Empleo
Curriculum vitae Extranjero amazon Carrefour El Corte Inglés Inditex Lidl Mercadona Primark Derechos del trabajador

¿Fin de los becarios? El Gobierno quiere eliminar en tres años las prácticas voluntarias en empresas

El Ministerio de Trabajo, liderado por Yolanda Díaz, tiene como principal caballo de batalla en la negociación del Estatuto del Becario la supresión de las prácticas extracurriculares. La cotización, el otro punto de discordia.

Novedades del Estatuto del Becario: pueden acabar con las prácticas extracurriculares
Yolanda Díaz, sobre el Estatuto del Becario
Javier Martín
Actualizado a:

La fase embrionaria del Estatuto del Becario continúa gestándose con sensibles diferencias en puntos clave. El primero y el más reciente en desvelarse por ‘ABC’, el de las prácticas voluntarias, o también denominadas prácticas extracurriculares, aquellas al amparo de un centro formativo (Formación Profesional (FP) o universidad), pero con eminente carácter voluntario, al no formar parte de un plan de estudios.
 
Estas, precisamente, configuran el molde de la problemática contra la que pretende combatir el Estatuto del Becario que negocian la patronal, los sindicatos y las voces autorizadas del Gobierno: cimentar sobre suelo legal la precariedad y la excesiva carga y responsabilidad de trabajo que suele ir aparejada a los nuevos trabajadores en prácticas que entran a formar parte de las empresas. En otras palabras, brindarle un escudo ante las prácticas abusivas que se han ido notificando.
 
Conocido fue el caso del Ayuntamiento de Quintanar de la Orden, catapultado a la primera línea mediática y de la polémica por los medios de comunicación, y en la que 27 falsos becarios cubrieron las vacaciones en el Consistorio de gran parte de los funcionarios, asumiendo sus funciones rutinarias, cuando no disponían ni de la experiencia ni de la formación necesaria para ello. 

Yolanda Díaz encabeza la lucha contra las prácticas voluntarias

Aunque este no fue el caso de prácticas voluntarias, la primera obsesión de la ministra de Trabajo y Economía Social y vicepresidenta segunda del Ejecutivo de coalición, Yolanda Díaz, es suprimirlas en un plazo máximo de tres años. Que en 2025, ningún estudiante pueda solicitar voluntaria y sin contrapartida académica unas prácticas empresariales.

Una propuesta que no reunió el visto bueno ni de patronal ni de las empresas. Y está por ver la aceptación que tendrían también entre la masa social de los alumnos. Estas prácticas, como se ha mencionado, poseen eminente carácter formativo y pueden constituir otra vía para dar lugar a la potencial apertura de puertas a un nuevo contrato dentro de la empresa. La CEOE, aunque está abierta a la negociación que continuará tras en septiembre, ya mostró su rechazo a esto

Estatuto del Becario: la cotización, el otro punto de discordia

Si la contraprestación económica obligatoria para el becario sí ha congregado la aprobación de todos los implicados en la negociación, todavía están en el aire las formas de cotización. La nueva ley obligará a que las empresas coticen por las contingencias comunes y profesionales, pero queda en el tintero la posibilidad de que también se haga por desempleo. Algo que otorgaría derecho a paro para los becarios. 

Otros aspectos del Estatuto del Becario

Estas son otras partes fundamentales que contempla el Estatuto del Becario:  

  • Posible bonificación en la cotización a la Seguridad Social del trabajador nombrado como tutor o responsable de ese empleado en prácticas. Se estudia que se calibre proporcionablemente sobre el tiempo de la jornada del becario.
  • Máximo de cinco trabajadores en prácticas por tutor. En el caso de que la empresa tuviera menos de 30, se limitaría a tres por responsable.
  • El número total de becarios no podrá superar el 20% de volumen total de trabajadores de la empresa.
ARCHIVADO EN: