NoticiasTrabajo logo Los autónomos que pidan ayudas al Gobierno no podrán despedir hasta 2023

Los autónomos que pidan ayudas al Gobierno no podrán despedir hasta 2023

Los autónomos que pidan ayudas al Gobierno no podrán despedir hasta 2023 Estas son las ayudas por las que los autónomos no podrán despedir.
Isabel Gómez
Isabel Gómez
Actualizado a:

Los trabajadores autónomos adscritos al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social van a poder beneficiarse y hacer uso de las nuevas medidas tomadas por el Gobierno de España para hacer frente a la crisis económica motivada por la guerra de Ucrania. Sin embargo, el mayor condicionante para beneficiarse es que no van a poder despedir a ningún trabajador hasta 2023. 

Más adelante se explicará cuáles son las medidas en las que va a estar impuesta esta prohibición. Antes se deberá aclarar que, ese segundo paquete de medidas del Gobierno en la que estaban los trabajadores por cuenta propia como beneficiarios, vuelve a ser una extensión de la prohibición, por seis meses más, del primer paquete de medidas anticrisis del pasado marzo. 

El 30 de junio acabó la orden expresa de que los autónomos que hubieran cobrado las ayudas directas pudieran despedir, algo que tampoco van a poder hacer hasta el 31 de diciembre. Así lo expone la ley cuando dice que "en aquellas empresas beneficiarias de las ayudas directas previstas en el presente decreto-ley, el aumento de los costes energéticos no podrá constituir causa objetiva de despido hasta el 31 de diciembre." Pero, ¿en qué subvenciones directas afecta?

¿Qué medidas impedirán despedir hasta 2023 a los autónomos que pidan ayudas al Gobierno?

Como excepción, hay alguna de esas medidas que sí quedaría excluida del mantenimiento del empleo, como los aplazamientos de las cotizaciones a la Seguridad Social por parte de agricultores, ganaderos y transportistas. Sin embargo, hay otras, como las que se explican a continuación, por las que no se podrá echar a nadie de la empresa. 

Línea de ayuda para autónomos de la industria intensiva en consumo de gas:

Los beneficiarios de estas ayudas deberán ser empresas, donde se incluyen comunidades de bienes y autónomos, que tengan domicilio fiscal en territorio español y que hayan llevado a cabo al menos alguna de las siguientes actividades del CNAE en 2021:

  • Acabado de textiles.
  • Fabricación de productos abrasivos y productos minerales no metálicos n.c.o.p.
  • Fabricación de productos químicos.
  • Fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.
  • Fabricación de otros productos cerámicos.
  • Fabricación de cemento, cal y yeso.
  • Producción de metales preciosos y de otros metales no férreos.
  • Pinturas barnícese tintas de imprenta y masillas.

Desde Autónomos y Emprendedores apuntan que todos esos sectores tendrán que presentar la solicitud entre el 15 y hasta el 30 de agosto en la plataforma que activará Hacienda para rellenar la solicitud.

El importe de las ayudas va a ser una cantidad fijada que se multiplicará por el número de empleados dados de alta en la Seguridad Social a fecha de 15 de junio de 2022, con una cuantía brota de 400.000 euros, como máximo. La cantidad por cada empleado será de 2.600 euros.

Bono de 200 euros a autónomos

Otra de las medidas más sonadas para los autónomos fue la del bono o cheque de 200 euros, una subvención directa que va dirigida a colectivos vulnerables y con falta de rentas. Aunque no es exclusivamente para ello, el decreto-ley sí que los incluye como posibles beneficiarios, aunque para ello tienen que cumplir con una serie de requisitos. 

Los perceptores de este bono, una vez que lo hayan solicitado, no van a poder despedir a ningún trabajador. Así lo han confirmado desde el Ministerio de Hacienda. Por tanto, los trabajadores por cuenta propia que tengan empleados a cargo, no van a poder echar a nadie que tengan dados de alta hasta final de año.

Para poder ser uno de los beneficiarios, se exige que los ingresos anuales del año 2021 de los autónomos sean inferiores a los 14.000 euros. Además, se les exigirá que su patrimonio también sea inferior a los 43.196,40 euros al año. Es cierto que el cómputo de ingresos y de patrimonio se llevará a cabo de manera conjunta. Se considerará a todas las personas que residan con el beneficiario en la misma unidad familiar hasta el 1 de enero de 2022.

A pesar de esta ayuda tan aplaudida en los últimos días, desde la asociación de trabajadores autónomos ATA, su presidente, Lorenzo Amor, ha sido crítico con la situación y las condiciones que se les pide a este colectivo de trabajadores a través de su cuenta de Twitter.

ERTE por el incremento de los costes a los autónomos

Cómo se recoge en el decreto-ley anticrisis, "las empresas que se acojan a las medidas de reducción de jornada o suspensión de contratos reguladas en el artículo 47 del Estatuto de los ERTE estructurales y que se beneficien de apoyo público, no podrán utilizar estas causas para realizar despidos."

El Gobierno ya anunció hace un tiempo que si llegan a producirse causas temporales de desabastecimiento, de incremento de los costes o de reducciones de demanda en algún sector, será el mismo Ejecutivo quien va a acelerar el proceso de poner en marcha el Mecanismo RED.

A través de él, se permitirá a todos aquellos autónomos que tengan los negocios sometidos a crisis estructurales a adoptar otras medidas, como la reducción de jornada o suspensión, pero siempre vinculadas a medidas de recualificación. Este mecanismo RED es muy similar a los desaparecidos ERTE Covid. Solo se pondrá en marcha en casos de máxima urgencia cuando las organizaciones lo hayan solicitado al Gobierno.

¿Qué otras ayudas podrían prohibir el despido a los autónomos?

Concretamente, son dos las ayudas que evitarían que los autónomos tengan que recurrir al despido para hacer frente a los imprevistos económicos que se devengan de la crisis económica. Estas subvenciones serían las siguientes:

  • Ayudas directas para autónomos de la pesca y la acuicultura.
  • Ayudas destinadas a agricultores y ganaderos.