Autónomos
Prestaciones Autónomos

Cómo la Ley de Startups revolucionará el sector del emprendimiento en España

El Gobierno de España aprobó en el Congreso de los Diputados la normativa que pretende "impulsar, atraer y retener talento". Ya en vigor, es la más ambiciosa de Europa y ensancha el camino a los nómadas digitales.

Jóvenes trabajando en una oficina
Cómo la Ley de Startups revolucionará el sector del emprendimiento en España
Javier Martín
 

El Gobierno de España aprobó la pasada semana la Ley de Startups. Probablemente para la gran mayoría de la población pase desapercibida y casi de puntillas entre las muchas que valoran para sacar o no adelante cada semana el Congreso de los Diputados. Sin embargo, la inclusión en el Boletín Oficial del Estado (BOE) supone un impulso y ventajas sin precedentes para el sector del emprendimiento nacional, precisamente cuando más lo necesita, con la inflación y el nivel de endeudamiento a niveles históricos.

Esta se suma a otras con el mismo objetivo, mejorar la productividad y competitividad del tejido productivo, como son la Ley Crea y Crece que da la oportunidad de crear empresas a partir de un euro, o la ley de reforma concursal, cuyo proceso de tramitación se encuentra en su última fase. Asimismo, dispone de 4.000 millones de euros en ayudas para empresas y el programa de ayudas para el empleo femenino correspondientes al Fondo Next Tech.

Concretamente, la Ley de Startups busca, en palabras de la ministra de economía, Nadia Calviño, el "cambio de la estructura productiva del país, favoreciendo a los más jóvenes", con la intención de "impulsar, atraer y retener talento". Aprobada en su fecha límite, responde a una de las reformas pactadas con Bruselas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia unos fondos vitales para la recuperación económica.

Qué es la Ley de Startups

Se trata de una legislación que es muchas cosas al mismo tiempo. Aunque, básicamente, promete configurar un marco normativo de los más beneficiosos del continente europeo para el emprendimiento innovador a través de medidas para la captación de talento e inversión tales como la simplificación en la obtención de visados y autorizaciones de residencia; o una apuesta radical en el ámbito de las opciones de compra de acciones.

Una especie de alfombra roja para los emprendedores que prometió Pedro Sánchez en 2018 en el South Summit consistente en un marco legal que reconociera las singularidades propias de las startups y su naturaleza jurídica específica. “Pondrá a España a la vanguardia de Europa en la creación de este tipo de compañías, clave para la recuperación económica”, aseguró Calviño.

Ley de Startups: atraer a nómadas digitales

¿Qué son las startups? Para aquellos que aún no se han familiarizado con el término, se tratan de empresas de reciente creación con un modelo y esperanzas de crecimiento progresivo que tiene en las nuevas tecnologías su tipología principal de funcionamiento. Estas contarán con una serie de nuevas ventajas:

  • Ampliación de la definición del concepto startup. Los emprendedores en serie, aquellos fundadores de varias empresas, podrán acogerse hasta un máximo de tres veces a la ley. Para formalizarse como startup, habrá que acudir a Enisa, para posteriormente presentar ante la Oficina Nacional de Emprendimiento una recomendación propuesta por la CNMC.
  • Más deducciones fiscales. Durante los cuatro primeros años de vida de la startup, se reduce hasta el 15% el impuesto de sociedades. Durante los primeros cinco, tendrán una deducción por inversión del 50%. También se permitirá aplazar el pago de impuestos durante los dos primeros ejercicios. Los primeros 100.000 euros de inversión estarán exentos de ellos. Asimismo, el límite de ‘stock options’ exentos de impuestos se amplían hasta los 50.000.
  • Burocracia más sencilla. Se busca atraer talento. La agilización de la tramitación de visados para nómadas o emprendedores digitales será uno de sus mayores atractivos. Crecerán las oportunidades de empleo con acciones como la exención de la cotización como autónomo en las primeras etapas de la formación de la empresa o la eliminación de la necesidad del NIE para empresas extranjeras. Además, será posible registrar una startup de forma digital y en tan solo seis horas, dependiendo de los estatutos a los que se acoja, se suprimen los aranceles notariales y el requisito de renovar la acreditación de startup.  Los sandbox regulatorios, o un entorno regulado para la aprobación de las innovaciones en el sector, es otra de los cambios destacados.

Ley de Startups: entrada en vigor

Como ya se ha remarcado, el Gobierno de España aprobó tras más de diez meses de tramitación legislativa la nueva normativa, que ya se encuentra en marcha desde el 3 de noviembre de 2022.

ARCHIVADO EN: