Pensiones

Estas son las 52 enfermedades por las que se concede una pensión por incapacidad permanente

El Gobierno de España concede esta prestación a aquellos trabajadores que ven imposibilitada su actividad laboral a causa de una enfermedad o accidente de trabajo.

enfermedades que dan incapacidad permanente
Eenfermedades que dan incapacidad permanente
Melanie Lupiáñez
 

El Gobierno de España publica una lista de 52 enfermedades que podrían generar la pensión por incapacidad permanente. Aunque cabe destacar que cada caso debe ser estudiado por el Equipo de Valoración de Incapacidad (EVI) del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). La enfermedad no tiene por qué impedir que el afectado desarrolle una actividad laboral diferente a la que causó la invalidez.

En España casi un millón de personas reciben una prestación por incapacidad, un alto porcentaje padece una incapacidad permanente parcial, total, absoluta o de gran invalidez. Por ello, el Ejecutivo ha actualizado la lista con las enfermedades  por las que se tiene derecho a percibir una pensión por incapacidad permanente, pero para cobrarla hay que cumplir una serie de requisitos.

¿Cuáles son las 52 enfermedades que causan una incapacidad permanente?

A continuación, se detallan las 52 enfermedades que dan derecho a cobrar una pensión por incapacidad permanente, bien sea parcial, total, absoluta o de gran invalidez. Los grados nombrados están ordenados de menos a más incapacitantes. En el caso más extremo, el grado de Gran Invalidez se concede a aquellos trabajadores que hayan visto disminuidas sus funciones hasta el punto de necesitar ayuda de un tercero para realizar acciones básicas como alimentarse. Las enfermedades más incapacitantes en España son: 

  1. Trastorno Adaptativo Mixto
  2. Trastorno bipolar
  3. Trastorno de ansiedad
  4. Síndrome de Ménière
  5. Síndrome de Sjögren
  6. Síndrome de Südeck
  7. Síndrome de Tourette
  8. Síndrome del túnel carpiano
  9. Síndrome subacromial
  10. Siringomielia y Arnold Chiari
  11. Stargardt
  12. Radiculopatía Lumbar
  13. Retinopatía diabética
  14. Retinosis pigmentaria
  15. Rizartrosis
  16. Hernia discal
  17. Ictus
  18. Lesión medular
  19. Lumbalgia crónica
  20. Lupus
  21. Maculopatía
  22. Miopía Magna
  23. Narcolepsia
  24. Neuropatía cubital
  25. Postpolio
  26. Enfermedades renales
  27. Epilepsia
  28. EPOC
  29. Esclerosis Múltiple
  30. Espondilitis anquilosante
  31. Espondilosis degenerativa
  32. Esquizofrenia
  33. Estenosis foraminal
  34. Fibromialgia
  35. Fibrosis quística
  36. Cáncer
  37. Cardiopatía Isquémica
  38. Condromalacia Rotuliana
  39. Depresión
  40. Diabetes
  41. Distimia
  42. Distrofia de conos y bastones
  43.  Enfermedad de Behçet
  44.  Enfermedad de Crohn y Colitis ulcerosa
  45.  Enfermedades hepáticas
  46.  Agorafobia
  47.  Albinismo
  48.  Alzhéimer
  49.  Aniridia
  50. Artritis Reumatoide
  51. Artrosis cervical
  52.  Ataxia

Estas son las enfermedades que generan una incapacidad, según el INSS, pudiendo llegar al grado máximo. Pero una persona puede cobrar una pensión por incapacidad permanente y llevar a cabo una actividad laboral lucrativa que sea diferente a la que la originó. Si la persona trabaja puede cobrar su pensión, en estos casos es compatible trabajar con dicha situación.

¿Qué requisitos hay que cumplir para cobrar una pensión por incapacidad?

Aunque los requerimientos varían dependiendo del grado de la minusvalía, en todos los casos hay que cumplir una serie de condiciones. El INSS establece que para percibir una pensión por incapacidad permanente es necesario:

  • No haber cumplido la edad de jubilación
  • Estar afiliado o en situación asimilada de alta en la Seguridad Social.
  • Haber cotizado un mínimo de años, que se establece según se trate de incapacidad parcial, total, absoluta o gran invalidez.

¿Cuánto se cobra por una incapacidad permanente?

La cuantía depende del grado de incapacidad permanente, es decir, la aportación mayor cuanto más hayan mermado las funciones del afectado. El dinero que se cobra por pensión en 2022 se detalla a continuación:

  • Incapacidad permanente parcial causada por un accidente de trabajo con 65 años.
    • Con cónyuge a cargo: 890,50 euros al mes (12.467 euros al año).
    • Sin cónyuge: 721,70 euros al mes (10.103,80 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: 721,70 euros al mes (10.103,80 euros al año).
  • Incapacidad permanente total por enfermedad común con menos de 60 años.
    • Con cónyuge a cargo: 532 euros al mes (7.448 euros al año).
    • Sin cónyuge: 532 euros al mes (7.448 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: 527,40 euros al mes (7.383,60 euros al año).
  • Incapacidad permanente total entre 60 y 64 años.
    • Con cónyuge a cargo: 834,90 euros al mes (11.688,60 euros al año).
    • Sin cónyuge: 675,20 euros al mes (9.452,80 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: 658,20 euros al mes (8.934,80 euros al año).
  • Incapacidad permanente absoluta o total con 65 años.
    • Con cónyuge a cargo: 890,50 euros al mes (12.467 euros al año).
    • Sin cónyuge: 721,70 euros al mes (10.103,80 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: 685 euros al mes (9.590 euros al año).
  • Incapacidad permanente de Gran Invalidez.
    • Con cónyuge a cargo: 1.338,80 euros al mes (18.701,20 euros al año).
    • Sin cónyuge: 1.082,60 euros al mes (15.156,40 euros al año).
    • Con cónyuge no a cargo: 1.027,50 euros al mes (14.385 euros al año).

El INSS establece una cuantía máxima que se puede cobrar por estas pensiones, la cual asciende a 2.819,19 euros al mes (39.468,66 euros anuales). Así, si la persona que ha sufrido un accidente o enfermedad que lo incapacita no ha cotizado un mínimo de años cobrará una cuantía fija de 421,40 euros al mes. El organismo responsable de expedir esta cuantía es el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). 
 

ARCHIVADO EN: