NoticiasTrabajo logo Las 7 cosas que debes hacer en Halloween

Halloween se ha convertido en una fiesta más de la cultura popular. Guste o no, ya no queda casi nadie que no lo celebre. De hecho, son muchos los planes que se pueden realizar el 31 de octubre para celebrar esta festividad. Actividades tanto para los más caseros como los que tienen espíritu aventurero. No hay excusa para vivir la “noche de las brujas” pasando un rato divertido. 

Siendo una tradición que lleva celebrándose desde la cultura celta, es una buena oportunidad para divertirse con amigos o la familia. Lo ideal es conseguir un buen disfraz, pero si lo de disfrazarse no es lo tuyo puedes hacer otros planes sin necesidad de tener que caracterizarte en ninguna criatura terrorífica. Seguro que hay más de un plan de los que proponemos que encaja contigo. 

Jóvenes disfrutando en una fiesta de Halloween.

Los mejores planes para celebrar Halloween 

El ambiente de Halloween ya lo ha invadido todo. A pocos días de su celebración, puede que estés pensando de qué forma pasar el 31 de octubre. Si andas escaso de ideas puedes  parar de buscar, ya que con los siete planes que te presentamos a continuación conseguirás un plan terroríficamente divertido para disfrutar el día de Halloween

Visitar lugares terroríficos

No importa cuál sea tu ciudad, seguro que circula alguna leyenda urbana o ha ocurrido en ella algún fenómeno paranormal. Cuanto menos una historia terrorífica. Por ello te proponemos que averigües un poco de la historia sobrenatural de tu tierra y te atrevas a visitar aquellos lugares terroríficos linterna en mano. ¡Mejor si vas acompañado!

Cocinar recetas de Halloween

Si lo tuyo es la cocina, puedes aprovechar el 31 de octubre preparando un menú especial para tus seres más allegados. Con estas recetas de Halloween podrás cocinar una gran variedad de comida para todos los gustos, desde el dulce hasta el salado. Te aseguramos que además de divertirte entre fogones harás que tus invitados rebañen el plato.

Hacer una calabaza de Halloween

Un clásico que no puede faltar son las típicas calabazas de Halloween. Aunque vaciar este alimento pueda resultar un poco pringoso, la verdad es que resulta muy entretenido. Eso sin hablar del resultado final, creando una auténtica Jack O’Lantern para decorar la casa y alumbrar cualquier habitación con un ambiente terrorífico. 

Niños haciendo una calabaza de Halloween.

Maratón de películas de terror

Si eres amante de los planes caseros, es la oportunidad perfecta para hacer un maratón del género de terror. Para que no tengas que perder tiempo en buscarlas puedes consultar esta lista con las mejores películas para ver en Halloween, que de seguro te sacarán más de un grito. En caso de que quieras pasar un rato en familia con los más pequeños, puedes visionar clásicos como “Pesadilla antes de Navidad”, “La novia cadáver” o “El hotel Transylvania”. 

Pasear pidiendo “truco o trato”

Recorrer las calles de la ciudad pidiendo “truco o trato” es otra de las costumbres más repetidas de Halloween. Es una actividad con la que los peques se lo pasan a lo grande, además de conseguir deliciosos caramelos. Lo único que tienes que hacer es disfrazarte del personaje que más te guste, pero eso sí, tratando de dar algo de miedo, para después tocar timbre por timbre haciendo la famosa pregunta. 

Montar una gincana terrorífica

Aunque pueda necesitar de más tiempo, la diversión estará garantizada si preparas una gincana ambientada en Halloween. Puedes inventar cualquier historia, como el tesoro que perdió un malvado pirata o el de una mansión embrujada, y crear distintas pruebas para llegar a una recompensa final. Los niños de la casa seguro que te lo agradecerán. 

Hacer una fiesta de disfraces 

Halloween es una gran oportunidad para reunir a tus seres queridos. Puedes aprovechar para llamar a familiares o amigos y montar una pequeña fiesta tematizada. Tú eliges si ir disfrazado o no, pero te aseguramos que si lo haces será más divertido. En caso de que no te haya dado tiempo a comprar ningún disfraz no tienes de qué preocuparte, ya que con cosas que tienes por casa y un par de complementos puedes hacerte un disfraz de última hora. Dicho esto, solo quedaría disfrutar. No dejes pasar el 31 de octubre y vive un Halloween para recordar.