Pensiones

Las ventajas de ser pensionista por incapacidad permanente: beneficios sociales, fiscales y laborales

Los pensionistas beneficiarios de una incapacidad permanente cuentan con una serie de beneficios sociales y fiscales.

Las ventajas de ser pensionista por incapacidad permanente: beneficios sociales, fiscales y laborales
Ventajas de ser pensionista por incapacidad permanente
Francisco Miralles
 

Los trabajadores que debido a una lesión o enfermedad vean reducida o anulada su capacidad laboral podrán ser beneficiarios de una pensión por incapacidad permanente. Aunque esta prestación económica de la Seguridad Social viene a contrarrestar la pérdida de ingresos que sufre un trabajador, no llega a ser suficiente. Por ello, el gobierno de España contempla una serie de ventajas y beneficios sociales y fiscales para los pensionistas de una incapacidad permanente.

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, cerca de 950.000 personas son beneficiarias de uno de los cuatro tipos de incapacidad permanente que hay en España, que son la parcial, la total, la absoluta y la de gran invalidez. Esta situación supone un agravio para el trabajo, ya que en muchos casos imposibilita poder seguir ejerciendo la actividad profesional que se venía realizando.

Por ello, la Seguridad Social contempla una serie de beneficios, ayudas y ventajas para los trabajadores que perciban este tipo de pensión contributiva.

Beneficios laborales

mujer con incapacidad permanente trabajando

La principal ventaja de percibir una incapacidad permanente es que, dependiendo del tipo, se podrá cobrar la pensión y trabajar en otra actividad laboral. Así, la parcial se podrá compatibilizar con cualquier tipo de trabajo.

La incapacidad total es compatible con cualquier trabajo, excluyendo aquel que se venía llevando a cabo. Por ejemplo: un agente de la Policía Nacional que sufre una incapacidad permanente total no podrá volver a ser policía, pero si podrá desarrollar una actividad como abogado. En otras palabras, la total impide volver a trabajar en la profesión por la que se generó la incapacidad.

En el caso de una incapacidad absoluta o gran invalidez no será posible, ya que en este tipo de pensión no se permite compatibilizar la prestación con otra actividad laboral.

Empleo

Otro de los beneficios a nivel laboral son las plazas reservadas para las convocatorias de empleo público. Las personas con discapacidad que quieran presentarse a unas oposiciones contarán con unas plazas reservadas. No solo en el empleo público, algunas empresas privadas con 50 empleados o más deberán reservar un mínimo del 2 %.

Beneficios fiscales

Dependiendo de la unidad familiar, del grado de discapacidad del beneficiario o si hay más miembros con incapacidad dentro de la unidad familiar, es posible solicitar diferentes tipos de ayudas y beneficios fiscales.

IRPF

Los pensionistas de una incapacidad permanente recibirán una bonificación de 3.000 euros en el IRPF. De esta forma, los beneficiarios deberán computar por una renta personal o familiar de 8.500 euros.

Movilidad

Otro de los mayores beneficios fiscales es la reducción del IVA a 4 % para la compra de un vehículo. Es importante que el uso de este se haga para personal con discapacidad. También podrán beneficiarse de la exención del impuesto de matriculación de los automóviles siempre y cuando tenga menos de 4 años y que no se venda o traspase durante los primeros 4 años.

Además, estarán exentos de pagar el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica las personas de movilidad reducida, así como el impuesto de circulación de vehículos.

Vivienda

Podrán beneficiarse para la compra de viviendas de protección oficial tanto para subvenciones en el préstamo hipotecario como en ayudas para pagar la entrada del inmueble.

Tratamientos farmacéuticos

Según la ley 13/1982 sobre la integración social de las personas con discapacidad, contarán con precios reducidos a la hora de adquirir medicamentos siempre y cuando estos sean recetados. Aquellos tratamientos que deriven de una enfermedad crónica o de larga duración contarán con un mayor descuento.

Equipamiento médico y adaptación

Los pensionistas que necesiten recibir tratamiento o adquirir equipamiento para su discapacidad como prótesis o sillas de ruedas podrán solicitar una ayuda a la Seguridad Social, el Ayuntamiento local o a los centros de Atención al Ciudadano. La cuantía dependerá del grado de incapacidad, ingresos y de la unidad familiar.

También podrán solicitar ayudas para la adaptación de sus vehículos a motor o viviendas para mejorar la calidad de vida o poder trabajar.

Beneficios sociales

Entre los beneficios sociales nos encontramos que los perceptores de una incapacidad permanente podrán contar con descuentos y entradas gratis a las diferentes instituciones públicas y empresas privadas. Toda la información sobre este extremo deberá solicitarse al Ministerio de Cultura o a la empresa propietaria del espectáculo.

Las personas con una incapacidad permanente podrán acceder a becas especiales para cubrir gastos como el transporte, material o los estudios. Dependiendo del tipo de incapacidad podrán optar a un porcentaje o a la totalidad.

ARCHIVADO EN: