NoticiasTrabajo logo Ayuso recurre ante el Tribunal Supremo el currículo del Bachillerato

Ayuso recurre ante el Tribunal Supremo el currículo del Bachillerato

La presidenta Ayuso ha recurrido al Tribunal Supremo el nuevo Bachillerato y se han resaltado los puntos en los que se no están de acuerdo.

Ayuso recurre ante el Tribunal Supremo el currículo del Bachillerato La presidenta de la Comunidad de Madrid recurre ante el Supremo el currículo del Bachillerato
Javier Martín
Javier Martín
Actualizado a:

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, continúa su cruzada particular contra el currículo del nuevo Bachillerato. La conocida como 'Ley Celáa' es el nuevo campo de batalla en el que se ha convertido esa pugna entre el Gobierno de España y la capital española y que suma un nuevo capítulo después de que Ayuso haya anunciado que va a recurrir ante el Tribunal Supremo su implantación.
 
La máxima mandataria del PP regional acusa al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de dinamitar la convivencia y piensa ofrecerle oposición. "Han metido demasiada doctrina. Estamos obligados a defendernos", ha avisado Ayuso. "Pediremos la suspensión cautelar de este decreto para empezar el curso con los libros del año pasado". Un recurso contencioso-administrativo al que se ha unido la Región de Murcia.
 
"Desgraciadamente, nos vemos obligados a dar este paso. No es una batalla contra nadie. Intenta politizar todo. Es una defensa contra la agenda ideológica", puntualizó tras leer los borradores de texto de los nuevos libros. "Cumpliremos la ley, pero recurriremos", avanzó el consistorio madrileño desde la puerta del Sol, en conjunción con el líder popular general, Alberto Núñez-Feijóo.

¿Cómo es el currículo del nuevo Bachillerato que ha recurrido Ayuso ante el Supremo?

La nueva ley educativa "vulnera principios de la Constitución", en concreto, los de "libertad", "justicia", "igualdad" y "pluralismo político", expone el gobierno madrileño. Además, "va en contra" del artículo 1 de La Ley Orgánica 2/2006 de Educación y, por tanto, de "la calidad de educación para todo el alumnado", "la equidad", "la igualdad de oportunidades", "la transmisión y la puesta en práctica de valores que favorezcan la libertad personal" y "la flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes", expone Ayuso ante el Supremo.
 
"Estamos contemplando cómo el Gobierno busca transformar la sociedad y hacerla a su medida", continúa apuntando el escrito, que alude a términos con gran carga ideológica como la perspectiva de género en matemáticas o la "ciudadanía resiliente" en Historia de España. Para ello, ya se trabaja en un decreto sobre el currículo de Bachillerato, en el marco de las competencias autonómicas que concede la ley actual y que permite reducir o eliminar al máximo estos términos.

¿Cuáles son los términos del nuevo Bachillerato de Ayuso?

La presidenta de la Comunidad ha mostrado cuáles son las modificaciones que ella haría. Por ello, ha incluido ante el Supremo las siguientes correcciones y las siguientes propuestas en las materias de:

Historia de España:

Se eliminan expresiones como "la dinastía de Borbón implantó el centralismo administrativo". Además, se incluyen otras con carga ideológica, "diversidad identitaria", "identidades que tienen que ver con el sentimiento nacional", "identidades múltiples", "identidades nacionales y regionales", "pluralidad identitaria" o "ciudadanía resiliente". También "emergencia climática", "mejora de la humanidad y el planeta", "ciudadanía ética digital", "ciudadanía global" o "soluciones coherentes con la ética y el compromiso con la sostenibilidad".

Control de género:

Términos como "mecanismos de dominación", "control, subordinación y sumisión", "relaciones de género y visibilizar su presencia en la historia" o el estudio del papel que ha tenido la mujer como "protagonistas silenciadas y omitidas de la historia" o "roles de género", también se verán suprimidas.

Matemáticas:

En el gobierno madrileño sorprenden expresiones como "el análisis de las soluciones obtenidas en la resolución de un problema potencia la reflexión crítica, el razonamiento y la argumentación, considerando además de la validez matemática, diferentes perspectivas como la sostenibilidad, el consumo responsable, la equidad, la no discriminación o la igualdad de género, entre otras".

Ciencias Sociales:

Otra de las expresiones que no convence para nada desde el consistorio madrileño es "mostrar una actitud positiva y perseverante, aceptando y aprendiendo de la crítica razonada al hacer frente a las diferentes situaciones de aprendizaje de las matemáticas, respetando las emociones y experiencias de las y los demás, escuchando su razonamiento, identificando las habilidades sociales más propicias y fomentando el bienestar grupal y las relaciones saludables".