NoticiasTrabajo logo Estas son las principales enfermedades que causan una incapacidad permanente

Estas son las principales enfermedades que causan una incapacidad permanente

Hay más de decenas de enfermedades que, dependiendo de cómo afecte a una persona, se pueden convertir en una incapacidad permanente.

Estas son las principales enfermedades que pueden causar una incapacidad permanente Hay más de 70 enfermedades que pueden llegar a causar una incapacidad permanente
Diego Fernández
Diego Fernández
Actualizado a:

Una incapacidad permanente se puede llegar a sufrir por muchos motivos, uno de ellos es sufrir cualquier tipo de enfermedad. Dependiendo de cómo afecte al trabajador, puede llegar a causarle una incapacidad que le obligue, incluso, a tener que abandonar la vida laboral antes de tiempo debido a las dificultades de movilidad que esta le pueda llegar a ocasionar.

Pero, ¿cuáles son estas principales enfermedades que pueden llegar a causar una enfermedad? Pese a que no hay ninguna lista oficial por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), a continuación se va a indicar una lista con todas esas enfermedades que pueden ser motivo de una incapacidad permanente y, por lo tanto, que el afectado pueda pedir la pensión a la Seguridad Social.

Si se encuentra la enfermedad que se sufre, siempre diagnosticada por el médico, se puede solicitar una pensión al INSS. Aunque eso no garantiza que se vaya a cobrar el dinero que se le destina a estos pensionistas, sino que un Tribunal Médico de la administración pública tendrá que evaluar el grado en el que dicha patología afecta al solicitante para conceder o no el cobro de la prestación por incapacidad permanente.

¿Qué enfermedades pueden llegar a causar una incapacidad permanente?

En este apartado se van a indicar todas aquellas principales enfermedades que, dependiendo del grado de gravedad, pueden afectar de una manera u otra al trabajador. Pudiendo sufrir desde una incapacidad parcial, que no le obliga a abandonar el mercado laboral, hasta tener una gran invalidez, siendo cuando no puede realizar actividades esenciales del día a día. 

Es importante recordar que no existe una lista oficial, pero que todas estas patologías están incluidas como posibles causantes de una discapacidad. Siendo las siguientes: 

  • Agorafobia

  • Alzheimer

  • Aneurisma

  • Arterioesclerosis

  • Arteriopatía periférica

  • Artritis psoriásica

  • Artritis reumatoide

  • Artrosis

  • Asma

  • Patología en las caderas

  • Cáncer

  • Cardiopatías

  • Patología en los codos

  • Colitis ulcerosa

  • Dermatitis

  • Desprendimiento de retina

  • Enfermedad de Behcet

  • Enfermedad de Crohn

  • Enfermedad de Perthes

  • Enfisema pulmonar

  • Epilepsia

  • EPOC

  • Esclerosis múltiple

  • Espondilitis anquilosante

  • Esquizofrenia

  • Fatiga crónica

  • Fibrilación auricular

  • Fibromialgia

  • Glaucoma

  • Gonartrosis

  • Hernia cervical

  • Hipertensión pulmonar

  • Hipoacusia

  • Patologías en los hombros

  • Ictus

  • Infarto agudo de miocardio

  • Insuficiencia mitral

  • Insuficiencia renal crónica

  • Ludopatía

  • Lumbalgia

  • Lupus

  • Miastenia

  • Neuropatía

  • Neuropatía óptica

  • Obesidad mórbida

  • Pancreatitis

  • Parkinson

  • Patologías de pies

  • Patologías de manos

  • Pérdida de visión

  • Postpolio

  • Sarcoidosis

  • Sensibilidad química

  • Síndrome de Arnold Chiari

  • Síndrome de Burnout

  • Síndrome de cola de caballo

  • Síndrome de Lambert-Eaton

  • Síndrome de Ménière

  • Síndrome de Wolf parkinson White

  • Síndrome de Tourette

  • Taquicardias

  • Tetralogía de Fallot

  • Trastorno bipolar

  • Trastorno estrés postraumático

  • Trastorno límite de la personalidad

  • Trastorno obsesivo compulsivo

  • Traumatismo craneoencefálico

  • Uveítis 

¿Qué hay que hacer si se tiene una enfermedad como estas?

En el momento en el que se sufre una de estas enfermedades, el afectado puede solicitar una pensión al Instituto Nacional de la Seguridad Social. Una gestión que se puede hacer tanto de manera presencial como on-line a través de la sede electrónica del organismo público. Para poder conocer todos los pasos que hay que dar y que no haya dudas, se puede ampliar información leyendo el artículo sobre cómo solicitar una pensión de incapacidad permanente.

En el caso de que se conceda y empiece a cobrarse, todo no queda ahí. Si no que cada cierto tiempo, la Seguridad Social citará al beneficiario de la pensión a que acuda a una de las revisiones que realiza el Tribunal Médico para indicar si el grado de la incapacidad sigue siendo el mismo que la primera vez, ha empeorado o ha mejorado. Pero, ¿cada cuánto tiempo para eso? Esta información se puede consultar a través del artículo destinado a resolver esta duda, sobre cada cuánto tiempo revisa la Seguridad Social la pensión por incapacidad permanente.