NoticiasTrabajo logo Se cumplen 90 años del voto del femenino: Clara Campoamor, un discurso para la historia

Se cumplen 90 años del voto del femenino: Clara Campoamor, un discurso para la historia

El 1 de octubre de 1931 se incluía en la Constitución española el derecho al sufragio femenino tras una intervención memorable de la promotora de la igualdad entre hombre y mujeres.

Se cumplen 90 años del voto del femenino: Clara Campoamor, un discurso para la historia
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

El derecho a voto femenino sopló las 90 velas en su tarta de cumpleaños. 90 años de aquel 1 de octubre de 1931 en el que se celebró en la Cortes Constituyentes de la II República, casi con total seguridad, la votación más trascendental para la historia española. No solo política, si no el absoluto término de la palabra. Ese 'sí' a que el género femenino pudiera votar por ley cambió la historia.

La mujer, hasta entonces, no podía votar. Tampoco, por ejemplo, tener una cuenta en el banco si tener el permiso certificado de su tutor legal. No solo sucedía bajo el yugo franquista, también ocurrió durante la I y II República, con Cánovas y Sagasta como líderes nacionales, respectivamente. Una cuestión, por tanto, no tanto aparejada a la ideología si no a la mentalidad.

Esa lucha que todavía hoy perdura extendida a otras batallas como el machismo, tuvo su germen en un memorable discurso de la política Clara Campoamor. Esto, posibilitó que hoy la plana mayor del Gobierno cuente con mayoría femenina, que esté compuesto por 13 ministras o que incluso Díaz Ayuso o Yolanda Díaz opten a ser las primeras presidentas nacionales de la historia española.

Clara Campoamor, contra viento y marea

“Aunque no queráis y si por acaso admitís la incapacidad femenina, votáis con la mitad de vuestro ser incapaz”. Con esas palabras, que hicieron añicos los prejuicios de la mayoría del hemiciclo, finalizó la diputada por Madrid, Clara Campoamor, un discurso demoledor ante 470 varones y una sola mujer.

Hasta consiguió el beneplácito de esta, Victoria Kent, otra feminista pero de ideología opuesta a la radical del partido de Alejandro Lerroux que representaba Campoamor. Ésta, apostaba por esperar, escudándose en que el género femenino aún no estaba preparado para participar en igualdad jurídica ante los hombres en el mundo político.

“Somos producto de dos seres; no hay incapacidad posible de vosotros a mí, ni de mí a vosotros”, “me siento ciudadana antes que mujer, y considero que sería un profundo error político dejar a la mujer al margen de ese derecho, a la mujer que espera y confía en vosotros”. O incluso “en vuestras conciencias repercute que es un problema de ética, de pura ética reconocer a la mujer, ser humano, todos sus derechos”, fueron algunas de las flechas de la política a la cámara.

Su dialéctica y capacidad de oratoria, capaz de arrancar el inmovilismo que los hombres creían inmutable, cristalizó en el artículo 36 de la Constitución de 1931 sobre el sufragio femenino que recogía los ciudadanos “de uno y otro sexo tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes”. 161 síes frente a 149 noes. “Llovieron las lamentaciones. El voto femenino pesaba como una losa, más que sobre el corazón, sobre el hígado de muchos españoles”, escribía Campoamor poco después.

¿Cuándo votó la mujer por primera vez?

Esos años 30 resultaron clave para igualar los derechos legales no reconocidos de la mujer sobre el hombre. Un punto de inflexión que supuso el altavoz para años de silencio, no solo político si no hasta societario a todos los aspectos, y que aún continúa encendido, con el machismo como actual diana.

Un camino efectivo, pero lento y sinuoso. Hasta dos años tardaron en ejercer ese derecho de sufragio el 1 de noviembre de 1933 más de 6,5 millones de mujeres que acudieron a las urnas en una cita histórica e inmortalizada entre los primeros flashes.

De esta manera, España copiaba a otros países que ya lo hacían hace mucho tiempo como Australia, el primero en el que votaría la mujer, Finlandia, Hungría, Reino Unido, Irlanda o Bélgica. Poco después llegó el franquismo y su opresión, un ‘stand by’ a ese avance en materia de igualdad que se recordará en el Congreso.

Jornadas del 90 aniversario del voto femenino

Bustos, salas con el nombre de Clara Campoamor... el Congreso recuerda esta semana la importancia de la figura de la precursora del cambio y la instauración en la Constitución del derecho de sufragio femenino con unas jornadas de una semana de duración y que ya fueron inauguradas por la presidenta de la institución, Meritxell Batet, y la ministra de Igualdad, Irene Montero.

“La memoria es nuestra mejor herramienta de futuro”, afirmaba Montero en el pistoletazo de salida del evento, en el que se debatirá y expondrá históricamente la evolución a todos los niveles entre hombre y mujeres. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y otras celebridades, también se han sumado a su celebración.

 

Aún es posible escuchar las palabras que Clara Campoamor emitió en un discurso que sin duda fue histórico en la historia española. Para poder hacerlo, se puede visitiar el vídeo que está disponible en la plataforma de Youtube que ha facilitado la Universidad de Alicante y que se encuentra bajo el nombre 'Discurso de Clara Campoamor'