SEPE

El SEPE avisa sobre la ayuda de casi 500 euros que puedes cobrar durante 33 meses

Los beneficiarios del subsidio podrán cobrar la Renta Activa de Inserción cuando cumplan con los requisitos impuestos por el SEPE. Así se puede percibir la ayuda por 33 meses.

El SEPE avisa sobre la ayuda de casi 500 euros que puedes cobrar durante 33 meses
Renta Activa de Inserción (RAI): requisitos y cuantía
Isabel Gómez
Actualizado a:

El fin principal del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) consiste en dar una ayuda económica a los trabajadores desempleados, tanto con la prestación contributiva por desempleo (el paro) como con los subsidios por desempleo. Puede ocurrir que estos se agoten sin que la persona se haya reincorporado al mercado laboral, por lo que se va a permitir una ayuda de casi 500 euros a cobrar un máximo de 33 meses.

Se trata de la Renta Activa de Inserción, comúnmente conocida como la RAI, y es uno de los subsidios extraordinarios por desempleo que otorga el SEPE cuando ya se han agotado las demás ayudas de este organismo público. Sin embargo, no es para todos los parados, Se deberá estar en algunas estas situaciones para ser beneficiario:

  • Ser un desempleado de larga duración con más de 45 años.
  • Ser un emigrante retornado.
  • Tener un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  • Ser víctima de violencia de género o doméstica, para la que habrá que acreditar tal condición.

Cuáles son los requisitos que impone el SEPE para cobrar la RAI

En el momento que se quiere acceder a la prestación no contributiva extraordinaria, se deberán reunir dos tipos de condiciones, unas generales y otras específicas para las modalidades de beneficiarios que se han anunciado antes. Las condiciones generales para acceder a la RAI son:

  • Estar desempleado y figurar inscrito como demandante de empleo. Esta inscripción debe mantenerse por todo el periodo que se cobra el subsidio.
  • No haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, los 65 años.
  • Demostrar una carencia de rentas mensuales. Estas nunca van a poder ser mayores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional, es decir, a los 750 euros.
  • No haber cobrado la RAI por más de tres veces.
  • Tampoco haberla percibido durante al menos un año. Esto no será aplicable ni a las víctimas de violencia de género o doméstica, ni a las personas con discapacidad.

En el caso de que se tengan hijos menores de 26 años a cargo o mayores de esa edad, pero con una discapacidad, será obligatorio sumar todos los ingresos y dividirlos entre los miembros de la unidad familiar. Si no superan el límite, el solicitante podrá cobrarla.

Personas desempleadas de larga duración

Todos los desempleados que sean parados de larga duración tendrán que demostrar a su vez que:

  • Tienen más de 45 años.
  • Han agotado el paro y los subsidios ordinarios.
  • Estar apuntados como demandantes de empleo durante, al menos, un año. Desde el SEPE no van a tener en consideración si en esos 365 días han cotizado por un periodo inferior a los 90 días.
  • Estar en búsqueda activa de empleo y suscribir el compromiso de actividad.

Víctimas de malos tratos domésticos o de género

Estas víctimas podrán solicitar la RAI siempre y cuando no convivan con su agresor o agresora. Además, únicamente se les pedirá que estén inscritas como demandantes de empleo durante un año.

Personas con discapacidad física o intelectual

Aquellos desempleados que cuenten con una minusvalía igual o mayor al 33% van a tener que demostrar que:

  • No tienen derecho a prestación contributiva o a otro tipo de subsidio.
  • Estar inscritos como demandantes del empleo por un año mínimo y, en ese tiempo, han trabajado por menos de 90 días.
  • Han suscrito el compromiso de actividad y, al menos, tres actividades dentro de la BAE.

Emigrantes retornados

Cuando los trabajadores desempleados vuelvan a vivir a España, siempre podrán cobrar este subsidio extraordinario cuando:

  • Hayan firmado el compromiso de actividad y sean demandantes de empleo.
  • Tengan más de 45 años y no hayan llegado a la edad de jubilación.
  • Demuestren que han estado trabajando un mínimo de seis meses en el extranjero y hayan retornado a España un año antes de solicitar el subsidio.
  • No haberla cobrado anteriormente durante al menos un año antes de solicitarlo, ni por tres veces.

¿Cuál es la cuantía y duración en 2022?

En este año, la cuantía estipulada por el SEPE para cobrar la RAI es de 463,21 euros mensuales. Esto es así porque, por ley, deberá corresponder con el 80% del impuesto Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM). Los perceptores la verán ingresada en sus bancos entre el día 10 y 15 de cada mes, aunque hay entidades financieras que suelen adelantar el cobro a la primera semana del mes.

En cuanto a su duración, la normativa indica que será de 11 meses y que se puede prorrogar por un máximo de tres. Existe la posibilidad de solicitarlas siempre que haya pasado un año sin cobrarla. Sin embargo, los mayores de 45 años y los emigrantes retornados son los únicos que van a tener que esperar ese año de carencia.

ARCHIVADO EN: