NoticiasTrabajo logo Dos decisiones económicas tensan la relación entre PSOE y Podemos en el Gobierno

Dos decisiones económicas tensan la relación entre PSOE y Podemos en el Gobierno

Desde la formación morada han criticado la venta de un 22% de Naturgy al extranjero y la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat.

tension entre PSOE y Podemos
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Las relaciones entre los dos partidos políticos que forman parte del Gobierno de España continúan siendo tensas. En las últimas horas, dos decisiones económicas han vuelto hacer “estallar” la paz que se había instaurado en el ejecutivo nacional durante las últimas semanas. 

Se trata, primero, de la venta de un 22% de la empresa Naturgy a un fondo extranjero; la segunda, es la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat. Ambas decisiones han hecho que desde Unidas Podemos se posicionen, una vez más, en contra de sus socios de Gobierno.

La venta del 22% de Naturgy

En primer lugar, desde la formación que dirige Ione Belarra, actual ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, han calificado de “craso error” la venta del 22% de Naturgy a un fondo extranjero. Desde Unidas Podemos, su coportavoz, Pablo Fernández, ha asegurado que, con este tipo de acciones, se pierde soberanía y se ahonda en el problema energético que sufre España.

A estas palabras respondió la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, perteneciente al sector socialista del Gobierno, asegurando que “se fijaron unas condiciones para conseguir proteger el interés público a través de mantener la sede y la actividad en España”. Además, desde el bando socialista han contestado a sus socios de Gobierno que “se busca la garantía de una gestión financiera prudente”. 

Lejos de calmar los ánimos, desde la formación morada hicieron públicas sus críticas a través de sus redes sociales, diciendo que “la venta de un 22% de Naturgy a un fondo extranjero con residencia en las Islas Caimán es una pésima noticia para nuestro país. Perdemos soberanía. Nuestro objetivo como Estado debe ser garantizar derechos por encima de cualquier interés económico de una empresa extranjera”.

Pero desde Unidas Podemos, su coportavoz, Pablo Fernández, también insistió en otras críticas hacia sus compañeros en el ejecutivo nacional por aprobar esta decisión. Fernández destacó que “para bajar la inaceptable tarifa de la luz, es necesaria la creación de una empresa pública de energía. Vender el 22% de Naturgy a un fondo inversor radicado en las Islas Caimán profundiza el problema y hace que perdamos soberanía energética en el peor momento".

Ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat

Otra de las decisiones que no han sentado bien en el sector de Podemos ha sido la puesta en marcha de la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat. La primera en pronunciarse fue la alcaldesa de la ciudad condal, Ada Colau. A ella, se sumó el diputado de Unidas Podemos, Juantxo López, quien criticó esta medida asegurando que “no es una decisión correcta en una situación de emergencia climática”.

Una relación complicada

No es la primera vez que existe tensión en el Gobierno que forman PSOE y Unidas Podemos, ya desde su constitución surgieron las primeras discrepancias entre los socialistas y la formación morada. Ya desde antes de la salida de Pablo Iglesias del ejecutivo, la tensión era palpable, existiendo declaraciones contradictorias, decisiones que no gustaban a algunos sectores del ejecutivo nacional, etc.

Hace unos meses, Carmen Calvo puso en duda la cartera de Igualdad que dirige Irene Montero. A ello se añadió el trato a la monarquía por parte de la formación de Belarra, desde donde se acusó al PSOE de impedir que el Parlamento pudiese conocer las actividades presuntamente ilícitas de la Corona. A esto, se le respondió desde el banco socialista que “era el presidente del Gobierno quien representaba la posición del ejecutivo en este aspecto”.