NoticiasTrabajo logo Cómo vaciar una calabaza para Halloween

Cómo vaciar una calabaza para Halloween

Pasos para vaciar una calabaza de Halloween y decorar tu casa con una “Jack O’Lantern”. Cómo conseguir que dure más tiempo.

como vaciar calabaza para Halloween
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Es el mes de Halloween. La cuenta atrás ya ha comenzado y con ella todos los preparativos para celebrar la “noche de las brujas”. Uno de ellos, imprescindible para decorar la casa o cualquier fiesta, son las famosas calabazas conocidas también como “Jack O’Lantern”. Una actividad para sacar nuestro lado más creativo y comenzar a recrear el ambiente de la festividad del 31 de octubre

Tallar estas clásicas calabazas, que se remontan al origen de Halloween o "Samhain", es una opción ideal también para realizar en familia. Además, con la extensión de esta fiesta, cada vez es más común que se soliciten como manualidad para presentar en los colegios o incluso guarderías. Aprovechando que este alimento está de temporada al encontrarnos en otoño, no hay excusa para probar a hacer este mítico decorativo y pasar un buen rato tallando estos terroríficos adornos. 

Pasos para vaciar calabazas para Halloween.

Pasos para vaciar una calabaza de Halloween

Vaciar una calabaza para decorar tu casa en Halloween es una tarea sencilla que solo requiere un poco de paciencia y ganas de disfrutar con el proceso, aunque sea un poco engorroso. Con estos pasos podrás hacerlo con facilidad y conseguir que las calabazas no se rompan ni se pudran, para que aguanten más tiempo. 

De igual importancia es conservar su interior, ya que el alimento se puede aprovechar para preparar recetas con las que también se pueden celebrar esta fiesta. Este es el procedimiento a seguir para realizar esta manualidad de Halloween y aprovechar al máximo tanto el exterior como el interior de las calabazas: 

  • Elegir la calabaza: si queremos guardar una vela o algunas luces en su interior, como dicta la tradición, tendrá que tener el tamaño adecuado para que se puedan guardar dentro y luzca bonita e iluminada. En cuanto a su aspecto, es importante que sea completamente naranja y no tenga zonas verdes, e intentar que sea lo más lisa posible sin grietas. Esto es así porque cuanto mejor sea la superficie, más fácil será cortar y pintar sobre ella. 

  • Limpiar la calabaza: con la calabaza aún entera sin cortar, hay que lavarla bien para evitar lo máximo posible la aparición de bacterias. Después de hacerlo, se seca para proceder a su vaciado. 

  • Vaciar la calabaza: en la parte superior del fruto se corta un círculo utilizando un cuchillo que se encuentre bien afilado. Hay que recordar que nos debe de entrar la mano por este agujero para vaciar todo el interior de la calabaza, por lo que debe de ser lo suficientemente amplio para que nos quepa. Es la parte más importante del proceso y lo que hará que nuestra calabaza quede o no bonita. En caso de que en vez de una vela queramos iluminarla con luces, es mejor realizar el corte por abajo, ya que así el agujero no se verá y la calabaza quedará cerrada. 

  • Retirar el interior: es el paso más pringoso y para el que se necesita más paciencia. Con las manos hay que retirar las hebras y pepitas que tiene el alimento en su interior. A continuación, con la ayuda de una cuchara dura, un cuchillo o una pala hay que ir sacando todo el interior de la calabaza para que quede completamente vacía. Intenta aprovechar la carne para preparar comidas con ella. Debe de quedar una corteza resistente y gruesa para que después se pueda tallar encima y no se rompan los dibujos. 

  • Tallar la calabaza: una vez que se encuentre vacía hay que tallar en su superficie la forma o cara que queramos recrear. Deja tu imaginación volar y siembra el terror a través del dibujo. Eso sí, si dibujar no es lo tuyo recurre a una plantilla y no te lances a la aventura de recortarla a mano alzada. 

¿Cómo hacer que la calabaza de Halloween dure más?

Para conseguir que las calabazas de Halloween duren más tiempo es importante que las lavemos bien. Para ello, una vez que ya se han tallado, es recomendable sumergirlas en un recipiente con agua con lejía (una cuchara aproximadamente por cada litro) y dejarla sumergida durante un par de horas. Una vez que se ha realizado el baño, hay que dejar que se seque para después untar todo su interior con vaselina. Así se prolongará su descomposición y conseguiremos aumentar su durabilidad además de evitar las bacterias. 

¿Cuánto tiempo dura una calabaza de Halloween?

Una vez abiertas, las calabazas suelen durar un periodo máximo de 5 o 6 días. Con esto en cuenta hay que saber cuándo ponerse a realizar esta actividad para que luzcan perfectas la noche del 31 de octubre. Siguiendo los consejos anteriores, lavándolas con lejía y sellándolas bien con vaselina, con suerte podrá durar una semana. Así que no hay que pecar de impaciente y calcular con exactitud los tiempos para conseguir que las calabazas “Jack O’Lantern” lleguen perfectas a Halloween 2021