EL SEPE aclara en qué casos es posible cobrar dos ayudas al mismo tiempo

EL SEPE aclara en qué casos es posible cobrar dos ayudas al mismo tiempo

En estos 3 casos se pueden cobrar dos ayudas a la vez
Diego Fernández
Actualizado a:

Hay muchas ocasiones en las que una persona se encuentra en un periodo de desempleo y, por lo tanto, se pregunta si podría llegar a cobrar o no dos ayudas al mismo tiempo. Ante esta cuestión la realidad es que, un desempleado podría llegar a cobrar dos prestaciones a la vez siempre y cuando se den una serie de casos muy concretos, tal y como se destaca desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y se explicará a continuación para aclarar las posibles dudas.

Hablando de una forma más concreta, el SEPE distingue hasta 3 casos en los que una persona que sea beneficiaria de una prestación por desempleo puede llegar a compaginar dicho cobro con otra ayuda totalmente distinta. Aunque para esto es necesario tener en cuenta un importante dato, y es que la nueva ayuda que se reciba no puede ser de la misma administración pública. Es decir, no se pueden recibir dos subsidios que pertenezcan al SEPE al mismo tiempo.

Esto deja ver que, para poder cobrar ayudas al mismo tiempo es necesario que sean diferentes no solo en cuanto al tipo de prestación sino a la institución que las concede y paga. Algo que podría llegar a inducir cuáles son algunos de los hechos que se pueden dar para que el demandante de empleo reciba dos cuantías económicas a final de mes que, lejos de sustituirse, se complementan en un pago común.

En qué casos se pueden cobrar 2 ayudas a la vez

En las próximas líneas se van a indicar los 3 casos en los que un desempleado puede llegar a cobrar dos prestaciones distintas al mismo tiempo. Antes de ello es importante destacar que una de las ayudas que recibiría el desempleado sería la correspondiente que se concede y paga el Servicio Público de Empleo Estatal, pero, ¿y la otra? La respuesta es sencilla, el desempleado tendrá que solicitar la otra al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ya que serán las cuantías que se podrán compaginar con los subsidios por desempleo.

El subsidio más una pensión

El primero de los casos en los que una persona puede llegar a cobrar dos ayudas al mismo tiempo es si compaginan el cobro de una prestación por desempleo, ya sea con la modalidad contributiva o contributiva, con el ingreso de una pensión contributiva por parte de la Seguridad Social. Aunque lo cierto es que no valdrá con cualquier pensión, sino que tan solo están disponibles dos de ellas, como son las prestaciones de viudedad y, además, las que se concedan por una incapacidad permanente. En el caso de la última, sólo será posible siempre y cuando el trabajador haya sido afectado por un grado parcial o total, algo que le permite seguir trabajando y no le obliga a retirarse de manera prematura, como ocurre con el resto de grados de invalidez.

El subsidio más la prestación por hijo a cargo

También es posible compaginar una prestación por desempleo, ya sea el paro o un subsidio no contributivo, con la ayuda que el Instituto Nacional de la Seguridad Social concede a las familias que cuentan con un hijo menor de edad a cargo. Se trata de una ayuda que se puede cobrar, sobre todo con el paro, ya que no tiene establecido ningún límite de ingresos, al contrario que ocurre con las prestaciones no contributivas, que sí tienen fijado un tope en el que el beneficiario puede recibir, como máximo, 750 euros al mes. Un dato que corresponde con el 75 % del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) después de que el Gobierno de España lo haya subido a los 1.000 euros al mes.

El subsidio más el Ingreso Mínimo Vital

Por último, también es posible compaginar un subsidio por desempleo con el Ingreso Mínimo Vital (IMV). Aunque en este punto es importante destacar que no siempre se recibirá lo mismo, sino que esta ayuda de la Seguridad Social es un pago complementario que se sumará a lo que ya se esté recibiendo hasta alcanzar lo que le pudiese corresponder a una familia que cobra el subsidio por desempleo. Esto es, si una persona recibe 500 euros de una prestación del SEPE y, en función de la cantidad de personas que forman su unidad de convivencia, el IMV debería pagarle 700 euros, la Seguridad Social le ingresará 200 euros, ya que es lo que le resta para alcanzar los 700 euros que le corresponderían por su situación familiar.