Pensiones

Cómo cobrar dos pensiones a la vez de dos países diferentes

Estos son los pasos que debe seguir una persona que quiera recibir una pensión de la Seguridad Social y de otro país donde haya cotizado para la jubilación.

Así permite la Seguridad Social que un trabajador cobre dos jubilaciones de dos países distintos.
Isabel Gómez
 

Los trabajadores españoles que durante parte de su vida laboral emigraron al extranjero, puede que cumplan las exigencias suficientes para cobrar dos pensiones al mismo tiempo. Un derecho que también tendrán los inmigrantes residentes en España y que coticen al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Aun así, muchos desconocen cómo se pueden llegar a simultanear, ya que sería muy beneficioso si se cobra, por ejemplo, una pensión de jubilación. Unos pasos que se especificarán a continuación. 

La Globalización ha conllevado a que muchas personas desarrollen su carrera laboral fuera del país de nacimiento o extiendan sus negocios fuera de las fronteras españolas. Cuando llevan cierto tiempo se suelen preguntar cómo repercuten las cotizaciones para las pensiones en el extranjero. Una respuesta condicionada según si los países en los que se ha trabajado tienen convenios con España y según el importe total de esta ayuda contributiva.

Pero esto no excluye con que las personas que han cotizado en países que no tienen convenio bilateral no puedan percibir ambas pensiones al mismo tiempo. Sin embargo, sí que se tienen que seguir una serie de acciones para poder ser beneficiarios de ambas.

Pasos para cobrar dos pensiones simultáneas de dos países diferentes

Cuando los trabajadores españoles que residan y cotice en el extranjero, o los inmigrantes de este país, deseen hacer una retiro de la vida laboral y solicitar una jubilación, deberán solicitarla primero en el lugar de residencia donde habite en ese momento o donde haya llevado a cabo la última actividad. Hay que recordar que en España, todos estos trámites se hacen a través de la Seguridad Social. Por tanto, la documentación a entregar solo es el DNI o pasaporte, y los datos bancarios del beneficiario.

Una vez solicitada, es el INSS quien se pone en contacto directamente con los países donde el futuro jubilado alegue que ha trabajado y cotizado. Si hubiera un convenio de colaboración entre ambos lugares, cada país efectuará los cálculos para determinar la cuantía que le corresponde. El mecanismo es el siguiente:

  • Se calcula la pensión del trabajador en cada sitio. Se computan todos los periodos cotizados en todos los países donde haya efectuado su labor.
  • Cada país ajusta la cuantía para que muestre el tiempo real trabajado en ese territorio. Es lo que se conoce como prestación prorrateada. 

En el mismo tiempo, si se hubiera cotizado en tiempo mínimo exigido en un país, con independencia del otro, la administración correspondiente calculará la pensión nacional que le pertenece. Es la denominada prestación independiente. A partir de ahí, se compara esta última con la prorrateada y el pensionista tendrá derecho a la que tenga un mayor importe. Si la prorrateada es la más alta, se podrá beneficiar de ambas jubilaciones a la vez de ambos países. 

¿Qué países tienen convenio de jubilación en España?

Los trabajadores pueden solicitar una pensión si han estado empleados y cotizando en:

  • Los países que formen parte de la Unión Europea.
  • Islandia.
  • Liechtenstein.
  • Noruega.
  • Suiza.

Todos sus sistemas de Seguridad Social están coordinados con el INSS, aunque hay otros 20 lugares que también presentan convenios bilaterales, entre ellos:

  • China.
  • Australia.
  • Estados Unidos.
  • Canadá.
  • Chile.
  • Marruecos.
  • Filipinas.
  • México.
  • Venezuela.

¿Y si se trabaja en un país donde no haya convenio de jubilación con España?

Como se ha explicado anteriormente, las personas que hayan trabajado en dos países, pero sin convenio bilateral entre ellos, pueden cobrar las dos pensiones. La condición es que:

  • En ambos países cumplan con los requisitos que sean necesarios por cada uno de ellos. 
  • Deberán tramitar la pensión contributiva ajustándose a los dos procedimientos exigidos por los dos países.

En este caso, será la administración pública quien tome la decisión de enviar la cuantía al país de origen o si se tendrá que recibir en una cuenta bancaria específica del lugar donde se haya trabajado.

ARCHIVADO EN: