NoticiasTrabajo logo Cómo hacer un curriculum vitae que destaque entre los demás

Cómo hacer un curriculum vitae que destaque entre los demás

Guía completa para realizar un currículum impecable. Apartados imprescindibles, trucos y consejos para destacar sobre los demás y llamar la atención de los reclutadores.

Cómo hacer un currículum que destaque sobre el resto de candidatos Guía completa para hacer un buen currículum
Esperanza Murcia
Esperanza Murcia
Actualizado a:

Encuentras una oferta de trabajo, envías el currículum y ves que, en el mejor de los casos, cientos de candidatos también se han inscrito. Un proceso selectivo desesperanzador y, a veces, hasta desesperante. ¿Te identificas con esta frustración? Hay solución: crear un currículum que destaque entre los demás. Recuerda que, hacer un currículum, no es lo mismo que hacer un buen currículum. Este matiz puede ser la diferencia. 

¿Qué es lo primero que no debes hacer? Cometer los mismos errores que la mayoría de candidatos. Son un rechazo directo de Recursos Humanos, así que te conviene identificarlos: 

  • Tener errores ortográficos.
  • No personalizar el currículum.
  • No incluir objetivos.
  • Organizar mal la información. 
  • Redactar un contenido pobre o demasiado extenso. 
  • No adaptar el currículum a la oferta. 

A grandes rasgos, bajo ningún concepto puedes cometer uno de los anteriores fallos. De hacerlo, echarán para atrás tu candidatura en el acto. Ahora, cada detalle cuenta. ¿Quieres un currículum impecable? No habrá ningún aspirante que te haga sombra si sigues los pasos de esta guía para hacer un CV perfecto. No importará que tengas o no experiencia, con estas indicaciones empezarán a llamarte de las entrevistas.  

Cuáles son los apartados de un curriculum vitae

El orden se puede invertir, dependiendo de la parte que se quiere potenciar en el currículum, pero se deben incluir los siguientes apartados. 

Datos de contacto

Siempre con foto (al menos en España). Se incluye el nombre completo, la dirección (basta con la ciudad y código postal), teléfono (siempre habrá que tenerlo operativo), correo electrónico (que sea profesional, evitar direcciones como “maria_lamaquina@gmail.com”) y enlace a las redes sociales, siempre que se usen con carácter profesional (si no están profesionalizadas, no incorporarlas). 

Perfil personal

Si cuentas con experiencia, debes destacar los logros más importantes dentro del campo laboral y las principales responsabilidades ejecutadas, actuando como un mini resumen de la carrera profesional. Si no se tiene experiencia, se debe indicar qué aportaciones se pueden hacer a la empresa para que crezca. En ambos casos se deben conseguir dos objetivos: captar la atención y motivador al reclutador a que siga leyendo. Debe ser claro y conciso, con 5 líneas es suficiente. 

Experiencia laboral

Tiene que incluir el nombre de la empresa, las fechas de permanencia (cuándo se empezó y terminó), puesto de trabajo y funciones desarrolladas. Hay que seguir un orden cronológico inverso, desde la última experiencia a la primera, para que los captadores vean primero la última actividad que se ha desarrollado. Por cada experiencia, se debe incorporar unos 4 0 6 puntos explicando las tareas, responsabilidades y logros más importantes. Se aconseja utilizar números, es decir, hechos concretos que verifiquen las cualidades del candidato. 

Experiencia laboral currículum

Formación académica

Los títulos siguen teniendo cierto peso en el currículum. Debe de aparecer el nombre de la titulación (por ejemplo, “Grado en Economía e Internacionalización de empresas”), la institución o centro donde se ha cursado, la ciudad y la fecha de inicio/fin. Se deben incorporar las formaciones relacionadas con el puesto de trabajo o que tengan prestigio, pues es lo que interesa al reclutador. En el caso de incluir una titulación universitaria, no hace falta poner que se tiene estudios de Bachillerato o ESO, se sobrentiende y estos dejan de tener importancia. 

Habilidades profesionales y personales

El mercado laboral está regido por dos tipos de habilidades: duras y blandas. Las primeras serían las aptitudes y conocimientos técnicos relacionados con la profesión. Las blandas serían las aptitudes personales y las cualidades profesionales más genéricas que se pueden asociar a distintos sectores laborales. Estas últimas serían, por ejemplo, la capacidad para trabajar en equipo o la proactividad. 

Aunque pueda parecer lo contrario, las aptitudes generales son igual de importantes. De hecho, competencias más específicas como puede ser manejar un programa determinado se puede conseguir con relativa facilidad si se tienen aptitudes como la constancia o la capacidad de aprendizaje, además de iniciativa. 

Por ello, se deben combinar ambas. ¿Quieres acertar? Lo más recomendable es consultar las ofertas de empleo del sector donde nos queremos desarrollar, pues los mismos anuncios informan de las competencias que están demandando en el mercado laboral. No obstante, conviene exponer los logros que demuestran dichas aptitudes. A nivel general, estas son las aptitudes blandas más demandadas:

  • Adaptabilidad. 
  • Trabajo en equipo. 
  • Creatividad. 
  • Comunicación. 
  • Pensamiento crítico. 
  • Resolución de problemas. 
  • Liderazgo. 
  • Administración del tiempo. 
  • Organización. 
  • Toma de decisiones. 
  • Proactividad. 
  • Idiomas. 
  • Competencias digitales. 
  • Responsabilidad. 
  • Trabajo bajo presión. 

Idiomas

Dependiendo de si son indispensables para la actividad laboral, se pueden poner en un apartado aparte o incluirlo dentro de la formación y estudios. No obstante, en la mayoría de CV's se suele poner en un apartado independiente. Lo que sí debes hacer de forma obligatoria es indicar el nivel que se domina del idioma. 

Idiomas currículum

Otros datos de interés

Aquí se puede incluir datos secundarios que, aun así, puedan darte un valor añadido o diferenciarte de la compañía. Por ejemplo, tener carnet y vehículo propio, contar con disponibilidad inmediata o estar disponible para trabajar los fines de semana. 

Tipos de currículum 

Los apartados inscritos deben figurar obligatoriamente en el curriculum vitae, pero dependiendo del perfil profesional se puede invertir el orden. Según el método que escojamos, se pueden distinguir los siguientes tipos: 

  • CV cronológico: es el más recomendado cuando se quiere destacar la trayectoria laboral y estudios más importantes enfocados a cada oferta de trabajo. 
  • CV funcional: cuando se opta por resaltar los objetivos y aptitudes. Se da, generalmente, cuando no se tiene experiencia laboral. 
  • CV combinado: sería una mezcla de ambos. 

Qué aptitudes poner en un currículum 

Las habilidades blandas anteriormente descritas son las más buscadas por recursos humanos. Por su parte, habrá que realizar una búsqueda del mercado, analizando las ofertas de empleo del sector, para dar con las habilidades duras. Incluirlas hará que tu currículum gane puntos, pero no olvides que también se deben corresponder con la realidad. No servirá de nada ponerlas en el CV si después no sabemos desarrollarlas en la práctica. Esta búsqueda puede servir para, en caso de no contar con las aptitudes demandadas por los empleadores, formarnos en ellas. 

Asimismo, conviene poner aptitudes, nuevamente que se correspondan con la realidad, que reflejen que sabemos desenvolvemos en el puesto de trabajo. Por ejemplo, para una posición de administrativo podría ser "Manejo avanzado de Excell". Asimismo, como en el caso de la experiencia laboral, conviene utilizar números para exponer los logros. 

Habilidades currículum

Qué objetivos poner en un currículum 

No es un apartado obligatorio, pero es especialmente útil para las personas que no cuentan con experiencia previa. En tres o cinco líneas, se deben incluir justo después del perfil profesional. ¿Cuál debes poner? En este caso, debes explicar de forma sencilla qué puedes aportar a la empresa y cómo. Un ejemplo sería el siguiente, enfocado a la posición de vendedor:

"Aspiro a desarrollar mis habilidades de cara al público en una empresa internacional y de prestigio, mejorar los números del próximo trimestre y conseguir la fidelización de los clientes mediante una atención personalizada y distinguida."

Como se puede comprobar, en un párrafo se habrían expuesto tres objetivos, incluyendo el método para conseguirlos. 

Cómo se escribe un currículum 

Un currículum debe ser legible. En este sentido, tiene que ser conciso y claro. Además de todo lo anterior, hay varios trucos para que tu currículum llame más la atención de los reclutadores. El primero es añadir palabras clave, aquellas competencias o conceptos que siempre aparecen en las búsquedas de empleo de tu sector. También llamadas "keyword", es un aspecto cada vez más importante, pues algunas empresas están introduciendo algoritmos. Por supuesto, como se contó justo al principio, la ortografía debe ser correcta, sin ningún error gramatical: hay que revisar el contenido a conciencia. 

En cuanto a legibilidad, una tipografía también puede ayudarnos. Los tipos sans serif o de palo seco son las más recomendadas. Es el caso de Arial, Calibri, Helvetica o Cambria, con diseños sencillos y modernos. En caso de buscar alguna más original, se puede optar por Trebuchet MS. En cuanto al tamaño, para la parte superior del CV (donde va el nombre del candidato y la profesión), se puede usar unas dimensiones de 18 a 24 puntos. El encabezado pasaría entre unos 12 a 16 puntos y el cuerpo de unos 10 a 12. En cuanto a la ocupación del CV, lo ideal es que se pueda leer en una sola página. 

Consejos para escribir CV

¿Dónde se puede hacer un currículum gratis?

Actualmente hay distintas páginas y herramientas online donde se pueden crear currículums de forma gratuita. Aunque algunas cuenten con plantillas de pago, que corresponden por lo general a diseños más elaborados, cuentan con infinidad de modelos gratis. Estas son las plataformas más famosas: 

  • Do You Buzz.
  • Canva.
  • Online CV.
  • CV Maker.
  • Cvlogin.
  • Craft CV.
  • Europass.