NoticiasTrabajo logo Auxiliar Administrativo de la AGE: 7 consejos prácticos para aprobar las oposiciones

Auxiliar Administrativo de la AGE: 7 consejos prácticos para aprobar las oposiciones

Las estrategias y técnicas infalibles para convertirse en funcionario como Auxiliar Administrativo de la AGE en 2021.

Cómo aprobar oposiciones Auxiliar Administrativo de la AGE
Trini Rodríguez
Trini Rodríguez
Actualizado a:

El Gobierno aprobó el pasado mes de julio la mayor Oferta Pública de Empleo (OPE) con 30.445 plazas para la Administración General del Estado (AGE) para el año 2021. De esta nueva macro convocatoria, un total de 550 plazas corresponde al Cuerpo Auxiliar de la Administración del Estado del Turno Libre, clasificado como Grupo C2. 

Son sin lugar a dudas unas de las pruebas selectivas de ingreso libre más tentadoras para miles de personas, ya que entre los requisitos solo es necesario contar con el grado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o título equivalente, tener la nacionalidad española y haber cumplido los dieciséis años. Sin embargo, no todos los candidatos con aspiraciones a convertirse en funcionario de la Administración Pública de España saben cómo aprobar estas oposiciones

No hay de lo que temer siempre y cuando se siga un plan de estudio intensivo junto a estos estos siete consejos prácticos y efectivos para superar los exámenes con éxito, que se prevé que se celebren en a partir de enero de 2022. En cualquier caso, es fundamental contar con unas pautas muy concretas para hacerse con un puesto de empleo fijo.

Cómo superar el examen de Auxiliar Administrativo de la AGE

En primer lugar, lo que hay que tener en cuenta es que estas oposiciones constan de dos ejercicios, ambos obligatorios y de carácter eliminitario. La primera parte consistirá en contestar por escrito un cuestionario de máximo 60 preguntas: 30 versarán sobre materias legislativas y otras 30 de caracter psicoténico, con un tiempo máximo de 90 minutos.   

Aunque las pruebas son tipo test, lo que puede parecer muy rápido de resolver, hay que considerar que existen cuatro posibles respuestas correctas: A, B, C y D. Por lo que hay que pensar muy bien lo que se va a reflejar sobre el papel. En conclusión, durante las pruebas cada minuto es oro.

Cronometrar los tipo test  

Es necesario tener en cuenta que en la convocatoria se reparten unas hojas en las que se puede escribir con las preguntas y otra, la que posteriormente recogerá el examinador, donde solo hay que reflejar las respuestas. Es decir, hay que prestar mucha atención en no equivocarse a la hora de reflejar las contestaciones o dejarlo todo para hasta el último minuto. Por lo que el consejo más importante es tener siempre a mano un reloj y, a poder ser, que cuente con cronómetro.

Eso sí, se aconseja que sea un reloj y no un móvil, ya que durante la prueba no se permite el uso de dispositivos electrónicos, a excepción del reloj de pulsera. Pero ojo, este consejo no es solo aplicable para el día de la oposición, sino que se extrapola para cada vez que se realice un tipo test.

Otra recomendación es poner una alarma con el tiempo que durará el examen en total, lo que servirá para no llevarse sorpresas en tan esperado día. Todo ello teniendo en cuenta que durante las horas previas se estará más nervioso, lo que puede jugar una mala pasada a los aspirantes.  

Contar con el temario actualizado

Así es, muchas veces no se es consciente de que al tratarse de un primer bloque con material legislativo, en el que se incluyen 28 temas que a su vez pueden ir modificándose. Esto se debe a que además de las leyes orgánicas, también se incluyen leyes con disposiciones que en muchas ocasiones se van derogando. Aunque pueda parecer de poca importancia, tener un temario actualizado conforme a las últimas modificaciones legislativas puede marcar la diferencia entre un aprobado o no. 

Si no se tiene mucho tiempo para consultar constantemente lo dispuesto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), normalmente son los preparadores los encargados de ir actualizando este contenido. Lo que propicia a hablar sobre la siguiente pauta a tener en cuenta. 

Contar con un preparador 

Se trata de una opción fantástica y muy recomendable, aunque económicamente no siempre está al alcance de todos los bolsillos. Servirse de la experiencia de un preparador hará que además de que se faciliten los temas con las últimas modificaciones pertinentes, hará que se sienta la presión de tener que recitar lo aprendido a una persona altamente preparada, capaz de corregir cada error. 

Además, normalmente son también los encargados de que se facilitan ejercicios tipo test, en los que se suman las últimas preguntas lo que ayuda notablemente a enfrentarse a este momento decisivo. Marcará la diferencia.

Apuntarse a una academia

En el caso de que un preparador se vaya de presupuesto, otra opción es inscribirse a una academia especializada en estas oposiciones. Al igual que en el caso anterior, supone una posibilidad fantástica para estar siempre al tanto de las noticias más frescas con respecto a la convocatoria.

Además, permite estar en contacto con otros compañeros que también estudian lo mismo, lo que además de servir para motivarse, permite comparar apuntes y compartir conocimientos. 

No dejar los psicotécnicos de lado

El error más común a la hora de querer formar parte de la AGE. La segunda parte consiste en varios ejercicios prácticos relacionados con aptitudes y destrezas numéricas, verbales o administrativas. Si se espera hasta el final para preparse esta parte, igualmente importante que la primera, se correrá el grave riesgo de no superarla. 

Guiarse de libros oficiales 

Existen infinitas editoriales que incluyen los temas para esta oposición. Sin embargo, en muchas ocasiones se cuenta solo con apuntes, en lugar de tener a mano estos libros de tanta ayuda. Es cierto que no siempre son baratos, es más, normalmente superan los 40 euros, pero se recomienda contar al menos con un material académico de este tipo para dejarse guiar. 

Eso sí, tampoco se aconseja hacerse con todos los libros de cada una de las editoriales. Materialmente, por tiempo, es imposible leerse cada uno de ellos y, además, en cualquier caso se repetirán muchos de los capítulos. Mejor uno o, como mucho, dos y a poder ser que están indicados por la academia o preparador. 

Visualizar videos de YouTube 

Pero no vale cualquiera. Cuando se habla de echar un ojo a videos de YouTube, realmente son los que tienen que ver con el Cuerpo de Auxiliar Administrativo de la AGE. Es muy sencillo, ya que son cada vez más las academias que cuelgan tutoriales con técnicas imprescindibles para preparse de cara a conseguir un aprobado.

Es el caso de LANDL Formación, en el que se incluyen pautas de memorización, consejos para el día del examen, resúmenes con lo más importante y todo lo que hay que se debe de tener en cuenta. Incluso repasos de hasta 15 minutos, que puede parecer corto, pero son realmente valiosos.