Educación

El 28% de los jóvenes españoles no tienen Bachillerato, según la OCDE

España se sonroja: tiene el porcentaje más alto de personas entre 25 y 34 años sin estudios mínimos para entrar con “éxito en el mercado laboral”. Asimismo, es el segundo país europeo en porcentaje de ‘ninis’.

El 28% de los jóvenes españoles no tienen Bachillerato, según la OCDE
Estudiantes de Bachillerato, antes de Selectividad
Javier Martín
 

España suspende en Bachillerato y Formación Profesional (FP). El 28% de jóvenes de 25 a 34 años no poseen la cualificación mínima que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) considera necesaria para disfrutar de "una participación exitosa en el mercado laboral". Tampoco sube su nota en el apartado de ‘ninis’, tras la leve mejoría experimentada durante la pandemia.
 
Es decir, ese porcentaje de jóvenes solo ha estudiado, como mucho, el segundo curso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y no posee ningún título. Esto se hila a otro dato negativo: el 19% de los de los jóvenes españoles ni estudia ni trabaja. El porcentaje de los llamados ‘ninis’ en España supera también la media europea (13%) y de la OCDE (15%).
 
Es un dato, el de los jóvenes sin Bachillerato o FP, cuya tendencia ha ido cayendo en los últimos años, mejorando, al encontrarse en el 35% en 2011, pero que todavía es el doble de la media de los países de la eurozona (14%) y la tasa de la eurozona (12%). Lo revela el nuevo informe de la OCDE, ‘Panorama de la Educación 2022’, que a pesar de sonrojar a España, presenta también datos positivos.

Informe OCDE: más cruz que cara para España

En nuestro país ha subido el porcentaje de jóvenes con estudios superiores, situándose ahora en casi un 49%. Casi dos puntos porcentuales por encima de la media de la OCDE. Al respecto, destaca la considerable brecha entre autonomías. Navarra (14,6%) o el País Vasco (15,4%) se alinean con la media de la OCDE.
 
Sin embargo, la cifra es altísima en Extremadura (37,3%), Murcia (36%), Castilla-La Mancha (34,2%), Andalucía (34,2%) o Ceuta (38%) y Melilla (41,2%). Y también entre géneros, con el sector masculino (33%) en peor lugar que el femenino (22%). Un patrón que se repite en las estadísticas de repetición de curso y de abandono temprano.

Informe OCDE: los estudios universitarios, al alza

En España hay cada vez más juventud con estudios universitarios. El porcentaje ha subido quince puntos porcentuales en los últimos 22 años, aunque no hay que perder de vista que hay grandes diferencias entre regiones. Hay más de un 30% de distancia entre el territorio con más titulados, el País Vasco (56%), y el que menos, Ceuta (25,5%).
 
“Esas distancias reflejan diferencias socioeconómicas de partida y de estructura económica pero también de políticas educativas”, expresa Lucas Gortázar, director de Research y senior fellow de Educación en EsadeEcPol. La OCDE recuerda que el título universitario ya abre la puerta a la empleabilidad en un 19% que si no se posee.
 
Además, en cuanto a salario, los que poseen el Bachillerato ganan, de media, un 29% más que los que no lo tienen. Por su parte, los que poseen estudios superiores acaban con sueldos dos veces superiores. 

Informe OCDE: la ESO, el lunar

El salto en educación superior queda empañado por esa desigualdad y por los datos de educación secundaria. España ha ido mejorando pero el porcentaje de jóvenes que han cursado hasta tercero, cuarto de la ESO o Bachillerato es aún muy inferior al de la OCDE. En el capítulo de la financiación, España sigue invirtiendo menos que los países del entorno.
 
“Le damos menos prioridad a la educación que a otras cuestiones. Hay una cuestión clara que en España no se ha abordado como en las últimas cuatro décadas, como es la cuestión de la profesión docente. Creo que es ese el pilar clave sobre el que hay que poner esfuerzos y recursos”, continúa justificando Gortázar. Por lo tanto, se puede afirmar que se ha mejorado mucho en las últimas décadas, pero, asimismo, el margen de mejora todavía es aún más mejorable.

ARCHIVADO EN: