NoticiasTrabajo logo Así es la nueva selectividad: mitad de exámenes y una prueba de madurez académica

Así es la nueva selectividad: mitad de exámenes y una prueba de madurez académica

El Ministerio de Educación presenta la nueva selectividad, “menos memorística”. Se reducirán los exámenes a la mitad y el mayor peso lo tendrá una prueba de madurez académica de enfoque competencial.

Nueva selectividad: menos exámenes y una prueba de madurez académica Cómo será la nueva selectividad
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Una selectividad más fácil. Es lo que, a priori, se asume de la propuesta que ha presentado el Gobierno el pasado miércoles 27 de julio. El número de exámenes se reducirá a la mitad, poniendo todo el peso de la “nueva EBAU” en una prueba de madurez académica, de carácter competencial y más parecida al modelo internacional del Informe Pisa. ¿Cuándo entrará en vigor? Su implantación será gradual, completándose definitivamente para el curso 2026/27. 

Los dos años anteriores, entre 2023/24 y 2025/26, los estudiantes solo tendrán que examinarse de cuatro asignaturas, en la fase de acceso, pero en el último de todos, el curso en el que se completa la nueva selectividad, se examinarán solamente de dos pruebas obligatorias. En todos los casos, se realizará una prueba de “destrezas asociadas al ámbito lingüístico” para evaluar “la madurez académica” de los alumnos de forma “globalizada”. El objetivo es priorizar un modelo “menos memorístico”

Evolución de la nueva selectividad 

Teniendo en cuenta que la nueva selectividad se implantará de forma gradual, así evolucionará la prueba de acceso a la universidad: 

  • Selectividad actual: Obligatoriamente, consta de tres pruebas de materias comunes de segundo de Bachillerato (Lengua Castellana y Literatura, Historia de España y un idioma extranjero. En caso de lengua cooficial, se sumaría uno más) con un peso del 60% en la nota y una prueba de la materia obligatoria de la modalidad cursada en el Bachillerato (corresponde con las específicas, como puede ser Matemáticas), con un peso del 40%. Se sumaría, de forma opcional, las optativas de la Fase Voluntaria, donde se puede realizar un máximo de cuatro pruebas (corresponde a las optativas, como puede ser Física, Química, Latín, Historia del Arte…) que permite subir hasta 4 puntos en la nota. 
  • Selectividad curso 2025/26: De forma obligatoria, dos pruebas de materias comunes de segundo de Bachillerato (Historia de la Filosofía e Historia de España) con un peso del 25% en la nota, un ejercicio de la materia obligatoria de la modalidad de Bachillerato cursada (Artes, Ciencias, Humanidades…) también con puntuación del 25% y una prueba general de madurez también con una puntuación del 25%. De forma opcional, se podría realizar un máximo de dos ejercicios de las materias de la modalidad de Bachillerato cursada. 
  • Selectividad a partir del curso 2026/27: Obligatoriamente, una prueba de la materia obligatoria de la modalidad de Bachillerato elegida por el alumno, con una puntuación del 25%, y una prueba general de madurez académica, que puntúa un 75%. De forma voluntaria, se podría realizar un máximo de dos ejercicios que podrá ser tanto de las materias de la modalidad del Bachillerato cursado como de las asignaturas comunes. 

Prueba general de madurez académica

La prueba general de madurez académica es el punto clave de la nueva selectividad, siendo el ejercicio de mayor puntuación. En él se integran las destrezas de las materias comunes del Bachillerato: Historia de la Filosofía, Historia de España, Lengua Castellana y Literatura, un Idioma extranjero y, si procede, la lengua cooficial. 

Tal como adelantó el Ministerio de Educación, liderado por Pilar Alegría, esta prueba de madurez se basará en un dossier formado por distintos documentos (textos de diferente carácter, imágenes, infografías, tablas, gráficos o audiovisuales) que versarán sobre un mismo tema. El alumno, explicó el gobierno, deberá realizar un análisis atendiendo a distintos aspectos y perspectivas, respondiendo a “diversos tipos de preguntas”. 

La finalidad es dotar al ejercicio de un enfoque competencial, no memorístico: “Se evaluará la madurez académica del alumnado y el grado de consecución de objetivos previstos para la etapa”, en palabras del Ministerio. Sobre la estructura, se podrán encontrar preguntas cerradas, semiconstruidas y abiertas. La ejecución, según las estimaciones, quedaría de la siguiente manera: 

  • “Lectura detenida y análisis” de la prueba, para lo que se contará de 15 minutos. 
  • Resolución de la primera parte en 50 minutos, compuesta de 25 preguntas cerradas o semiconstruidas (tipo test o de respuesta breve). De ellas, entre unas 5 y 7 estarás formuladas en el idioma extranjero elegido. 
  • Resolución de la segunda parte, en 45 minutos, compuesta por tres preguntas abiertas sobre el mismo dossier, una de ellas en inglés. Se propondrá una longitud máxima de 150 palabras para responder a las preguntas.