La Seguridad Social explica cómo cobrar el plus 82 euros al mes si eres pensionista prejubilado

La Seguridad Social explica cómo cobrar el plus 82 euros al mes si eres pensionista prejubilado

Solo los pensionistas prejubilados podrán ser beneficiarios de este plus que el INSS ha puesto en marcha para compensar las largas cotizaciones.

Diego Fernández
Actualizado a:

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en palabras del propio ministro, José Luis Escrivá, va a aumentar la cuantía total de las pensiones a través de un plus económico. Aunque, de momento, los beneficiarios solo son aquellos pensionistas que se hayan prejubilado y que cumplan un requisito imprescindible, viendo aumentado, en cierto modo, el dinero que van a recibir mensualmente.

Para poder acceder a esta bonificación los prejubilados solo deben cumplir dicha condición, ya que desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) aumentarán de una manera más notable o menos la cuantía. Todo ello de manera automática solo teniendo en cuenta los años cotizados a la propia Seguridad Social, ya sea como trabajadores autónomos o por cuenta ajena.

Hay que recordar que el aumento que el ministro Escrivá ha propuesto oscila desde los 5 euros al mes y los 82 euros mensuales. Todo ello con el objetivo de compensar las penalizaciones que sufren los pensionistas prejubilados que tienen una larga cotización al INSS. Aunque la verdad es que esta mínima subida no compensa realmente los coeficientes reductores que afectan a estos pensionistas.

El INSS exige cumplir tres condiciones para cobrar el plus

El Instituto Nacional de la Seguridad Social añade que, para poder cobrar el plus que va desde los 5 euros hasta los 82 euros, todos ellos de manera mensual, el prejubilado debe cumplir una serie de requisitos. Para ello se tendrá en cuenta la edad de prejubilación, los años cotizados y el futuro cobro de la pensión.

Un mínimo de años cotizados a la Seguridad Social

El propio Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones explicó que la primera medida que se iba a tener en cuenta para conocer qué personas eran las beneficiarias de este plus económico eran los años cotizados al INSS. Para poder acceder a este aumento en el cobro mensual de la pensión de prejubilación, el beneficiario debe acumular, como mínimo, 44 años y 6 meses cotizados a la Seguridad Social.

Además, cabe destacar que, tal y como indica el propio INSS, no es necesario que esta prejubilación fuese voluntaria. Y es que los pensionistas que accedieron a ella por un despido forzoso o un ajuste de las plantillas en sus respectivas empresas, por las que tuvieron que abandonar su puesto de trabajo de manera anticipada, también están incluidos.

La edad de prejubilación decidirá la cuantía del plus

Si se cumple el primero de los requisitos que establece la Seguridad Social para cobrar el plus mensual en las pensiones, habrá que fijarse, a continuación, en la edad con la que se accedió a la prejubilación. Esto quiere decir que no cobrará lo mismo una persona que acceda a esta modalidad de la jubilación con 60 años, que lo haga con 64 años, recibiendo un plus de dos cantidades económicas distintas.

Todo ello debido a que, por cada año que se adelante la jubilación, el pensionista sufrirá un recorte del 8%, lo que podría llegar a suponer la pérdida de casi la mitad de la pensión total que le podría pertenecer si se jubila con 60 años. Es decir, 5 años antes de la edad legal establecida si se cotizan más de 37 años y 3 meses, como sería este año 2021, estando establecido en los 65 años para aquellos que cumplen con dicha cotización mínima.

En relación a cuánto iba a aumentar la pensión en cada pensionista prejubilado, habrá que tener en cuenta precisamente esto, la edad con la que accedió a la prejubilación. Ya que recibirán una cantidad económica mayor aquellas personas que entrasen en esta modalidad de manera anticipada y, por lo tanto, sean más castigadas por los coeficientes reductores, pudiendo recibir el plus máximo de 82 euros de manera mensual.

Por el lado contrario están los prejubilados con más de 44 años y 6 meses cotizados al INSS que accedieron a esta jubilación con una edad más próxima a los 65 años. En estos casos la cuantía que se sume será bastante menor, debido a que pierden menos dinero de su pensión de manera mensual.

Una pensión más baja que la que se hubiese recibido en 2022

Por último, la tercera condición que se debe cumplir para poder recibir este plus económico por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social es que la cuantía que el prejubilado esté recibiendo actualmente sea menor a la que podría recibir si la solicita en 2022. Esto quiere decir que, con la reforma de las pensiones ya en marcha, la cuantía de todas las pensiones cambia. Todo ello debido a, entre otras cosas, la eliminación de la paguilla, lo que hará que la cuantía que reciban los pensionista crezca con el Índice de Precios de Consumo (IPC) o se mantenga igual.

Esto es, si actualmente un prejubilado que haya cotizado dicho tiempo mínimo para poder acceder al plus, está recibiendo una pensión de 600 euros al mes. Podrá beneficiarse del aumento de su pensión siempre y cuando ésta sea menor a si la hubiese solicitado en el año 2022, con los nuevos coeficientes reductores que entrarán en vigor.

¿Quiénes están excluidos de recibir el plus en la pensión?

No todos los pensionistas prejubilados pueden acceder a este plus si cumplen estas condiciones, y es que hay un grupo de más de 24.000 pensionistas que, pese a cumplir con la normativa, no tienen derecho a recibir un nuevo plus. Estos son los pensionistas que ya estén cobrando la pensión máxima, es decir, los 2.707 euros mensuales que tiene establecido el Instituto Nacional de la Seguridad Social como la cuantía máxima de pensión a la que puede tener acceso el jubilado.