Amortizar la hipoteca: ¿es aconsejable con el euríbor alto?

Amortizar la hipoteca: ¿es aconsejable con el euríbor alto?

La amortización de la hipoteca será rentable o no dependiendo del euríbor: cuando se encuentra alto, se puede conseguir una reducción de los intereses a pagar por el préstamo hipotecario.

Cuándo es el mejor momento para amortizar la hipoteca
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Ya se habla de la época de las hipotecas caras. Ante la imparable escalada del euríbor, las hipotecas de tipo variable se van a encarecer notablemente ante la subida de los tipos de interés. Bajo este panorama, las personas que se encuentran en esta situación, y hayan tenido la suerte de conseguir ahorrar un buen pellizco, pueden preguntarse si es mejor liquidar el préstamo hipotecario dadas las circunstancias. 

Es lo que se conoce como amortizar la hipoteca, mediante la que se procede a la devolución del préstamo antes de que finalice el contrato. Explicado de forma más sencilla, la amortización de la hipoteca permite devolver por adelantado el dinero prestado por el banco, si se cuenta con un dinero extra, con la finalidad de quitarnos parte o la totalidad del préstamo. En este sentido, hay dos formas de amortizar la hipoteca: 

  • Amortización total: se devuelve todo el dinero que quedaba pendiente del préstamo. 
  • Amortización parcial: se devuelve parte del dinero que se debe para reducir la cuota que se paga de forma mensual o bien para disminuir el número de plazos que quedan por pagar, para saldar antes la deuda y, por ende, los intereses totales del préstamo. 

¿Cuándo será bueno acogerse a este recurso? Todo depende del euríbor, siendo la referencia que se toma para fijar los intereses de la mayoría de hipotecas de tipo variable (en el siguiente artículo, se explica con detalle cómo afecta el euríbor a las hipotecas). También habrá que tener en cuenta la comisión que conlleva optar por la amortización, aunque en determinados momentos puede ser lo más aconsejable pese a este pago. 

Cuándo conviene amortizar la hipoteca 

Revisar el euríbor es el primer paso para saber cuándo es el mejor momento para amortizar la hipoteca. El motivo es sencillo: es el principal determinante a la hora de fijar los intereses que se pagan por el préstamo hipotecario. En caso de que se encontrase bajo, los intereses también serían mínimos, por lo que el importe que nos ahorraríamos sería reducido. Teniendo en cuenta las comisiones que suelen imponer los pagos para liquidar de forma anticipada la hipoteca, podría no salir a cuenta.  

Por el contrario, si el euríbor está alto, como ocurre actualmente, los intereses también son elevados, por lo que sí sería una buena opción amortizar la hipoteca. Más si no se espera una bajada a corto o medio plazo. Sería una buena alternativa porque se podrían reducir considerablemente los intereses que se pagan por la hipoteca, unos intereses que a día de hoy no presentan un futuro alentador: no se veían estos números desde la burbuja financiera de 2008 y, aunque se espera que no se llegue a dichos máximos, se estima una subida de estos préstamos de entre 800 y 1.500 euros mensuales ya para el presente mes de junio.

Si el euríbor siguiera subiendo, hasta llegar al 3%, el coste para las personas que tengan una hipoteca de tipo variable podría dispararse hasta pagar 3.000 euros más al año. Si se compara con lo que se venía pagando el año anterior, en 2021, supondría unos 250 euros más al mes. Ahí la amortización de la hipoteca, para aquellos que tengan dinero ahorrado, podría ser una buena alternativa: podrán esquivar esta subida de intereses que encarecerá este tipo de préstamos hipotecarios.