Educación

Qué hacer si no te llega la nota de selectividad para estudiar una carrera

Existen distintas opciones disponibles si no se ha alcanzado la nota de corte necesaria en selectividad para estudiar la carrera universitaria deseada.

Opciones disponibles si no llega llega la nota de selectividad para estudiar la carrera
Opciones disponibles si no se alcanza la nota de corte tras selectividad
Esperanza Murcia
 

En la mayoría de comunidades autónomas ya han publicado las notas de selectividad 2022. No serán las definitivas, pues queda esperar a las calificaciones finales en el caso de que se haya reclamado nota, pero, aun así, ya hay estudiantes que, desafortunadamente, se han llevado el chasco de comprobar que no les llega la nota para estudiar la carrera universitaria que tenían pensada. 

Aunque pueda ser un golpe difícil de encajar, adelantar que no es el fin del mundo. De hecho, existen distintas opciones para intentar alcanzar la nota de corte o conseguir entrar al grado universitario desde otras vías. Dependiendo de la situación de cada aspirante, será mejor una u otra, aunque toca tomar una decisión con la mente fría si no se ha obtenido el resultado esperado en las pruebas de la EBAU. 

Alternativas si no se llega a la nota de corte de selectividad 

Ante la disyuntiva de obtener una calificación insuficiente para alcanzar la nota de corte de la carrera escogida, estas son las opciones que tienen los estudiantes para conseguir superar sus objetivos universitarios. 

Presentarse a subir nota 

La selectividad no termina en la convocatoria ordinaria, sino que existe la opción de presentarse a la extraordinaria (aquí se pueden consultar las fechas). Se puede repetir la Fase obligatoria, la Fase Voluntaria o ambas, quedando a voluntad del estudiante. Tiene la ventaja de que, bajo ninguna circunstancia, se puede bajar la nota: en caso de obtener una calificación inferior, se guarda la nota más alta. Además, los alumnos pueden presentarse las veces que quieran a las pruebas para subir la nota de la EBAU, no existe un límite. 

No obstante, si hay que tener en cuenta las plazas cubiertas. Si se hubieran cubierto todas las vacantes, cabe la posibilidad de que hubiera que esperar un año entero para poder matricularse en el grado deseado. Señalar que la nota de la fase obligatoria se mantiene de por vida, mientras que la específica tiene una validez de dos cursos. De escoger esta opción, se podría cursar una titulación parecida o realizar un curso de formación (algunos alumnos aprovechan para mejorar sus competencias profesionales). 

Mantenerse en lista de espera 

Al hilo de lo anterior, si no se quiere estudiar ninguna otra carrera, se puede apostar por permanecer en las listas de espera. No se garantiza que pueda quedar una plaza libre, pero si no se ha alcanzado la nota de corte por poco (como, por ejemplo, por una o dos décimas), puede ser una buena alternativa. Todo dependerá de su demanda y de las opciones de ser escogido si, al quedarse una plaza libre, deben recurrir a esta lista. 

Estudiar una carrera similar 

Otra opción es estudiar la carrera que más se le parezca. Si no se quiere “perder” un año de universidad, cursar una titulación similar permite convalidar asignaturas en el futuro para realizar un cambio de grado o matricularse en el deseado (si se hubiera alcanzado la nota posteriormente). Para ello, conviene comprobar al detalle las convalidaciones, ya que pueden variar dependiendo del centro. Además, para efectuar el cambio es obligatorio haber aprobado todas las materias. 

Valorar otras comunidades autónomas 

Aunque se traten de las mismas carreras, las notas de corte no son las mismas en todas las comunidades autónomas. La diferencia depende del número de plazas ofertadas y la demanda existente, por lo que puede variar notablemente dependiendo del lugar. Si bien hay carreras que son demandas en toda España, como ocurre con Medicina, sí que puede variar según la comunidad. 

Estudiar en una privada o a distancia 

Las universidades privadas no suelen asignar las plazas por nota de corte, por lo que, siempre que se puedan pagar, suele ser sencillo ser admitido. Otra alternativa es cursar la titulación en una universidad a distancia, que no suelen imponer notas porque la demanda no es tan alta. 

Optar a la Formación Profesional

A través de los grados superiores de la Formación Profesional (FP), se puede acceder a la universidad sin necesidad de hacer selectividad. Tienen una duración de dos años, así que se podría valorar esta opción para, después, entrar en la carrera deseada. Obviamente, deberá guardar relación con el título universitario, requisito de las universidades, que aceptarán a estos alumnos según la nota obtenida durante la FP. Como en estos grados superiores solo puntúan sobre 10, permiten la opción de presentarse a la Fase Voluntaria de la EBAU para subir la nota. 

ARCHIVADO EN: