Estos son 13 motivos por los que se puede perder el subsidio para mayores de 52 años

Estos son 13 motivos por los que se puede perder el subsidio para mayores de 52 años

Por esto se puede perder el subsidio para mayores de 52 años
Diego Fernández
Actualizado a:

Es posible que haya casos en los que un desempleado esté cobrando el subsidio para los mayores de 52 años y se pregunte si puede o no perder esta prestación no contributiva. Lo cierto es que sí, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) puede quitar el cobro de esta ayuda económica siempre y cuando se de una serie de motivos por parte del desempleado que está siendo beneficiario de la cuantía de 463,20 euros al mes que se entrega hasta que se cumpla la edad de jubilación.

Tanto es así que existen hasta 13 causas que pueden ser motivo de que una persona que cobre esta prestación no contributiva deje de hacerlo. Aunque no todas afectarán de la misma manera, sino que hay que diferenciar hasta tres grandes grupos en los que se dividirán dependiendo de la gravedad de la infracción. Algo que hará que se pierda el cobro del subsidio durante un tiempo determinado o incluso de manera permanente, tal y como se explicará a continuación.

Por ese mismo motivo hay que prestar una atención especial con el fin de no perder el cobro del subsidio para mayores de 52 años. Una ayuda que, pese a tener un carácter no contributivo, cotiza al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de cara a la futura pensión de jubilación. Aunque eso será siempre y cuando se respeten los requisitos mínimos fijados por el propio SEPE en el momento de la solicitud de la prestación y al renovarlo.

¿Qué motivos hacen perder el subsidio para mayores de 52 años?

A continuación se van a identificar cuáles son los 13 motivos que pueden llegar a ocasionar la pérdida del derecho a cobrar el subsidio para mayores de 52 años. El Servicio Público de Empleo Estatal ha diferenciado entre tres grupos dependiendo de la gravedad, existiendo casos de infracción leve, grave o muy grave, y, en función de donde se encuentre la causa que se genere por parte del beneficiario, se retirará el cobro de esta ayuda económica.

¿Cuáles son las infracciones leves?

En primer lugar se encuentran las sanciones leves. En este grupo se encuentran 6 causas de las 13 establecidas anteriormente y, en el caso de cumplir con alguna de ellas, se suspenderá el pago de la prestación durante un mes, aunque podrá ampliarse si se repite el incumplimiento. Ya que, en el caso de comerterla dos veces, perderá la ayuda durante 3 meses, si vuelve a repetir la infracción, el SEPE retirará el subsidio durante 6 meses, y, si lo hace por 4 veces, perderá definitivamente el derecho a cobrar la ayuda. Estas causas leves son las siguientes:

  • No ir a la cita que se tenga con el SEPE.
  • No ir a los llamamientos de agencias de colocación.
  • Enviar fuera de plazo el justificante de asistencia a las citas con el SEPE o las agencias de comunicación.
  • No cumplir con la Búsqueda Activa de Empleo (BAE).
  • No ofrecer información correcta al SEPE.
  • No renovar el subsidio por desempleo a través de la Declaración de Rentas.

¿Cuáles son las infracciones graves?

Si se trata de infracciones graves lo cierto es que las oportunidades son menores y los castigos mayores. Tanto es así que, en el caso de cumplir con alguno de los 3 motivos de sanción una vez supondrá una suspensión del pago durante 3 meses, si se repite una segunda vez se perderá durante 6 meses y, si vuelve a hacerse una tercera vez, se eliminará definitivamente el derecho a ingresarla. Estas causas graves son:

  • No comunicar la baja de la prestación y cobrarla de manera indebida.
  • Rechazar una oferta de empleo sin causa justificada.
  • No acudir a las formaciones del SEPE.

¿Cuáles son las infracciones más graves?

Por último también se encuentran las causas más graves posibles. A diferencia de los motivos anteriores, si el desempleado cumple con una de estas, perderá el derecho a recibirla desde la primera vez que se detecte la infracción por parte de la administración pública. Estos motivos que suponen la pérdida directa son:

  • Falsificar documentos.
  • Cobrar el subsidio al mismo tiempo que un sueldo.
  • Engañar al SEPE junto al contratante para cobrar la ayuda.
  • Destinar el subsidio a otro fines que no sean los establecidos por la administración.