¿A qué edad debo empezar a pensar en mi futura jubilación?

¿A qué edad debo empezar a pensar en mi jubilación?

Los expertos recomiendan empezar cuanto antes en ahorra para la futura pensión de jubilación

Paola Vargas López
Actualizado a:

Tal vez la previsión de tu futura pensión de jubilación no suponga un problema actualmente en tu vida, pero puede llegar a serlo en unos pocos años, es por ello que cuanto antes entendamos todo sobre esta prestación económica que nos asegurará un retiro de calidad ,así podremos empezar a actuar hoy.

Lo primero que debe quedarnos claro es diferenciar entre una pensión contributiva y una pensión no contributiva de jubilación, ¿sabes cuál es la diferencia?. En el siguiente artículo te lo aclaramos detalladamente, sus requisitos, cómo solicitarla, etc., aunque te podemos resumir que:

'Podrás acceder a una pensión de jubilación no contributiva de la Seguridad Social si llega tu edad de jubilación y no has cotizado el tiempo suficiente a lo largo de tu vida laboral'.

Pensión contributiva por jubilación

Es exactamente lo que todos conocemos como jubilación. La que por ley nos corresponde y que hemos luchado a lo largo de toda nuestra vida por conseguirla y vivir un retiro lo más holgado posible.

Para acceder al 100% de la pensión en 2021 es necesario haber cotizado un mínimo de 36 años al INSS.

Lo primero que debes saber es el requisito básico de que mínimo debes tener 15 años cotizados a la Seguridad Social para empezar a plantearte una pensión mínima. ¿Cúal es el mínimo este año 2021?

Si partimos de la base de que tenemos 15 años cotizados mínimos, tendremos derecho a cobrar la cuantía que corresponde al 50% de su base reguladora. Cuando llegue la hora del retiro (66 años de edad ya en este 2021), se tendrán en cuenta los últimos 24 años, es decir, las últimas 288 bases de cotización que se dividen entre 336.

Estas cifras son para el presente año. El próximo 2022 estas cifras a tener en cuenta serán las de los últimos 25 años y para valorarlo se dividirán las 300 bases entre 350.

Importante señalar que si se tendrán en cuenta las cotizaciones aportadas a la Seguridad Social en periodos de:

  • Desempleo
  • maternidad o paternidad
  • riesgo durante el embarazo o lactancia
  • incapacidad temporal
  • régimen especial agrario
  • INP
  • e incluso los seguros sociales antes del año 1967
  • cotizaciones ficticias como las reconocidas por cuidado de hijos
  • suspensión por contrato en situaciones de violencia de género

Con los 15 años cotizados que tenemos si tras dividir al 50% la base reguladora y realizar dicho cálculo, la pensión final es inferior a la mínima, podremos acceder al complemento por mínimos hasta alcanzar la pensión mínima. Aunque también es verdad que, no se reconoce automáticamente a todo el mundo, y además incluso reconociéndose no se garantiza que la pensión a recibir llegue al mínimo anual.

Será necesario cumplir varios requisitos entre los que destacamos acreditar la residencia en nuestro país continuada (ausencia máxima de 90 días fuera de nuestro territorio), ni cobrar prestación por trabajo o capital mayor de 7.638 euros al año.

En 2021 la pensión mínima está fijada en:

  • 851 euros al mes en 14 pagas para jubilados con cónyuge a cargo.
  • 654,60 euros al mes en 14 pagas si se tiene cónyuge, pero no está a cargo.
  • 689,70 euros al mes en 14 pagas para solo el jubilado única unidad de convivencia.

Cuándo empezar a pensar en la jubilación

Ahora bien, analizando todo esto, ¿cuándo debemos de empezar a ocuparnos de cara a cumplir con los requisitos establecidos para asegurarnos una mínima calidad futura?.

Respuesta rápida: ya, alrededor de los 30 años de edad ya debemos de pensar en abarcar todas las opciones posibles.

Siete de cada diez españoles todavía no ha empezado a ahorrar

Los tiempos por los que atraviesa nuestro país y el resto del mundo son bastante complicados y no hacen más que aumentar la sensación de incertidumbre de muchos jóvenes que están viendo que es posible no recibir lo que deben recibir. Muchos expertos advierten que la situación podría no parar de empeorar en los próximos años, por lo que son muchos los que hacen varias recomendaciones ante la duda.

  • Comienza a pensar en la jubilación desde el primer momento que te incorpores al mundo laboral, desde tu primer contrato de trabajo, sea a los 18 o los 28 años.
  • Complementa tu pensión pública con el ahorro privado, acude a un experto que realice un plan a medida en función de tu situación personal. Hoy 50 euros al mes no te supondrán nada, en unos años supondrá mucho.
  • Sé constante, ahorra todos los meses por obligación.
  • Adecúa el ahorro a la evolución de tus ingresos: si ganas más, ahorra más.

Como datos que te puede ayudar a entender, podemos asegurar que:

  1. Si comienzas a ahorrar a los 40 años de edad (unos 2.500 euros al año), acumularás llegados a los 65 años, casi la tercera parte de lo que habrías conseguido si hubieras comenzado a tus 25 años.
  2. Si comienzas a ahorrar a los 25 años de edad podrás disponer de una renta complementaria a la pensión pública durante la jubilación de 1.145 euros, si demoras el inicio a tus 40 años, la renta se vería reducida a solo 450 euros.