NoticiasTrabajo logo Rebaja en la factura de la luz: retrasos de dos meses en el descuento para el mercado regula

Rebaja en la factura de la luz: retrasos de dos meses en el descuento para el mercado regulado

Mientras España y Portugal esperan el visto bueno definitivo al plan para topar el gas y el carbón en los mercados, el sector eléctrico no disminuirá los precios en la factura de la luz para los clientes hasta agosto, aproximadamente.

La rebaja en la factura de la luz tardará en aplicarse según las eléctricas Retrasos en la rebaja de la factura de la luz
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

¿Cuándo llegará la rebaja a la factura de la luz? Es la pregunta que se realizan los millones de consumidores españoles y portugueses adscritos a la tarifa del mercado regulado o precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC). Estos están teniendo que hacer frente a una montaña rusa de precios instalados en cotas históricas desde finales de verano y que alcanzaron su pico particular en marzo. El 8 de ese mes, el precio medio de la luz en la península se situó en 544,98 €/MWh.
 
Por ello, y ante la presión social y económica contextual, los ministerios de Transición Ecológica de ambos países aceleraron para implantar en tiempo récord el plan excepcional para considerar a la Península Ibérica como ‘isla energética’. Una medida puntual y contextual que permitiría rebajar la factura de la luz en torno al 40-50% reduciendo los precios que se pagan por el gas y el carbón. Sobre todo la primera materia prima, la más cara y la que acaba marcando el precio del resto de las energías en un mercado discriminatorio. 

Bruselas duda del mecanismo del ‘plan del tope al gas’

El pasado 13 de mayo, se aprobó el Real Decreto en el Consejo de Ministros extraordinario para publicarlo dos días después en el BOE. Sin embargo, ambos países esperan la luz verde definitiva de la Comisión Europea que permite aplicarlo en el sistema eléctrico. En cambio, la medida, que todavía no está activa, ya genera las primeras páginas de polémica: el sector eléctrico ha anunciado que tardará en hacer efectiva la rebaja en las facturas de los clientes aproximadamente dos meses. Ahora mismo, existen muchas dudas e incertidumbre.
 
Las que surgen desde Bruselas, primero, y las que están demorando una decisión final que, aunque parecía cuestión de días, va camino ya de las dos semanas. En la Comisión Europea se valora el impacto que tendrá, los costes de la misma y cómo se va a hacer frente a los mismos en pleno proceso de recuperación económica tras la pandemia de Covid-19 y la guerra entre Ucrania y Rusia. La fecha y el envío de la información, plazo que acababa hoy para España, ha retrasado el proceso. 

Las eléctricas, confusas

¿Cómo se van a repartir el coste de esos 6.200 millones de euros en los que se cifra el plan? Las prisas generadas por el panorama han producido defectos o inconsistencias en el cómo del plan del tope al gas y al carbón de España y Portugal. El sector eléctrico aún no tiene claro cómo se va a implementar y cómo les va a afectar, según el texto que contiene la norma. El mismo, en un principio, afirma que el operador de mercado y de sistema lo costeará, en sus respectivos ámbitos de actuación. Es decir, el operador de mercado mediante la negociación en los mercados diario e intradiario y contratación bilateral. Por su parte, el del sistema, impondrá restricciones técnicas en horizonte diario y en tiempo real, así como en los mercados de servicios de energía de balance.
 
Esto supone que el dinero que se deberá compensar con motivo de la rebaja en la factura se lleve a cabo cada hora y mes a mes. En resumen, un caos para la facturación del sector eléctrico, que ya acumulan retrasos por el cambio en los peajes del año pasado. Por ello, afirman que las rebajas no serán inmediatas, una vez que Bruselas aprueba la medida definitivamente. "Habrá un mes o dos en los que la compensación no se facture y luego se tendrá que hacer con efectos retroactivos para regularizarlo desde el primer día", concretan.
 
Otro problema al que señalan y del que piden explicaciones al Ministerio de Energía y Transición Ecológica es qué sectores eléctricos concretos deberán asumir ‘peajes’. El Gobierno ha informado que serán revisados los contratos firmados a partir del 26 de abril. También ha generado suspicacias, a su vez, en la diferenciación en el sistema entre grandes comercializadoras eléctricas y pequeñas. Mientras que las primeras poseen un sistema dinámico para aportar su información, a las segundas se les reclama un grueso de información única, de golpe.