NoticiasTrabajo logo Apalancamiento: cómo invertir en fondos con un crédito para aprovechar las caídas del mercado

Apalancamiento: cómo invertir en fondos con un crédito para aprovechar las caídas del mercado

Los pequeños inversores pueden ahora invertir como las grandes fortunas para maximizar sus rentabilidades. Ganan si la rentabilidad de su inversión supera el coste del crédito.

Inversión apalancada: cuándo es viable invertir a crédito Cuándo invertir a crédito
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Invertir en fondos o a crédito está de moda. La inversión apalancada cuenta con defensores y detractores, pero cada vez más pequeños inversores se lanzan a contratar un crédito para financiar sus inversiones. No es una estrategia para todos los perfiles, pero bien implementada, puede dar muchas alegrías y maximizar la rentabilidad de tus ahorros.
 
¿Cuándo es interesante invertir a crédito? Es importante que el horizonte temporal sea de largo plazo. Si en ese plazo la rentabilidad media anual supera el coste del crédito, la estrategia habrá sido un éxito. Por eso es importante que los costes de financiación sean mínimos. Todo lo que supere esa cifra son ganancias. Pongamos un ejemplo.
 
Un inversor tiene 10.000 euros en un fondo A y solicita un crédito de otros 10.000 euros para el fondo B. En total, tiene invertidos 20.000 euros: 10.000 euros suyos y otros 10.000 financiados. Si ambos fondos se revalorizan un 5% anual (27,6% acumulado, por efecto de interés compuesto), la rentabilidad total será de 55,3%, cifra a la que hay que restar los intereses. Aplicando unos intereses de 1,5% durante cinco años, la rentabilidad de toda la operación sería del 47,7%. Sin el crédito, habría ganado un 27,6%. Si, por el contrario, los fondos pierden un 5% anual, la pérdida acumulada de los 10.000 euros del inversor sería del 22,6%. Si hubiera contratado el crédito, sus números rojos serían del 52,7%. 

Invertir a crédito: ¿Ventajoso o… peligroso?

“Este ejemplo evidencia lo ventajoso -o peligroso- que puede ser invertir a crédito. La buena noticia es que, aunque a corto plazo los movimientos del mercado son imprevisibles, a largo plazo las opciones de superar el coste del crédito crecen, sobre todo, si se invierte en índices globales bien diversificados, algo que te pueden permitir fácilmente los fondos indexados como Vanguard, iShares, Fidelity, Amundi, NN…”, explica Unai Beato, responsable de créditos de ‘MyInvestor’, firma que recientemente ha lanzado un crédito para invertir. 

¿Qué formas hay de apalancarse?

Hay tres tipos inversores a los que les puede interesar contratar este producto, según su estrategia y visión de mercado:

  • El primero es el que quiere invertir en momentos muy bajos de mercado, como podría ser el actual, en el que el S&P 500 cae un 18% en lo que va de año y el EuroStoxx600, un 14%. Este inversor debería pedir un crédito que no le obligue a invertir inmediatamente, sino cuando considere que ha llegado el momento. Habrá que estar atento a que la entidad sólo cobre intereses si acomete la inversión a crédito. De este modo, si dicha caída de mercado nunca se materializa y el inversor decide no lanzarse al mercado, no pagaría intereses.
  • Por otro lado, está el inversor que no mira el punto de entrada en el mercado, porque sabe que a largo plazo la rentabilidad de una cartera de riesgo medio-alto será mayor al coste del crédito. Por ejemplo, históricamente, el Euro Stoxx600, que integra las mayores empresas de europeas, genera una rentabilidad anual promedio de casi el 7%, y el S&P 500, que engloba a las mayores 500 empresas americanas, del 8% anual”.
  • Finalmente, está el inversor que, sabiendo que es difícil acertar cuál es el mejor momento para entrar en el mercado, quiere asegurarse de, al menos, comprar al precio medio, evitando el peor momento. Para ello, invierte poco a poco todos los meses con aportaciones periódicas. Este inversor debe asegurarse de que el crédito esté diseñado de modo que sólo pague intereses por el importe que va invirtiendo. Este tipo de créditos no es habitual en la banca de particulares. Así que, para dar respuesta a esta necesidad, MyInvestor, neobanco participado por Andbank España, El Corte Inglés Seguros, AXA España y varios ‘family office’, ofrece líneas de crédito para invertir en sus 1.700 fondos y carteras indexadas (‘roboadvisor’) con pignoración de los activos.