NoticiasTrabajo logo Los 5 mejores bancos para domiciliar la pensión: no cobran comisión

Los 5 mejores bancos para domiciliar la pensión: no cobran comisión

Los 5 mejores bancos para domiciliar la pensión: no cobran comisión Entidades financieras sin gastos de mantenimiento para los pensionistas
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

Existe una serie de entidades bancarias que ofrecen ventajas como cuentas sin comisiones, es decir, sin gastos extras para aquellos pensionistas que o bien cobran la prestación por jubilación, la incapacidad permanente, la viudedad u orfandad por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Pero eso no es todo. 

Además de la extinción de comisiones, al ingresar la nómina mensual de la pensión, alguno de estos bancos también garantizan otro tipo de beneficios como rentabilidad, regalos en forma de dinero o incluso servicios exclusivos, como es el caso de descuentos en ciertas actividades y anticipos de pensión

Para ello, el comparador de productos bancarios HelpMyCash.com revela cuáles son los 5 mejores bancos para domiciliar la pensión. También informan sobre cuál es la pensión mínima que exigen las compañías financieras para ofrecer todos estos cuantiosos beneficios. 

Estos son los 5 bancos que no cobran comisiones a los pensionistas

Un punto a tener en cuenta es que existe la posibilidad de abrirse una cuenta de ahorros de forma telemática, por lo que con la ayuda de un ordenador con conexión a internet se podrá llevar a cabo este trámite online en solo 10 minutos. 

BBVA y la cuenta Va Contigo

Encabeza la lista el banco BBVA y su cuenta Va Contigo. Esta permite domiciliar una pensión que como mínimo llegue a los 300 euros. Para fortuna de los pensionistas, no tiene comisiones de mantenimiento ni gastos de administración. Tampoco cobra por las transferencias SEPA. Otra de sus novedades a tener en cuenta es que ofrece servicios como el de adelanto de pensión y de descubierto, lo que permite hacer frente a imprevistos económicos. 

ING y la Cuenta Nómina

Otra alternativa pasa por la entidad online ING y la Cuenta Nómina. Este caso se diferencia de BBVA porque admite pensiones de cualquier importe. Por lo que se puede llegar a cobrar pensiones de menos de 300 euros y mantener todas sus ventajas como tarjetas gratuitas de crédito y débito, unido a la retirada de efectivo sin coste en sus más de 50.000 cajeros repartidos por toda España. Eso sí, algunos de ellos exigirán un importe mínimo de retirada de en torno a 10 o 20 euros. Otra posibilidad es que se puede ahorrar al repostar en sus gasolineras Galp o Shell.

El banco gallego Abanca y la Cuenta Clara

A diferencia de los otros dos, el banco gallego Abanca regala 150 euros a los clientes que traigan su pensión a la entidad. Eso sí, exige una gestión prácticamente online y entre los requisitos, el ingreso de la pensión debe tener un importe igual o superior a 600 euros para obtener el regalo, pero no es un requisito para poder abrirse de la cuenta. Es importante mencionar el hecho de que el cliente debe comprometerse a ingresar la pensión en la cuenta durante un periodo ininterrumpido de 24 meses.

 Banco Mediolanum y la Cuenta Única

La Cuenta Única del Banco Mediolanum cuenta sin comisiones, transferencias SEPA libres de gastos, tarjetas de crédito y débito gratuitas. Y todavía hay más. Hasta 52 retiradas de efectivo en cualquier terminal del mundo al año, gestor personal y cierta rentabilidad para aquellos pensionistas que domicilien una pensión por un importe igual o superior a 700 euros en su Cuenta Única. Además, la entidad apuesta por un asesor, más conocido como el 'Family Banker', que acompaña al cliente en todas sus decisiones. La única desventaja reseñable es que no tiene oficinas.

Liberbank y la Cuenta Online Sin

Form parte del banco Liberbank que recordemos que está integrado dentro de Unicaja tras su fusión. Su principal ventaja es que los pensionistas que se hagan clientes de esta entidad recibirán un pago extraordinario de 150 euros cuando cobren la pensión por primera vez cuando se sea cliente. Entre las condiciones, habrá que domiciliar una pensión mínima de 600 euros al mes, firmar una permanencia de 24 meses y ser el titular de la cuenta bancaria.