Lo que no puedes hacer en el ordenador del trabajo si quieres mantener tu empleo

Lo que no puedes hacer en el ordenador del trabajo si quieres mantener tu empleo

Si no quieres perder tu empleo, estas son las cosas que no debes realizar bajo ningún concepto con el ordenador del trabajo.

Cuidado con las malas prácticas en el ordenador del trabajo
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Es imposible estar concentrado todo el tiempo del trabajo. Pero eso no quita que puedas hacer lo que quieras en tu horario laboral. Si eres de esas personas a las que le cuesta mantenerse enfocadas en las tareas diarias, deberías tener cuidado con ciertas prácticas que podrían cuestionar tu permanencia en la empresa. Sobre todo si trabajas con un ordenador de la compañía, donde todo queda registrado. 

De hecho, cada vez son más las empresas que cuentan con programas para monitorear las pantallas de los ordenadores, grabando cada uno de los movimientos. Así, aunque el derecho a la intimidad esté registrado en el Estatuto de los Trabajadores, conviene andarse con cuidado para no llevarse ninguna sorpresa. A continuación se exponen las 5 acciones que no puedes hacer en el ordenador del trabajo si quieres mantener tu puesto en la empresa. 

Las 5 cosas prohibidas que no puedes hacer en el ordenador de empresa

Son muchos los puestos laborales que obligan a trabajar con un ordenador de empresa. Si el tuyo es uno de ellos, procura no cometer ninguna de estas acciones en tu horario de trabajo, pueden contarte la salida de la compañía. 

Buscar empleo o trabajar para otras empresas 

Como cualquier otra acción que no esté relacionada con el puesto, puede conllevar una sanción disciplinaria. O, en el peor de los casos, un despido. Pero será todavía más grave si, además de ver que no se están cumpliendo con las funciones, se descubre que se está buscando otro empleo. Es así porque podría cuestionar el compromiso y entrega con la compañía actual. 

Navegar por internet para asuntos propios: redes sociales, compras… 

No solo es poco profesional gastar tiempo efectivo del trabajo en actividades propias (ver redes sociales, vídeos en Youtube, episodios en Netflix o comprar online, entre otras), sino que también pueden exponer información personal que no debería conocer nadie más. Tanto para conservar tu trabajo como por seguridad, no tendrías que recurrir al ordenador de empresa para ello. 

Guardar contraseñas personales 

Al hilo de lo anterior, es peligroso guardar contraseñas o claves personales. También información sensible, como pueden ser documentos, ya que no sabes quién puede utilizarlos en el futuro. Si no quieres ponerte a cambiar tus contraseñas, en caso de que cambies o no continúes en tu actual empresa, solo deberías emplear tus dispositivos personales para guardar este tipo de datos. 

Conectarse a redes públicas 

Siguiendo con la seguridad, no es aconsejable conectarse a las redes públicas. Siempre es mejor tirar del wifi o los datos propios, ya que de lo contrario se pueden filtrar documentos o datos comprometidos del trabajo. Podrías poner en graves problemas a la empresa. 

Enviar mensajes personales 

A no ser que sea una emergencia, para lo que siempre es mejor avisar, hay que dejar las conversaciones personales ajenas al trabajo para cuando se haya terminado la jornada laboral. Más si se realizan con compañeros de trabajo a través de herramientas como Google Hangouts o Slack, ya que le estarás dando a la compañías pruebas por escrito de que no cumples con tus funciones. Además de que queda poco profesional.