NoticiasTrabajo logo Derecho laboral: los becarios podrían cobrar el paro en 2022

Derecho laboral: los becarios podrían cobrar el paro en 2022

La ministra de Trabajo y Economía Social también anuncia que los becarios no cobrarán un salario, si no una compensación por los gastos de formación.

Derecho laboral: los becarios podrían cobrar el paro en 2022 La reforma laboral impone un Estatuto del Becario
Trinidad Rodríguez
Trinidad Rodríguez
Actualizado a:

Yolanda Díaz ha sido tajante: "Los becarios deben cobrar el paro". Esto es lo que considera la Ministra de Trabajo y Economía Social en concordancia con lo estipulado en la recién estrenada reforma laboral, en pleno funcionamiento desde el pasado 31 de marzo. De hecho, esta medida en materia de derecho laboral ya está sobre la Mesa de Diálogo con los agentes sociales.

Y no parece que se vaya a quedar en papel mojado, si no todo lo contrario. Es más, la propuesta será comentada en la próxima reunión del lunes 23 de mayo. Solo hay que recordar que en marzo de este año, España ratificó el Convenio 189 de la OIT para las empleadas domésticas, lo que les permitirá a estas trabajadoras que en los próximos meses puedan solicitar este subsidio por primera vez en la historia.

Por lo que ahora el Gobierno de España plantea que los jóvenes estudiantes en prácticas puedan cotizar a la Seguridad Social de cara a generar el derecho a acceder a la prestación por desempleo. "Nos gustaría que durante el tiempo que esté una persona en periodo de formación en empresa sea susceptible de generar derechos a efectos de protección por desempleo. Estamos en debate en el diálogo social y dejo trabajar a la mesa, pero sí, me gustaría que puedan cotizar por ello", ha anunciado Díaz en rueda de prensa.

Los nuevos derechos laborales que podrían conseguir los becarios en 2022

El seno del Ministerio de Trabajo  propone limitar el número de personas trabajando de forma simultánea en función del tamaño de la empresa. Y es que en las próximas semanas se podría definir y regular el primer Estatuto del Becario, a cumplir no solo por las empresas privadas, sino también por las propias instituciones públicas. El objetivo más importante es evitar la precariedad y atajar los abusos eventuales en los contratos de trabajo bajo la fórmula de contratación sin remuneración económica a cambio. 

Y es que las cifras de contratos fraudulentos revelados por la Inspección de Trabajo para este área, a menudo con condiciones laborales precarias, no son halagüeñas. Solo desde 2020 han aflorado más de 3.000 empleos cubiertos por 'falsos becarios'. Este concepto surge como respuesta a todos esos puestos de trabajo que han sido desarrollados por alumnos en prácticas y que deberían de haber sido cubiertos por profesionales. 

La vicepresidenta segunda del Gobierno aclaró también que no recibirán un sueldo como tal, si no se les pagará "una compensación económica por los costes derivados de formarse".