin importar sus ingresos. Según el Gobierno, esto genera desigualdad. Se estima que el 85% cotiza por la base mínima.

Con el nuevo mecanismo, se beneficiaría a los que generen menor rendimiento económico, que pagarían hasta 1.300 euros menos al año, según las proyecciones de la Seguridad Social. 

Pero aquellos que generen más, consecuentemente, deberán pagar más. Más concretamente, por ejemplo, aquellos que estén facturando entre 600 y 900 euros al mes, se ahorrarán unos 600 euros anuales. Esto “aproxima las bases de cotización de los trabajadores autónomos a sus ingresos reales”, como reclamaba Bruselas.