NoticiasTrabajo logo Las tres opciones de Hacienda si no tienes dinero para pagar la declaración de la Renta

Las tres opciones de Hacienda si no tienes dinero para pagar la declaración de la Renta

La Agencia Tributaria dispone de distintas vías para efectuar el pago de la declaración de la Renta. A través de estas opciones, se puede retrasar su pago.

Cómo retrasar el pago de la declaración de la Renta si no se tiene dinero Retrasar el pago de la declaración de la Renta
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Desarrollada la mitad de la Campaña de la Renta, el tiempo para rendir cuentas ante la Agencia Tributaria se agota, a no ser que se quiera recibir una multa. Hay que recordar que el plazo comenzó el pasado 6 de abril, con la entrega del borrador por internet, se reforzó en mayo con la presentación por vía telefónica y finalizará, ya en junio, con las declaraciones presenciales en las oficinas del Fisco, justo hasta el 30 de junio. 

Pero, en caso de que saliera la declaración a pagar, ¿qué pasa si no se tiene dinero para pagar a Hacienda? Ante este resultado, que se puede evitar ajustando el IRPF correctamente en la nómina o aplicando deducciones, el organismo pone a disposición del contribuyente distintas vías para hacer frente al pago. También se puede recurrir a las entidades bancarias. 

Cómo retrasar el pago de la declaración de la Renta

Hay tres formas para realizar el pago de la declaración de la Renta. Las dos primeras, corren a cuenta de la Agencia Tributaria. Por su parte, para acogerse a la última opción, ya habría que recurrir a las entidades financieras. 

Fraccionar el pago 

Lo más recurrente es fraccionar el pago. Gracias a esta vía, Hacienda permite a los contribuyentes dividir el total a pagar: el 60% se abona el 30 de junio (primer plazo), mientras que el 40% restante lo cobran el 7 de noviembre (segundo plazo), siguiendo lo estipulado para este 2022. Para ello, basta con marcar la casilla de pago fraccionado en el borrador, que permite formalizar el pago con distintos métodos: mediante domiciliación bancaria (viene seleccionada por defecto), ingresando con otro pago electrónico o, por último, ingresando en efectivo con un documento de pago en un banco o caja. 

Aplazamiento del pago

La segunda opción que propone la Agencia Tributaria es solicitar un aplazamiento del pago. Se puede realizar desde su Sede Electrónica, pulsando sobre la opción “solicitar aplazamiento o fraccionamiento de deudas”. No obstante, a esta vía no se pueden acoger todos los contribuyentes, ya que hay que acreditar estar en una situación económica difícil. Para ello, se deberán aportar recibos, deudas o justificantes de pagos que puedan servir como pruebas. En este caso, el organismo también tiene que aprobar el plazo en el que solicita dicho aplazamiento y, además, aplicará un interés de demora del 3,75% (tal como se aprobó en los Presupuestos Generales del Estado). 

Solicitar un crédito bancario 

Algunas entidades bancarias ofrecen financiaciones especiales para la Campaña de la Renta, aunque hay que tener en cuenta que siempre cobrarán intereses. Además, no es una buena opción para aquellas personas que posean deudas, ya que la mayoría suelen solicitar garantías que solo dan una cierta solvencia económica. 

En cualquier caso, lo más importante es entregar la declaración de la Renta dentro del plazo. De no ser así, se sufrirían sanciones económicas por parte de Hacienda. De hecho, estas se incrementan conforme mayor sea el tiempo transcurrido. Hay que recordar que, para cualquier pregunta, siempre se puede recurrir a los teléfonos de asistencia de la Agencia Tributaria para la declaración: el 91 554 87 70 y el 901 33 55 33, diseñados específicamente para esta causa.