NoticiasTrabajo logo Oposiciones Secundaria: guía para el opositor 2021 | Noticiastrabajo

Oposiciones Secundaria: guía para el opositor 2021

Las oposiciones a Secundaria constan de dos pruebas. Una de carácter teórico, sobre el temario de la especialidad a la que te presentes, y otra práctica en la que tendrás que preparar y exponer ante el tribunal una programación didáctica.

Oposiciones Secundaria

Además, según el RD 84/2018 que regula este proceso selectivo, se trata de un concurso oposición, por lo que también se tendrá en cuenta el baremo de méritos. ¿Y cómo sumar esos puntos? Con experiencia laboral en centros públicos y concertados, en las etapas de ESO, Bachillerato o FP y mediante cursos puntuables homologados por el Ministerio de Educación.

De este modo, si has estado trabajado como profesor interino, tendrás más opciones de llevarte la plaza que alguien que se presenta de primeras, recién salido de la carrera.

Aunque todo es subjetivo y se ha dado el caso muchas veces de recién licenciados que han terminado la oposición de profesor de Secundaria con su plaza bajo el brazo. ¡Suerte!

Últimas noticias
Oposiciones de Secundaria en Aragón con 452 plazas de empleo público: inscripción, requisitos y tasas

¿Quién se puede presentar a las oposiciones de Secundaria?

A las oposiciones de profesores de Educación Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional pueden presentarse todos aquellos licenciados o graduados que cumplan estos requisitos:

  • Tener la nacionalidad española, o de cualquier país miembro de la Unión Europea, República de Islandia o Reino de Noruega.

  • Mayor de edad (18 años) y no tener la edad mínima de jubilación.

  • Licenciatura, arquitectura, ingeniería o tener los estudios que requieran la plaza a la que vayas a opositar.

  • Contar con el máster habilitante para la docencia, lo que antes se llamaba CAP.

  • Presentar certificado oficial de que dominas la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma en la que te presentes en el caso de que la tengan (Cataluña, Galicia… etcétera).

  • No ser funcionario de carrera, estar en prácticas o pendiente de nombramiento.

  • No tener ningún expediente disciplinario abierto en la Administración pública.

  • No tener (y acreditarlo) ningún antecedente por delitos sexuales.  

  • No tener causa abierta por incompatibilidad.

A diferencia de los que estudian Magisterio de Primaria, que imparten clase en el tramo de 6 a 12 años, los profesores de ESO trabajan en aulas con alumnos de 12 a 18 años, contando con los estudiantes de FP.

Es decir, aprobar las oposiciones habilita para dar clase en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.

Cómo es la oposición de Secundaria

El proceso selectivo se divide en dos pruebas de la fase de oposición más el baremo de méritos, que sería el concurso.

Luego, cada Comunidad Autónoma podrá establecer sus propios criterios, en determinados puntos como, por ejemplo, el conocimiento de la lengua oficial. Tanto el temario como la Programación Didáctica tendrá que estar basada en las leyes educativas vigentes para el territorio en el que quieras trabajar.

Vamos a ver en qué consiste la primera parte de la prueba.

Primer examen: teoría y supuesto práctico

Los opositores se enfrentan a una primera prueba consistente en dos fases. La primera de ellas sirve para que el tribunal valore los conocimientos teóricos sobre uno de los 75 capítulos del temario. La segunda es para comprobar la conexión entre conocimientos y método científico.

Fase de oposición

El primer examen es escrito. Un voluntario sacará 5 bolas de un bombo pequeño, como el que se usa en el sorteo de la Lotería. En cada una de esas bolas hay un número que corresponde con los 75 títulos de los temas que componen el temario.

Luego, el voluntario y dos testigos tendrán que firmar el acta en el que certifiquen qué números son los que han salido. De estas bolas, el estudiante tiene que elegir una, y ese será el texto que deberá desarrollar.

Aunque no hay límite de folios, te aconsejamos que no te enrolles, que vayas al grano. Los miembros del tribunal tienen que corregir muchos exámenes anónimos. Trabaja según este esquema:

  • Título del tema.

  • Índice de los contenidos a tratar.

  • Introduccción.

  • Desarrollo.

  • Bibliografía.

No te saltes ninguno, sé ordenado y ten buena letra. Además, está completamente prohibido marcar los folios o escribir con color que no sea azul o negro.

¿Qué es marcar los folios? En la reunión de presentación de las oposiciones te explicarán cómo debes hacerlo, pero te decimos que consiste en no hacer dibujitos, poner el número de página en un sitio diferente al que ellos te digan, o subrayar y poner marcas que el tribunal entienda que podrá servir para identificarte.

Supuesto práctico

Cuando termines con la teoría, es el momento de rellenar lo que llamamos ‘supuesto práctico’. Este es un texto en el que se plantea un tema relacionado con tu especialidad. Los jueces de oposición normalmente valoran esta prueba con un 70% aproximadamente. Es muy importante.

¿Qué tienes que hacer? Demostrar que controlas los contenidos del tema, pero además que eres capaz de ponerlos en práctica delante de una clase, aplicando los principios científicos. Ten en cuenta que, en enseñanza secundaria, no se valora tanto el apartado de la didáctica como en magisterio, ya que en este caso se busca una especialización.

Estas dos primeras fases se valoran de cero a diez puntos. Para superar la teoría y la práctica tienes que sacar un mínimo de 2,5 puntos en cada una de ellas.

¿Cómo hacer una programación didáctica para las oposiciones de Secundaria?

Cuando tengas las notas del primer examen, sabrás si has llegado a la defensa de la programación didáctica. Esta es la segunda parte de las oposiciones de Secundaria y es muy importante.

Para hacerlo bien, debes presentar una Programación Didáctica trabajada, bien estructurada, con un índice claro y, a ser posible, para la que hayas contado con el asesoramiento de alguna Academia o algún preparador.

Se trata de que el tribunal vea que:

  • Dominas el contenido del que estás hablando.

  • Eres capaz de transmitirlo a los alumnos usando las herramientas pedagógicas a tu alcance.

  • Sabes colocarte en la realidad de un aula de IES.

Presentación de tu programación didáctica

El día de la presentación de las pruebas, ya entregaste al tribunal la Programación Didáctica que ahora tienes que defender. De modo que ten una copia preparada. Si la has hecho tú, ya casi te la sabrás de memoria. Ahora tienes que saber presentarla y argumentarla.

Recuerda que el tribunal, cuando quiera, puede hacerte alguna pregunta. Llévalo todo bien claro. Esta PD hace referencia al currículum de un área. Por eso debe contar con:

  • Objetivos.

  • Contenidos.

  • Evaluación.

  • Metodología o recursos didácticos para la puesta en práctica.

Debes resaltar en un apartado y luego en cada una de las Unidades Didácticas, las pautas de atención a los alumnos NEE (Necesidades Educativas Especiales). Y en este año 2021, de la pandemia del coronavirus, estaría muy bien que hablases de las medidas de prevención de contagios en las aulas.

La Programación irá enfocada a uno de los cursos en los que podrás impartir clase en el caso de que consigas aprobar la plaza o te den una interinidad: ESO, Bachillerato o FP.

Cuando te llegue el turno, tendrás que hacer una defensa ante el tribunal. Ante todo, mucha calma.

Exposición de una Unidad Didáctica

Como sabes, la Programación Didáctica docente comprende tantas unidades como quieras. Ahora es el turno de que selecciones una, y la presentes delante de tu tribunal. Puedes usar el material que quieras, que deberás llevar de casa.

No es lo mismo una UD para el área de Educación Física (podrías necesitar pelotas, aros…) que para inglés. Tenlo en cuenta y personaliza.

Recuerda que debes exponer objetivos, contenidos, metodología, evaluación y actividades de enseñanza-aprendizaje. Para no liarte, te dejarán tiempo para que prepares un guion. Eso sí, cuando acabes la exposición tendrás que entregarlo al tribunal.

Una vez que hayas terminado esta segunda fase, los jueces de oposición tendrán que valorar de cero a diez tu actuación. Necesitas un cinco para aprobar.

Especialidades en la oposición de Secundaria

Ya sabes que en ESO existen especialidades, que no son otra cosa que las asignaturas, materias o áreas de enseñanza que se imparten en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.

  • Ciencias Experimentales y Tecnología.

  • Lengua Castellana y Literatura.

  • Educación Física.

  • Ciencias Sociales y Humanidades.

  • Economía, Gestión y Administración.

  • Formación y Orientación Laboral.

  • Orientación Educativa.

  • Matemáticas.

  • Música y arte.

  • Tecnologías de la Información y Comunicación.

En la rama de Formación Profesional nos vamos a encontrar con:

  • Especialidades de FP que tienen relación con el sector primario e industrial, como carpintería, mantenimiento de vehículos, etcétera.

  • Especialidades de FP relacionadas con el Sector Servicios: peluquería, hostelería, estética… etcétera.

Pero también hay otros itinerarios como el sanitario, en el que está el FP de Farmacia, por ejemplo. Dentro de todas estas especialidades aparecen las distintas asignaturas.

¿Cuánto gana un profesor de Secundaria?

Vamos a contarte cuánto gana un profesor de Secundaria en España. Son datos orientativos que hemos sacado de algunos portales especializados. Para ti, será un incentivo más para ponerte a estudiar la oposición.

Un profesor de Secundaria gana de media unos 2.251 euros mensuales en un instituto público. En los concertados suele cobrar en torno a 1.800 euros al mes.

El salario base es de 1.109 euros, pero claro, a esta cantidad hay que sumar:

  • Un complemento de destino que depende de la plaza que consigas: 582 euros.

  • Complemento específico, es una cantidad que tiene que ver con las funciones que desempeñes en el IES como profesor: podrá ir de 232 euros a 800. Pero nos quedamos con la media que está en 500 euros (siempre según datos que hemos encontrado en portales especializados de internet).

Luego tendrás que ir sumando los trienios, los sexenios… porque la antigüedad también cuenta.

Si eres profesor de Bachillerato, la cantidad que vas a cobrar en la nómina es la misma que si trabajas en ESO. El actual sistema educativo considera a estos docentes como parte del cuerpo de Secundaria.