SEPE

Cómo cobrar el subsidio para mayores de 52 años tras un trabajo a media jornada

El SEPE explica la forma en la que un desempleado puede cobrar el subsidio si ha trabajado a media jornada durante su vida laboral.

Cómo cobrar el subsidio para mayores de 52 años tras un trabajo a media jornada
Subsidio 52 años media jornada.
Isabel Gómez
 

Los trabajadores desempleados que tengan 52 años o más se pueden considerar, en parte, afortunados. Una vez que hayan agotado la prestación por desempleo (paro) del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), pueden cobrar un subsidio por desempleo para mayores de 52 años de 460 euros mensuales. Sin embargo, muchos dudan si pueden cobrarlo o no y por cuánto tiempo cuando solo han realizado un trabajo a media jornada.

Para poder cobrar este subsidio, el empleo ha de tener una duración mínima. Además, es obligatorio haber agotado por completo el paro. Desde la mencionada administración pública exponen que el objetivo es proteger a las personas que tengan ya una cierta edad para que no caigan en una situación de vulnerabilidad económica y de exclusión social mientras encuentran una nueva ocupación laboral.

El subsidio para mayores de 52 años es de los más conocidos, ya que presenta algunas peculiaridades que el resto no, como que es el único cuya duración se alarga hasta que se pueda cobrar la pensión de jubilación. Además, se puede cobrar en aquellas situaciones en las que el trabajador solo ha desempeñado un trabajo a tiempo parcial. Al igual que lo pueden cobrar los trabajadores que tengan la calidad de fijos-discontinuos. 

Como se explica desde elEconomista, se necesita un hecho causante para cobrar el subsidio para mayores de 52 años. Además, añaden que se puede solicitar sin haber generado derecho a paro, porque en vez de cobrar el subsidio por insuficiencia de cotización, cuando se cumple con el requisito de la edad, sí que se podrá solicitar al haber cotizado entre 90 y 359 días.

Requisitos a cumplir para cobrar el subsidio para mayores de 52 años si se trabaja a media jornada

Además de la situación explicada anteriormente, desde el SEPE sí que exigen una serie de requisitos o condiciones previas para que las personas que tienen 52 años y hayan terminado de percibir la prestación por desempleo puedan acogerse a esta ayuda hasta que se jubilen o hasta que encuentren un trabajo. Todas ellas se recogen en la página web de la administración pública y corresponden con las siguientes:

  • Estar en una situación legal de desempleo. Aquí es donde se especifica que a los trabajadores fijos discontinuos se les permite cobrar el subsidio en sus periodos de inactividad desde el 2 de marzo de 2022.
  • Figurar inscrito como demandante de empleo dentro del organismo público de empleo.
  • Suscribir el compromiso de actividad y encontrarse en búsqueda activa de trabajo.
  • Demostrar una carencia de rentas que no superen mensualmente el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), por tanto, los ingresos al mes deberán ser menores a los 750 euros.
  • Cumplir los siguientes requisitos específicos para cobrar la pensión de jubilación:
    • Haber cotizado durante 15 años en alguno de los regímenes contributivos de la Seguridad Social, dos de esos años deben estar en los últimos 15 años antes de pedir el subsidio.
    • Haber cotizado un mínimo de 6 años para tener derecho a cobrar la prestación por desempleo dentro de los últimos 15 años en los que se solicita.

Cuantía del subsidio para mayores de 52 años a media jornada

Otra de las grandes dudas con el subsidio por desempleo es qué ocurre cuando una persona solo ha trabajado a media jornada. ¿Se disminuirá la cuantía? Hay que responder que no. El hecho de trabajar a tiempo parcial no tiene ningún efecto sobre el importe a percibir para los mayores de 52 años. 

Esta cuantía corresponde con el 80% del Impuesto Público de Rentas de Efectos Multiples (IPREM) y en este 2022, vienen a ser 463,21 euros mensuales, repartidos en 12 pagas. Por lo que este subsidio no tiene paga extra. 

Lo más ventajoso de esta ayuda del SEPE es que se puede cobrar hasta los 65 años. Al contrario que ocurre con el resto de subsidios, para la renovación de este solo hará falta una declaración anual de rentas. El objetivo es seguir demostrando la vulnerabilidad económica del solicitante. Se trata de una documento que se puede descargar desde la plataforma web del ente público y se tendrá que presentar año tras año.

ARCHIVADO EN: