¿Cuándo hay que solicitar la prórroga del subsidio de desempleo?

Cuándo hay que solicitar la prórroga del subsidio de desempleo en 2022

El subsidio por desempleo del SEPE debe renovarse cada seis meses, exceptuando algunas modalidades cuya renovación es mayor.

Los beneficiarios del subsidio por desempleo deben renovar la prestación cada seis menos, menos los mayores de 52 años.
Isabel Gómez
Actualizado a:

Puede haber situaciones en las que los trabajadores desempleados que reciban una prestación por desempleo vean agotada su ayuda por parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) al no haberse reincorporado al mercado laboral. Para hacer frente a su nueva situación, el SEPE les da la oportunidad de acogerse a un subsidio de desempleo.

La prestación contributiva por desempleo, lo que se conoce como ‘paro’, cuenta con un importe de 1.519,92 euros mensuales como máximo en 2022 y una duración máxima de dos años. El número de meses que puede cobrarse se calcula en función del tiempo cotizado durante los seis años anteriores a la situación legal de desempleo o al momento en que terminó la obligación de cotizar.

Sin embargo, el subsidio por desempleo consiste en una prestación económica que también da el SEPE, con una cuantía de 463,21 euros al mes y con una renovación diferente, que se especificará más adelante, según la modalidad de subsidio que se tenga presente. Para solicitarse, se tendrá en cuenta que no se supere el 80% del límite fijado por el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM).

Cuándo hay que prorrogar el subsidio por desempleo

El Servicio Público de Empleo Estatal recoge en su plataforma web que los beneficiarios del subsidio por desempleo podrán solicitar la prórroga de la ayuda. Esto siempre que no se haya agotado la duración máxima legalmente prevista para cada tipo de subsidio y se mantengan los requisitos exigidos en el momento que se solicitó. Pero, ¿cuándo se puede prorrogar el cobro?

La duración de estos será de seis meses. Por ello, la solicitud de renovación en 2022 deberá presentarse entre el día siguiente a la fecha de agotamiento del periodo semestral y los 15 días hábiles siguientes a la fecha de vencimiento del periodo de pago de la última mensualidad. Transcurrido el plazo, el subsidio por desempleo se prorrogará con efectos desde el día posterior al de la solicitud.

Si la suma de los ingresos y los de las personas que conforman la unidad familiar, dividida por el número de miembros que la componen, incluido el solicitante, no supera el 75% SMI, se podrá tramitar la prórroga del subsidio. Esta se debe hacer mediante la sede electrónica del SEPE, siempre que se disponga de certificado digital, DNI electrónico o usuario y cl@ve.

¿Qué pasa si me paso de la fecha de renovación?

Se descontarán de la duración tantos días como hayan pasado desde el día siguiente al agotamiento del periodo semestral hasta la fecha de solicitud, ambos incluidos.

Qué tipos de subsidios por desempleo deben de renovarse

El Servicio Público de Empleo Estatal recoge varias categorías en las que se puede otorgar el subsidio por desempleo. Actualmente, este se divide en ocho categorías, caracterizadas por la cantidad de ingresos y la edad de los desempleados. A continuación, se especifican cuáles son cada uno de los subsidios que otorga el SEPE:

Subsidio por cotización insuficiente: los empleados que han trabajado menos de un año también pueden acceder a un subsidio por desempleo, aunque su duración dependerá de los meses cotizados y de si existen o no responsabilidades familiares. En caso de que existan estas responsabilidades, el subsidio durará 3, 4 o 5 meses, si ha cotizado 3, 4 o 5 meses, respectivamente, o 21 meses, si se ha cotizado durante 6 meses o más.

Renta Activa de Inserción (RAI): para recibirla deben encontrarse en una de estas cuatro situaciones: parados de larga duración mayores de 45 años, emigrantes retornados mayores de 45 años, víctimas de violencia de género o doméstica, o personas con discapacidad igual o superior al 33%.

Subsidio por desempleo para mayores de 52 años: los desempleados de 52 años o más que hayan agotado la prestación o subsidio por desempleo pueden optar al subsidio hasta que cumplan la edad de jubilación, momento en que pasarán a cobrar la pensión correspondiente, o consiga un nuevo contrato de trabajo. Esta ayuda es especial, no debe de renovarse cada seis meses, pero deberá presentar la declaración anual de rentas.

El Subsidio para mayores de 45 años: es una ayuda para personas de 45 años o más que sean desempleadas de larga duración, que hayan agotado la prestación contributiva y no consigan un empleo debido a su dificultad para acceder al mercado laboral. No deben tener responsabilidades familiares a su cargo y deben estar inscritas como demandantes de empleo durante un mes desde el agotamiento de la prestación, que no hayan rechazado una oferta de colocación adecuada y que no ingresen más del 75% del SMI.

La ayuda familiar: el SEPE ofrece un subsidio por desempleo con responsabilidades familiares por agotamiento de la prestación contributiva. En este concepto entra también el cónyuge, en el caso de que dependa económicamente de la persona que pida el subsidio. Los hijos a cargo deben tener menos de 26 años. La duración varía en función de la edad y el tiempo durante el que se percibió la prensión contributiva.

Subsidio para emigrantes retornados: la ayuda está destinada a los ciudadanos españoles que se han tenido que ir al extranjero por motivos de trabajo. Pueden pedirlo si han desarrollado una actividad laboral fuera y, al volver, no tienen derecho a recibir la contributiva. Los solicitantes deben haber trabajado, como mínimo, un año, en los últimos seis años desde su última salida de España en países que no pertenecen a la Unión Europea.

Además, lo pueden solicitar las personas que no tengan derecho a la prestación contributiva por desempleo por cotizaciones que tuviera acumuladas en los seis años anteriores a su salida de España. También, aquellas que cumplan con el requisito de carencia de rentas, de cualquier naturaleza, y que no superen el 75% del SMI.

Ayuda para personas con pensión de incapacidad: cuando una persona deja de cumplir los requisitos para cobrar la pensión por incapacidad de la Seguridad Social, el SEPE ofrece un subsidio de seis meses, prorrogables hasta un máximo de 18.

Subsidio para liberados de prisión: el SEPE emite también una ayuda para las personas liberadas de prisión, ya que considera que también tienen derecho a cobrar un subsidio por desempleo durante seis meses, prorrogables por otros dos períodos de igual duración, hasta un máximo de 18 meses.