NoticiasTrabajo logo Cómo sellar el paro en Castilla y León por internet | Noticiastrabajo

Cómo sellar el paro en Castilla y León por internet

Se puede realizar el sellado del paro por internet y a través aplicación del ECYL. Estos son los pasos para renovar la demanda de empleo en Castilla y León.

sellar el paro en Castilla y León
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Para sellar el paro en Castilla y León no es necesario acudir presencialmente a las oficinas del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECYL). Este trámite es de carácter obligatorio si no se quiere perder el cobro de la prestación o subsidio por desempleo que se recibe por parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La renovación de la demanda se puede realizar por internet o mediante la aplicación ‘ECYL’ del propio organismo.

Para acceder a este trámite se puede utilizar dos vías: escribiendo el DNI/NIE y número pin que aparece en la tarjeta DARDE (Documento de Alta y Renovación de la Demanda de Empleo) o con el registro mediante certificado digital o DNI electrónico. Estos documentos son necesarios para la identificación de la persona demandante.

Hay que recordar que aunque la renovación de la demanda de empleo se realizaba de forma automática durante la pandemia, desde el 1 de septiembre de 2021 pasó a ser obligatorio en la comunidad autónoma hacerlo por cuenta propia. No obstante, sellar el paro es un proceso muy sencillo que solo requiere un par de minutos.

Cómo renovar el paro por internet en Castilla y León

El sellado del paro por internet es un trámite que se realiza desde el portal web del Servicio Público de Empleo de Castilla y León. Para realizar la renovación de la demanda de empleo solo hay que seguir los siguientes pasos:

  • Acceder al “Área Privada” de los servicios online de la oficina virtual del ECYL.
    pasos renovar demanda de empleo en ECYL
  • Identificarse con DNI y clave (el número pin que aparece en el documento DARDE) o mediante DNI electrónico o certificado digital. Si es la primera vez que se accede a la sede electrónica es necesario registrarse, acepando los términos y condiciones legales.
  • En el apartado “Servicios a demandantes”, pinchar en “Renovación de la demanda”. Después, hacer click en el botón azul “Renovar”.

Con estas instrucciones quedaría sellado el paro. Justo al finalizar el proceso se abrirá en otra ventana del navegador un documento, se trata de la tarjeta de demanda de empleo (DARDE). Conviene descargarla y guardarla, ya que en ella aparece la próxima fecha de renovación así como el nuevo número pin para acceder a la oficina virtual.

El mismo documento DARDE sirve como justificante de la renovación de la demanda, pero también es posible descargar un resguardo del trámite desde el propio portal web. Para cualquier duda, se puede consultar un vídeo tutorial emitido por el servicio autonómico.

Sellar el paro a través de la aplicación ECYL en Castilla y León

El Servicio Público de Empleo de Castilla y León pone a disposición de los demandantes otra vía para renovar la demanda de empleo. Se trata de su aplicación “ECYL”, compatible tanto para sistemas Android como iOS. Además de este servicio a través de la misma se puede acceder a otros trámites, como su oferta laboral o las oficinas de empleo que se encuentran más cercanas por ubicación.

¿Cuándo hay que renovar la demanda de empleo?

La renovación de la demanda de empleo se realiza el día exacto que aparece en la tarjeta DARDE. Este trámite se efectúa cada 90 días, es decir, cada tres meses. En caso de que se olvidara renovar la demanda de empleo se cuenta con un plazo de 15 días hábiles para alegar en alguna de las oficinas de empleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la justificación de esta acción.

¿Qué ocurre si se olvida sellar el paro?

Si no se renueva la demanda de empleo se puede perder la prestación o subsidio por desempleo que se esté cobrando, una sanción ejecutada por el SEPE. Según el número de veces que se olvide realizar el sellado del paro se puede recibir las siguientes sanciones:

  • Una vez: no cobrar el paro durante un mes.
  • Dos veces: tres meses sin recibir la prestación o subsidio.
  • Tres veces: hasta seis meses sin cobrar el paro.
  • Cuatro veces: se pierde el derecho a cobrar la prestación o subsidio.