NoticiasTrabajo logo 5 consejos sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo

5 consejos sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo

La vestimenta elegida para enfrentarse a una entrevista de trabajo reflejará en gran medida nuestra personalidad y será la primera carta de presentación ante la empresa.

 

6 consejos sobre cómo vestir para una entrevista de trabajo El estilismo elegido para una entrevista de trabajo será nuestra carta de presentación
Anna Ladrón
Anna Ladrón
Actualizado a:

No hay segunda oportunidad para una primera impresión, también en el mercado laboral. Después de haber enviado miles de currículums, con todos los diseños posibles y en varios idiomas, por fin llega el día esperado: te llaman y te agendan una cita para realizar una entrevista de trabajo un día y hora exactos en el que podría ser el puesto de trabajo de tu vida.

Pasados los primeros momentos de euforia, llega una de las temidas preguntas: ¿cómo hay que vestirse para una entrevista de trabajo? En un alarde momentáneo de responder a esta difícil cuestión, te acercas a tu armario y ves que no tienes nada que ponerte o acorde a lo que se espera de ti en esa determinada empresa. No hay nada de lo que temer. Aquí te damos 5 consejos que podrán ayudarte a que el encuentro en esa entrevista de trabajo sea todo un éxito. 

Qué hay que ponerse para causar buena impresión en una entrevista de trabajo

Todos nos sabemos la teoría, pero es hora de ponerla a la práctica con la ayuda de unos cuantos consejos infalibles para triunfar con el equipo de reclutadores de Recursos Humanos. Porque seamos sinceros, no es lo mismo una empresa financiera tradicional que una agencia de publicidad. Es más, incluso dentro de una misma profesión, como puede ser el de la ingeniería, el código de vestir difiere entre un ingeniero que trabaje por proyectos en una oficina y otro que desempeñe su labor en el departamento de producción de una fábrica.

Eso sí, hay que evitar, a toda costa ir a entrevistas de trabajo con ropa sucia y arrugada. Ahí va otro truco infalible. Y es que el sector de la moda y belleza permiten un poquito más de atrevimiento, lo que nos dará personalidad propia. Apuesta por sumar a tu vestimenta algún complemento original. Recuerda que tu objetivo durante la entrevista es que tu interlocutor te recuerde como la persona que mejor se adapta al perfil del puesto de trabajo que pretende cubrir.

Por ello, evita que una vestimenta inadecuada genere una imagen equivocada de lo que quieres transmitir. Adáptate a los cánones de la empresa, pero sobre todo no dejes que esto te haga perder tu esencia y distorsione tu marca personal. Dicho esto, vayamos al grano con estos 5 consejos sobre cómo causar buena impresión durante una entrevista de trabajo.

5 trucos infalibles para triunfar 

  1. Donde fueres, haz lo que vieres: ya te lo habrán dicho muchas veces, pero es algo que siempre viene bien recordar. Antes de asistir a una entrevista de trabajo, infórmate sobre la empresa (cultura y valores) y adapta tu estilo a los códigos de imagen que imperen. 

  2. Apostar por la discreción es apostar a caballo ganador:  es aconsejable optar por looks sencillos, pulcros y de tejidos con cuerpo. Huye de colores estridentes y, en cambio, elije tonos neutros como el azul marino o gris. Para las mujeres, son también buenas opciones los beige o los blancos en todas sus tonalidades. No obstante, si optáis por esos dos, tendréis que ir con mucho cuidado a no mancharos. Si os sentís seguras, usad unos zapatos con un tacón no muy alto aunque, si os molestan o no podéis ir a la entrevista en vuestro coche, cambiaros de zapatos antes del encuentro. Si no, decantaros por otro tipo de calzado, como por ejemplo unos mocasines. 

  3. Tómate tu tiempo para elegir la ropa que vas a llevar. Seguro que en tu ropero tienes las prendas idóneas para sentirte cómodo/a y seguro/a durante la entrevista y no te hará falta comprar nada más. Con tiempo, prepara tus estilos, combinando unas piezas con otras. Si fuera necesario, pide la opinión a tu pareja, madre o amigos/as. Además, tu bolsillo y el planeta te lo agradecerán.

  4. Sé tú mismo/a: ponte ropa con la que te sientas a gusto contigo mismo/a, no pretendas vestirte como lo haría otra persona. Si lo haces, sentirás que no eres tú y estarás más pendiente de la ropa que de tu discurso y de interactuar con tu interlocutor/a. Además, perderás aquello que te diferencia de los demás y te hace único/a y especial. 

  5. La mascarilla: en los últimos tiempos, la mascarilla se ha convertido en el complemento que no falla en ninguna entrevista de trabajo, ya que todas ellas suelen llevarse a cabo en entornos cerrados. Como parece que han llegado para quedarse (al menos por un tiempo), adáptate a ellas y evita llevar mascarillas con dibujos, banderas o muy chillonas. En el caso de que uses gafas, ponte lentillas para la ocasión. Cuantas menos distracciones haya, mejor para ti. 

¿Qué color de ropa usar para una entrevista de trabajo?

Tus prendas dicen mucho de ti. Con la ropa puedes proyectar una determinada imagen y provocar que los demás te encasillen en un grupo u otro. Es decir, forma parte de tu marca personal. Por lo tanto, si quieres transmitir una actitud joven y positiva, vístete con colores joviales como el naranja, el amarillo o el rojo. Todo ello unido a diseños atrevidos, siempre teniendo en cuenta los cánones de vestir de la empresa.

Por ejemplo, si quieres llevar algo amarillo, puedes elegir una tonalidad pastel en lugar de optar por un amarillo flúor. Si, por el contrario, quieres mostrar una imagen más conservadora, el azul marino es un color que no falla. En el caso de optar a un puesto de directivo/a, el negro es un color excelente, puesto que con él se transmite elegancia y poder. No obstante, evita el look total black y combínalo con una prenda de otro color para que destaque. Por ejemplo, el blanco.