NoticiasTrabajo logo Complemento de Gran Invalidez: qué es y cómo se solicita | Noticiastrabajo

Complemento de Gran Invalidez: qué es y cómo se solicita

El complemento de Gran Invalidez lo reciben las personas que, por su discapacidad, son incapaces de valerse por sí mismas. Su grado de disfunción es tan alto que no pueden ocupar un puesto de trabajo con normalidad, pero tampoco se pueden desenvolver bien en casa, en las tareas esenciales como comer, vestirse o asearse, por ejemplo. Y necesitan la ayuda permanente de una tercera persona.

Complemento de Gran Invalidez: qué es y cómo se solicita

Si el INSS ya ha reconocido que tienes derecho a una pensión de incapacidad permanente o total, podrás solicitar el complemento de Gran Incapacidad, destinado a poder pagar la asistencia de otra persona siempre que demuestres pérdidas anatómicas o funcionales.

Este suplemento a tu pensión es del 100% de la base reguladora. Vamos a guiarte para que consigas solicitarlo de una manera fácil, aportando todos los documentos.

Puedes conocer aquí: Todas las prestaciones de la Seguridad Social

Requisitos para pedir el complemento de Gran Invalidez

Para solicitarlo tendrás que cumplir estos requisitos:

  • Estar en una situación de alta en la Seguridad Social o situación asimilada. Es decir, en el momento en que aparece esa situación de dependencia absoluta, deberías estar trabajando y cotizando. Pero también en situación asimilada al alta. ¿Esto qué quiere decir? Básicamente, estar cobrando la prestación por desempleo, el paro, o alguna otra ayuda, por ejemplo, la maternidad.
  • Si no estás dado de alta, pero necesitas cobrar la Gran Invalidez, deberás justificar un periodo de cotización de 15 años, de los que 10 tienen que ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.

Si quieres conocer los años cotizados puedes descargar el Informe de Vida Laboral a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social.

  • Demostrar los años cotizados. En el caso de que esta indemnización sea por accidente laboral, no tendrás que tener un mínimo de años de alta. Pero la cosa cambia si es por enfermedad común o accidente no laboral. En este último supuesto:
  • Si tienes menos de 31 años: Tienes que presentar un documento en el que aparezca que has cotizado un tercio de tu vida desde que cumpliste los 16 años.
  • Más de 31 años: Una cuarta parte de alta en el INSS desde que cumpliste 20 años hasta el día en que solicitas la pensión de Gran Invalidez.
  • No contar con la edad de jubilación. En España, en el año 2021 la edad de jubilación son 66 años. Pero hay una excepción:
  • Si la enfermedad o el accidente del que nace el derecho a solicitar la pensión aparece pasada la edad de jubilación y es una enfermedad profesional (derivada de tu puesto de trabajo).

¿Cuánto se cobra con el suplemento de Gran Discapacidad?

Es la suma de la cuantía que te corresponde por la Incapacidad Permanente (absoluta o total) y el complemento que la Seguridad Social paga a la persona que te atiende por no poder realizar los actos más esenciales.

¿Cuánto es el importe de esta pensión?

Tienes que sumar el 45% de la base mínima de cotización en el régimen general de la Seguridad Social y el 30% de la última nómina que cobraste como trabajador.

Nunca podrá ser menos del 45% de lo que te corresponde cobrar por incapacidad permanente absoluta o total (sin contar el complemento de dependencia).

¿Qué día se cobra la pensión de Gran Invalidez?

Lo paga la Seguridad Social entre los días 25 y 28 de cada mes. Estos son los días en los que el INSS ingresan las pensiones.

Documentación

Para pedir este suplemento, debemos presentar la siguiente documentación:

  • DNI del solicitante. En el caso de que acuda otra persona en su representación, tendrá que presentar el documento de identificación.
  • Historial clínico en el que un profesional acredite que la discapacidad es tan alta que es imposible llevar a cabo una actividad normal, desarrollando los actos esenciales de la vida.
  • Certificado del Registro Civil en el que conste que esa persona ha sufrido un aborto de más de 6 meses de gestación o el bebé recién nacido ha muerto en sus primeras 24 horas de vida.
  • En el caso de que la discapacidad absoluta sea consecuencia de un accidente en su profesión habitual, un parte del suceso además de un justificante de la empresa con las nóminas del último año de trabajo.
  • Para autónomos, certificado de estar dado de alta en la Seguridad Social dentro del régimen de autónomos, RETA y un certificado que acredite estar al corriente del pago de las 3 últimas cuotas.

Cómo realizar la solicitud

Se puede solicitar por internet a través de la Sede Electrónica de la Seguridad con certificado digital o de forma presencial en sus oficinas, pidiendo cita previa al INSS.

Cómo rellenar el formulario de solicitud

El impreso para solicitar el complemento de Gran Invalidez está disponible en la Sede Electrónica de la Seguridad Social. Si quieres saber más o te surge alguna duda en el momento, cuentas con la ayuda del asistente virtual ISSA.

Una vez que tengas toda la documentación, puedes adjuntarla al impreso en formato digital (PDF). Para hacerlo, necesitas identificarte con tu certificado electrónico. Si no lo tienes, te contamos cómo conseguirlo el certificado electrónico a través de la FNMT.

Si no tienes opción de acceder a Internet o bien prefieres que te atiendan personalmente, puedes acudir a las oficinas de la Seguridad Social con cita previa.

¿Qué se considera gran invalidez?

Existen determinadas discapacidades que, si se presentan en un grado muy alto, están reconocidas como gran invalidez.

Entre estas podemos encontrar:

  • Aquellas que te hacen necesitar una silla de ruedas, en los casos en que la minusvalía te permita llevar a cabo las tareas cotidianas o trabajar. Podría ser, por ejemplo, a causa de un accidente de tráfico.
  • Trabajadores con ceguera en los dos ojos o con una visión del 10% o menos en cada uno.
  • Problemas psicológicos graves.

Pero hay más motivos por los que podrás pedir el complemento de Gran Invalidez. Necesitarás, eso sí, que esté avalado por un profesional.

Compatibilidades e incompatibilidades

La pensión no contributiva por incapacidad total o absoluta es compatible con la realización de algún trabajo. Ten en cuenta que la Seguridad Social cuenta con mecanismos para la revisión continua de los requisitos que dan origen al cobro de esta prestación.

Pero, si pides el complemento de Gran Invalidez la cosa cambia. Se trata de una ayuda extra que consigues porque necesitas una persona que te ayude en las tareas del día a día. Entonces, es imposible que puedas trabajar.