NoticiasTrabajo logo Qué pasa si te pillan copiando en los exámenes de la Selectividad o EBAU

Qué pasa si te pillan copiando en los exámenes de la Selectividad o EBAU

La normativa de la EBAU castiga duramente a los estudiantes descubiertos copiando en selectividad: se pueden quedar fuera con un cero en todos los exámenes.

Qué pasa si te pillan copiando en los exámenes de la Selectividad o EBAU Consecuencias por copiar en selectividad
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

La selectividad 2022 ha comenzado. Aunque, de momento, solo La Rioja se ha estrenado, en los próximos días se le sumarán el resto de comunidades. Algunos estudiantes se habrán preparado los exámenes con tiempo, pero seguro que todavía hay algún que otro despistado que ve cómo el reloj se le echa encima. Por mucho que se esté en esta situación, que no se caiga en la tentación: copiar en la selectividad sale caro. 

¿Qué pasa si te pillan copiando? Según la normativa de la EBAU, dicha persona tendría que “abandonar inmediatamente el examen de la correspondiente materia en el momento en que se detecte el hecho, siendo identificado por el responsable de la sede, quien dará traslado de los hechos a la presidencia del tribunal”. 

No se queda ahí. Además, tampoco podrá presentarse al resto de exámenes de la convocatoria y, si ya se había examinado de otras asignaturas, serán todas calificadas con la calificación de 0 puntos. Si esto ocurriese en la segunda convocatoria, el estudiante tendría que esperarse un año entero para volver a presentarse a la selectividad. Y, en ninguno de los casos, sin importar la convocatoria, no se le realizaría la devolución de las tasas de la matrícula. 

Normas de la selectividad a seguir en los exámenes

Para evitar los plagios, o que algún alumno acabe copiando, las pruebas de la EBAU cuentan con un control estricto que deben seguir todas las universidades o centros organizadores de los exámenes. Independientemente de la comunidad autónoma, los aspirantes que se presenten a selectividad tienen que seguir estas normas: 

  • Tener las dos manos visibles.
  • Tener los pabellones auditivos (orejas) descubiertos para comprobar que no se está usando ningún dispositivo auditivo no permitido. En este sentido, aconsejan a las personas con el pelo largo llevar el pelo recogido. 
  • Guardar cualquier aparato de telecomunicación (como el móvil o el smartwatch) guardados y desconectados en la mochila, nunca se pueden llevar encima. Esta se debe de colocar en el lugar que indique la organización. 
  • No se pueden utilizar calculadoras programables con capacidad para el almacenamiento de voz y texto o transmisión de datos. Pulsando en el siguiente enlace, se pueden consultar las calculadoras permitidas en selectividad. 
  • No se puede comer o beber durante el examen. Solo agua, que debo estar en una botella transparente si etiqueta.
  • Permanecer en el aula durante los primeros 30/45 minutos del examen. Aunque se hubiera finalizado, habrá que esperar para evitar la transmisión de información con otros alumnos.
  • En caso de necesidad o urgencia, los estudiantes solo pueden salir del aula acompañados de alguno de los vocales del tribunal. 
  • No se puede hablar ni prestar ningún material entre alumnos. 

Del mismo modo, aunque estas sean las normas generales, se aconseja estudiar la guía de selectividad de la universidad o centro donde se van a realizar los exámenes. Esto evitará sorpresas y asegurará que se pueda resolver estas pruebas sin ninguna incidencia. Conviene señalar que, bajo ninguna circunstancia, se debe escribir en los exámenes el nombre o cualquier dato identificativo, ya que todos deben ser anónimos para garantizar la máxima imparcialidad del tribunal que los corrige.