NoticiasTrabajo logo Así puedes cobrar una herencia y no perder la pensión no contributiva

Así puedes cobrar una herencia y no perder la pensión no contributiva

Así puedes cobrar una herencia y no perder la pensión no contributiva pensión no contributiva
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

El cobro de una herencia siempre es una alegría, sobre todo para las personas que tienen pocos ingresos como son los pensionistas y, como no, los perceptores de una pensión no contributiva del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Estos son los que reciben la cuantía más baja por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). 

Hay que decir que cuando se tiene acceso a una herencia, existen dos opciones, o cobrarla o rechazarla. Cuando se decide optar por la primera opción, se puede exceder el límite de rentas que se exige por la administración pública para cobrarla. Por ello, hay un truco infalible para poder cobrarla y no perder la pensión no contributiva, tanto la de jubilación como la de invalidez.

Es cierto que el Imserso recoge hasta cuatro motivos por los que se podrá dejar de cobrar una pensión no contributiva, por lo que habrá un tiempo específico en el que el beneficiario de la cuantía económica tendrá para comunicar a la Seguridad Social de la variación de ingresos en su patrimonio para que se produzca el retiro de la pensión.

¿Qué truco hay que seguir para cobrar la herencia sin perder la pensión?

Los perceptores de las pensiones del Imserso son los que reciben una cuantía mínima cuando no han cotizado lo suficiente en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para cobrar una pensión contributiva. Así es Gobierno no los desprotege y evita que caigan en una situación de vulnerabilidad económica y exclusión social.

Si por circunstancias personales van a poder cobrar una herencia, ya sea por el fallecimiento de una familiar o de alguien en específico, tendrán que comunicar en el primer trimestre del año una declaración de los ingresos totales de la unidad de convivencia de la que forman parte. Por tanto, el truco para no perder la pensión ni tener que rechazar la cuantía económica que le pertenezca por herencia corresponde con no superar el límite de rentas o ingresos que se impone cada año por el Imserso.

Además, este periodo se reduce a los primeros 30 días desde que se acepta la herencia. Si estos transcurren y no se han puesto en conocimiento de la Seguridad Social, se va a proceder a la suspensión del pago mensual. Algo que podrá hacer mucho daño al bolsillo del pensionista. Cuando no se comunique en este periodo, se tendrá que regresar los fondos que se han recibido a partir de que se cobra dicha herencia.

En este 2022, ese límite de ingresos está fijado en los 5.899,60 euros anuales para las personas que viven solas. Sin embargo, si los perceptores viven dentro de una unidad familiar y los ingresos son inferiores a esa cantidad, únicamente se cumplirá con el requisito de carencia de rentas cuando la suma de todas estas y de los ingresos anuales de todos los miembros de la familia sean inferiores a las siguientes cuantías:

Si convive con un cónyuge y/o parientes consanguíneos de segundo grado (padres, abuelos, hijos, nietos y hermanos):

  • Con dos convivientes: 10.029,32 euros anuales.
  • Con tres convivientes: 14.159,04 euros anuales.
  • Con cuatro convivientes: 18.288,76 euros anuales. 

Si convive con parientes consanguíneos entre los que se encuentran padres e hijos:

  • Con dos convivientes: 25.073,30 euros anuales.
  • Con tres convivientes: 35.397,60 euros anuales.
  • Con cuatro convivientes: 45.721,90 euros anuales.

¿Cuáles son los motivos por los que se puede perder una pensión no contributiva al cobrar una herencia?

Desde el Imserso se ha explicado que hay que tener cuidado a la hora de cobrar una herencia porque se supera el límite de rentas, pero este no es el único motivo por el que se puede perder una pensión, sino que existen dos motivos más, como se verá a continuación.

No informar las variaciones personales

Una cuestión que puede acarrear la retirada de la pensión no contributiva es no informar de las posibles variaciones personales que el pensionista haya tenido. Si esto no se notifica a la Seguridad Social de las novedades sobre posibles cambios en la convivencia, estado civil o legal de residencia, se perderá. Se va a hacer hincapié en la importancia de hacer públicos estos cambios que se puedan sufrir y que, como consecuencia de ellos, las condiciones del pensionista que cobra esta pensión también cambien.

Una revisión de oficio

La Seguridad Social también puede realizar una revisión del oficio del pensionista a través de una investigación. La administración pública tiene la potestad de anular las decisiones administrativas que se hayan otorgado a través de una nueva decisión. Cuando se modifique el contenido, este puede ser eliminado o sustituido.