Derechos del trabajador

Se retrasa la regulación de las empleadas del hogar: tendrán que esperar para cobrar el paro

La nueva ley de las empleadas del hogar se retrasa hasta finales de verano: su regulación verá la luz en septiembre. Con este decreto, las trabajadoras domésticas podrán cobrar el paro por primera vez en España.

La nueva ley de empleadas del hogar se retrasa a septiembre
Ley de las empleadas del hogar
Esperanza Murcia
 

Las empleadas del hogar tendrán que esperar un poco más. El decreto ley para los derechos laborales de las trabajadoras domésticas, que ultiman desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social, no verá la luz hasta “finales de agosto o principios de septiembre”. Se aprobará “previsiblemente” después del verano, por “ajustes de última hora” en su contenido. 

Este decreto, que permitirá a las empleadas del hogar cobrar el paro por primera vez en nuestro país, no ha llegado al último Consejo de Ministros por “ajustes técnicos”. Así lo confirmó ayer, en rueda de prensa, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, justificándose en el hecho de que “este colectivo nunca ha estado históricamente en los circuitos de la protección social".

Pese a ello, Pérez Rey explicó que el texto ha pasado todos los trámites previos al Consejo, cubriendo prácticamente “toda la tramitación gubernamental”, que incluye la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. Recordar que, desde que el Gobierno hizo pública la ratificación del Convenio 189 de la OIT, han pasado tres meses. El acceso a la protección por desempleo no es el único punto que va a abordar este decreto. 

Nueva ley de las empleadas del hogar 

El acceso al paro no es el único derecho que se va a conseguir con la nueva ley de empleadas del hogar, impulsada por el Ministerio de Trabajo y Economía Social con Yolanda Díaz a la cabeza. Otros puntos claves son asegurar los periodos de descanso y vacaciones así como acabar con el despido arbitrario

¿Qué significa el despido arbitrario? Actualmente, el empleador puede acogerse al “desistimiento”: puede despedir a la trabajadora doméstica sin tener que justificar el motivo de cese del contrato. Lo único con lo que deben cumplir es con el preaviso: avisar con 20 días de antelación si la empleada lleva más de un año trabajando o 7 días si tiene una antigüedad inferior. También tendrían que abonar el equivalente a 12 días por año trabajado, con un ‘tope’ máximo de seis mensualidades. 

Estatuto del becario 

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, también abordó el estatuto del becario en la rueda de prensa de los datos del paro de julio. Sobre el mismo, confirmó que también “está muy avanzado”, aunque el acuerdo parezca “difícil” con la patronal. De no aunar posiciones, desde el Ejecutivo aseguran que se aprobará solo con los sindicatos. Lo que sí es seguro, es que también se retrasará a septiembre

Este estatuto pretende acabar con los “falsos becarios”, teniendo que retomar a las vueltas de las vacaciones el debate, pues el diálogo social todavía no se ha cerrado. El epicentro de la disputa es la posición del Gobierno: pretenden restringir más las prácticas y evitar que las empresas sustituya a trabajadores por becarios, enfrentándose en este punto con las patronal. También pretenden garantizar unos derechos mínimos, como la compensación de gastos durante las prácticas. 

ARCHIVADO EN: