Trámites DNI

Es obligatorio denunciar la pérdida del DNI

En caso de pérdida o robo del DNI, las autoridades aconsejan denunciar ante la Policía lo más rápido posible. Sirve para protegerse de una posible suplantación de identidad.

Una persona sujetando un DNI
Pérdida o robo del DNI
Esperanza Murcia
 

El Documento Nacional de Identidad (DNI), es el justificante oficial que tiene una persona para acreditar su identidad. Perderlo o que sea robado, puede tener graves consecuencias, pues se utiliza para acceder a numerosos trámites y a la mayoría de operaciones financieras, como puede ser abrir una cuenta bancaria o pedir un préstamo al banco. Por ello, la persona que obtenga el DNI puede suplantar tu identidad e, incluso, realizar movimientos en tu nombre.

Es el motivo por el que, aunque no sea legalmente obligatorio, desde las autoridades aconsejan denunciar el DNI nada más descubrir que se ha perdido o que ha sido robado. Lo avisa el propio Banco de España: “resulta imprescindible presentar denuncia policial cuanto antes en cualquier comisaría de la Policía Nacional o en un cuartel de la Guardia Civil. También se debe notificar a la Policía Nacional la pérdida accidental del DNI, aunque no se presente denuncia”. 

De ese modo, en caso de que sea utilizado por terceros o intenten suplantar la identidad, se puede demostrar que es otra persona la que está detrás de dichas acciones. El BdE recomienda, además, guardar en un lugar seguro una copia de la denuncia o de la notificación a la Policía: “Con ella podrás quedar libre de responsabilidad de las operaciones que hagan en tu nombre en caso de suplantación, pero si no eres capaz de probar el robo o extravío puedes enfrentarte a problemas para demostrar el fraude”. 

¿Qué hay que hacer cuando se pierde el DNI?

Para prevenir problemas o reclamaciones, debido a que se produzca una suplantación de identidad o un uso ilegítimo del DNI, lo primero que hay que hacer es presentar una denuncia en cualquier dependencia policial o ante el Juzgado de Guardia. Después, tras guardar una copia con la denuncia o notificación, habría que solicitar cita para obtener un duplicado del documento de identidad

Si la denuncia se pone en la Policía, allí mismo se podrá conseguir la cita. Igualmente, desde el portal de “Cita previa DNI”, se puede concertar una. En este caso, el documento se renovará sin necesidad de presentar una fotografía, pues se tomará la anterior, aunque sí habrá que presentar la denuncia para demostrar que se ha perdido o ha sido robado. 

Asimismo, si el DNI se encontrase en los últimos 90 días de vigencia, sí será necesario aportar los mismos documentos que para su renovación: una fotografía reciente, la denuncia y, en caso de cambio de domicilio, el certificado o volante de empadronamiento del Ayuntamiento donde se tiene el domicilio, expedido con una antelación máxima de tres meses desde que se solicita la renovación del DNI

¿Qué pasa si no denuncio la pérdida del DNI?

Si no se denuncia la pérdida del DNI, habría que asumir responsabilidades en caso de que una tercera persona lo utilice para suplantar la identidad o lo utilice de forma fraudulenta. Por ejemplo, como expone el portal de ‘Legálitas’, se puede emplear para financiar vehículos, altas de telefonía móvil, compras con tarjeta y demás prácticas ilegales que podrían afectar a los propios intereses. 

Por ello, interponer una denuncia no solo sirve como protección, sino también para defender una reclamación a esos terceros. Al respecto, no solo hay que denunciar a la Policía la pérdida del documento de identidad, sino también cualquier movimiento u operación del que se tenga constancia y haya sido efectuado de forma fraudulenta. 

¿Cuál es la multa por perder el DNI?

Según la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, perder el DNI tres veces en menos de un año puede suponer una multa de entre 100 y 600 euros, aunque se reduciría a la mitad del importe si se abona dentro de plazo. Además, para imponer la sanción, los agentes deben considerar que el titular ha actuado de manera negligente. Esta multa no se aplicaría en caso de que el documento de identidad haya sido robado, teniendo efectos solo cuando se ha perdido por negligencia de su propietario. 

ARCHIVADO EN: